ribera guadiana
  • |
Región Digital

Acto institucional en el Parlamento

La Asamblea reafirma su "compromiso" contra el "terrorismo" que mata a las mujeres

Martín apela a la unión de quienes construyeron la España democrática para combatir a quienes buscan invisibilizar la violencia contra las mujeres.

25 noviembre 2021 | Publicado : 12:11 (25/11/2021) | Actualizado: 13:30 (25/11/2021)

Ep./Rd.

La Asamblea de Extremadura ha reafirmado este jueves, 25 de noviembre, su firme "compromiso" contra la desigualdad de género y contra el "terrorismo" machista que amenaza, atemoriza y mata a las mujeres, y que tiene en el silencio a su mejor cómplice.

La comunidad extremeña ha celebrado un año más el acto central del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las mujeres en su parlamento autonómico, donde los cuatro grupos políticos representados han acordado una declaración institucional en la que expresan su compromiso contra esta lacra social y su rechazo a los discursos partidistas que se desmarcan del consenso.

Un acto conducido por la periodista Sara Solomando que ha recuperado la presencialidad tras el formato simbólico del 2020 marcado por la pandemia, sin las habituales actuaciones musicales de ediciones anteriores, y en el que han tomado la palabra la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, las cuatro portavoces de Igualdad de los grupos políticos, y el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

Así pues, la máxima responsable del Legislativo ha apelado a la unión de las fuerzas políticas y agentes sociales que construyeron la España democrática para combatir a quienes buscan invisibilizar la violencia contras las mujeres y llevar de nuevo a la sociedad a la oscuridad de la tiranía.

Igualmente, Martín ha apuntado que este año el protagonismo en el acto lo ha tenido la palabra, pues es el “mejor instrumento” para hacer frente a todo tipo de violencia, dado que las palabras, como vehículos de valores ideológicos, juegan un papel “esencial” en el fin de la violencia contra la mujer.

“No es violencia intrafamiliar ni violencia doméstica, es la violencia que un hombre o un grupo de hombres ejerce sobre la mujer en muchas y muy variadas formas”, ha asegurado la presidenta de la Cámara, quien ha considerado que asumir que haya personas que defiendan y afirmen en sede parlamentaria que las mujeres no son dueñas de su cuerpo es un hecho que “patea” al Estado de Derecho.

De la misma forma, la presidenta de la Asamblea ha subrayado que los avances conseguidos en materia de igualdad no son el producto de un mero cambio de época, sino que son el fruto de la lucha contra la hegemonía del discurso patriarcal que clasifica lo que se hace y no, así como lo que se dice y no y lo que se puede y no hacer.

A este respecto, Martín ha recordado que hace apenas un mes pudo comprobar durante una visita institucional a Nepal cómo las desigualdades que persisten en este país asiático retrotraen a una España en blanco y negro, al tiempo que ha expresado que ha comprobado cómo crece la preocupación de las familias por la inseguridad que sufren sus hijas al regresar a casa y observado cómo en otros ámbitos de la sociedad existe el arrepentimiento por ciertos delitos cometidos pero no en el caso de quienes ejercen violencia de género.

“Estos ejemplos me hacen pensar que formo parte de una generación, la democrática, que ha asumido nuestra libertad como un hecho natural, que siempre ha estado ahí”, ha aseverado Martín, quien ha considerado que éste es un déficit cultural que es preciso revertir porque los logros no son fruto del azar, sino del trabajo realizado en los últimos tiempos.

Así, según informa el Parlamento regional en una nota de prensa, Martín ha destacado que el mayor reto es vencer el silencio y visibilizar las nuevas formas de odio, dado que la violencia es transversal y no conoce de fronteras.

“La violencia contra las mujeres es letal y connivente con el discurso excluyente del odio, con el tratamiento mediático que no toma partido por la igualdad, con las redes sociales transformadoras en acoso constante, con la descalificación por sexo, con la desigualdad y aislamientos encubiertos en espacios de poder económico y social”, ha advertido la presidenta de la Cámara regional.

De esta forma, Martín ha afirmado que la sociedad democrática no puede dar espacio a quienes siembran la discordia como estrategia política y ha instado a ser más responsables que nunca porque nada es eterno y, mucho menos, ha dicho, la convivencia.

Al mismo tiempo, la presidenta de la Asamblea ha subrayado que el patriarcado es una cultura hegemónica conformada para que los hombres impongan su voluntad por encima de las mujeres, pero también un reducto en el que descasa el discurso de odio, de exclusión, de homofobia y xenofobia.

Por ello, Martín ha insistido en que el feminismo no es una lucha de mujeres contra hombres, sino la exclusiva búsqueda de la igualdad entre ambos sexos. “Si en la Europa del siglo XXI debatimos qué es la igualdad, qué es el derecho social qué es la libertad individual estamos en peligro”, ha asegurado Martín, quien ha apostillado que la herida de muerte a la democracia está hecha si no se para el odio como legítima opción de hacer electoralismo.

Así, la Jefa del Legislativo ha aseverado que el silencio es el mayor cómplice de la violencia, del terror y de las atrocidades. De la violencia que ha terminado con la vida de 1.117 mujeres y 44 menores y ha dejado huérfanos a otros 327.

“Como escribió Galeano: el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”, ha sentenciado Martín.

VOZ UNÁNIME CONTRA LA VIOLENCIA

Posteriormente las portavoces de Igualdad de los cuatro grupos han leído la declaración conjunta con motivo de este 25 de noviembre. Lorena Rodríguez Lucero, de Unidas por Extremadura, Marta Pérez Guillén, de Ciudadanos, Gema Cortés, del PP, y Soraya Vega, del PSOE han puesto voz a un texto en el que el Parlamento regional muestra su unanimidad en el compromiso de avanzar hacia la erradicación de la violencia de género.

Una Asamblea que "alza la voz contra el silencio", y que se suma a la de hombres y mujeres en todo el mundo que dicen "basta" a la violencia machista.

El texto se hace eco de las leyes de igualdad aprobadas en los últimos años, y también del Pacto contra la Violencia de Género, que deberá ser renovado el próximo año en el que cumple su vigencia, y también subraya el peso de la igualdad en los planes económicos tras la pandemia, en tanto que "no puede haber recuperación sin igualdad", y que una sociedad democrática "no soporta que las mujeres vivan violentadas, amenazadas o con miedo".

Por ello clama contra los intereses partidistas que tratan de capitalizar el dolor, y anima a seguir buscando el acuerdo para sumar voluntades contra la desigualdad.

"La violencia machista nos interpela y debemos combatirla con todos los medios a nuestro alcance", señala el texto, que ratifica el compromiso contra la violencia que sufren las mujeres.

En el acto también se ha proyectado un vídeo de la campaña de la Consejería de Igualdad, dirigido a los jóvenes con el hashtag "No es un cuento", y que se justifica, tal y como ha señalado la conductora del acto, Sara Solomando, por datos que ponen "los pelos de punta" y que reflejan un incremento del número de jóvenes que niegan la desigualdad entre hombres y mujeres.

"ESTAMOS AGOTADAS"

La periodista extremeña ha compartido algunas vivencias propias que le han acompañado de niña, adolescentes y de adulta, que le han llevado a la conclusión que "nunca va a estar a salvo", y que está "cansada de asumir" que es su "responsabilidad". "Yo, nosotras, estamos agotadas señores", ha dicho.

"Exhaustas de tener que interpretar los silencios, hartas de como se nombra lo que está a la vista y que algunos insisten en no ver", ha compartido, antes de dirigirse a los varones a quienes "han criado para ser fuertes, insaciables y competitivos, aquellos educados en la conquista y para la autoridad, para la humillación y el desprecio de las mujeres".

Al tiempo que ha advertido que la capacidad de destruir al otro "se aprende y se hereda". "Poneros frente al espejo y revisaros, no riáis los chistes machistas, atreveros a afear el comportamiento del que presume de que se va de putas, del que ríe o hace comentarios obscenos, del que habla sobre cómo viste una mujer", ha interpelado.

"No continuéis siendo cómplices", ha señalado la periodista, quien ha puesto el foco en la palabra que define a quien ejercen esta violencia, y que asegura que "no es solo un maltratador, es un terrorista".


Noticias Relacionadas

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.