arroces
  • |
Región Digital

Javier Cercas invita a la región a tener "autoestima"

Emoción y gratitud entre los galardonados con la Medalla de Extremadura

La sociedad civil vuelve a ser la principal protagonista del acto institucional celebrado en el Teatro Romano de Mérida en una noche llena de buenos deseos

María Gallardo Jiménez

07 septiembre 2019 | Publicado : 23:04 (07/09/2019) | Actualizado: 03:18 (08/09/2019)

DISCURSO CIUDADANO

Un año más, el acto de entrega de las Medallas de Extremadura ha estado presidido por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Nada más empezar, un grupo de niños ha bajado por las escaleras del Teatro Romano portando las banderas de Extremadura, España y Europa, ataviados con 9 trajes regionales pertenecientes a siete federaciones que forman parte de la Federación Extremeña de Folklore.

Así, tras el izado de las banderas de España y de Extremadura al son de los himnos nacional, regional y europeo interpretados por la Orquesta Infantil y Juvenil de Extremadura (conformada por 160 niños y adolescentes), ha comenzado el acto de imposición del máximo galardón que otorga la Comunidad Autónoma, este año presentado por las periodistas extremeñas Ángeles Blanco, en la actualidad al frente de los informativos de fin de semana de Telecinco, y Leticia Antúnez, coordinadora de la sección de Deportes en Canal Extremadura TV.

En cuanto al discurso ciudadano, este año ha sido protagonizado por el escritor extremeño Javier Cercas, nacido en Ibahernando (Cáceres) y medalla de Extremadura en 2005, referente de las letras en España. Su obra cumbre es ‘Soldados de Salamina’, traducida a más de 30 idiomas, y que fue llevada al cine por David Trueba con mucho éxito.

En una extensa intervención, el autor criado en Gerona, se ha visto "obligado" a dar las gracias al presidente de la Junta "por haberme invitado, es un gran honor, de todo corazón estar aquí, casi tanto lo es, por haber recibido hace ya unos años la Medalla de Extremadura, que hoy han recibido gente y autoridades tan valiosas". 

No obstante, ha advertido de que esta decisión podría ser una “temeridad”, dada su condición de escritor, porque “un buen escritor es alguien que se dedica a decir aquello que la gente no se atreve a expresar”. Según sus palabras, "un buen político ante un problema complejo lo reduce a sus líneas esenciales; sin embargo, un buen escritor es aquel que ante un problema complejo, en vez de resolverlo, lo vuelve más complejo todavía". 

"Soy esa mezcla de extremeño y catalán, a mucha honra, de los que hemos contribuido a crear la Cataluña moderna", ha admitido el escritor, quien se ha referido a la "masiva emigración que literalmente vació" la región, algo que él vivió con su propia familia tal y como le recuerda su madre cada vez que regresa a casa desde distintos puntos del planeta: "Qué, ¿a quién has visto de Ibahernando?".

A su entender, el principal problema de esta tierra -Extremadura- "es la falta de autoestima" y hay causas históricas que lo explican. "Ha sido una tierra relegada, postergada, maltratada, por momentos casi olvidada por los poderes públicos, y dominada por una aristocracia que vivía en Madrid", o solo se acordaba de Extremadura cuando el administrador de turno le pagaba lo que les debía de sus fincas.

"Los extremeños no somos mejores que nadie, pero tampoco somos peores que nadie. Extremadura tiene lo que hay que tener para convertirse, si todo el mundo arrima el hombro, en una de las comunidades autónomas más prósperas de España. Porque Extremadura ya no está en manos de aristócratas, sino en manos de todos y cada uno de los extremeños", ha recalcado el escritor.

Por ello, Cerca ha subrayado que a la política y a los partidos políticos "los necesitamos" -ha reconocido votar siempre cuando hay elecciones y haberlo hecho a partidos de izquierda, aunque nunca entraría en ninguno-, pero éstos no bastan para una democracia de verdad, "no es necesario estar en un partido político, hay que arrimar el hombro, cada uno en su sitio, a su manera, pero sin eludir la responsabilidad que tenemos todos".

Y es que, según sus palabras, "en cuanto das por hecha la democracia, ya la estás poniendo en peligro", porque los políticos se deben a la ciudadanía y no al contrario. Por tanto, "somos los ciudadanos los que fabricamos nuestro futuro, la política es algo demasiado importante como para dejarla en manos de los políticos", por lo que ha pedido a la ciudadanía su implicación para cambiar su destino.

Así, ha puesto como ejemplo la defensa del planeta, la defensa de las mujeres que son asesinadas o subordinadas a los hombres y ha defendido una cultura de la paz, la concordia y la prosperidad donde reine la democracia, apostando por una Europa unida, federal “que no deje que mueran ahogados en el mar cientos de desgraciados”.

A continuación, el himno de Extremadura ha sido interpretado por el pianista emeritense Pablo Cascallana y la profesora de canto lírico y moderno Senda de la Montaña.

Las celebraciones del Día de Extremadura en el Teatro Romano de Mérida han finalizado con el espectáculo "Jóvenes extremeños", en el que jóvenes de la región han puesto en escena varias disciplinas artísticas y diferentes estilos musicales, con el broche final de la banda Tam Tam Go!. Este espectáculo ha contado con la participación de Jara San José, Los Ramoninos, Julia Rosa, Miriam Cantero, Aurora Samino, Julián Jaramillo, Celia Ruiz, La Pájara, el Conservatorio de Danza de Cáceres, la Orquesta Joven de Extremadura y la Escolanía Pueri Angelorum de Campanario.

Al mismo tiempo, la dirección artística del espectáculo ha corrido a cargo de Pilar Vizcaíno (directora de Orquesta); la dirección de la Orquesta Joven de Extremadura ha estado bajo la batuta de su titular, Andrés Salado, y la producción musical ha sido de Jorge Caballero.

Finalmente, dentro de los actos del Día de la Comunidad Autónoma, este domingo, 8 de septiembre, tendrá lugar una misa solemne en la basílica de Santa María de Guadalupe, a las 11:00 horas, a la que asistirá el presidente de la Junta de Extremadura, entre otras muchas autoridades.

La poeta cacereña Ada Salas, el Consorcio Patronato del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, la periodista pacense Mª Jesús Almeida Loreces, la Sociedad Micológica Extremeña y la Unidad Militar de Emergencias (UME) y el colectivo de las policías locales de la región (ex aequo), han sido los galardonados en la noche de este sábado, 7 de septiembre, con la Medalla de Extremadura, máxima distinción que otorga anualmente el Gobierno regional.

Un año más el Teatro Romano de Mérida ha lucido sus mejores galas durante el tradicional acto de entrega de estas concesiones, en el que la sociedad civil ha vuelto a ser la principal protagonista del mismo, puesto que tal y como viene sucediendo año tras año, se han vivido momentos muy emotivos, llenos de gratitud, anécdotas y también reivindicaciones -menos, eso sí, que en los años anteriores-.

El lema 'Sencillamente Extremadura' ha vuelto a ser el elegido por el Ejecutivo regional para conmemorar el día grande de la Comunidad Autónoma, dos palabras que dicen mucho de los extremeños, de todo lo que dan en su día a día y de todo lo que son. Precisamente, muchos de los que han tomado la palabra, como así lo ha hecho el escritor Javier Cercas en su discurso ciudadano, ha abogado por que Extremadura debe creérselo más, tener más autoestima y valorar todas las riquezas históricas, culturales, gastronómicas y sociales que tiene.

ADA SALAS

La periodista Mercedes Rodríguez Rey (representante de la revista PlanVe) ha entregado la Medalla de Extremadura a la poeta Ada Salas, quien muy emocionada, ha reconocido que era "impresionante" estar en el Teatro Romano. "Aquí puedo afirmar que los milagros existen, porque me está sucediendo a mí y puedo compartirlo con todos ustedes".

Después de dar las gracias a todos los colectivos, autoridades y particulares que han hecho posible este reconocimiento a su trayectoria, la escritora ha resaltado "soy tan pequeña para un galardón como éste, que me ha llenado de emoción". Además, ha hecho un repaso a ciudades y pueblos de la geografía extremeña, topónimos que siempre estaban en boca de su padre, quien "amaba nuestra tierra y me transmitió ese amor como un viajero por su patria extremeña".

Y es que, según su progenitor, "había tencas suficientes para su amor a su pesca, vinos de pitarra, parajes que admirar, pueblos, paisajes, piedras..., no rebasaba los límites de su región, porque había suficientes tesoros, para disfrutar de la belleza de nuestra región".

Ada Salas ha hecho una parada en Cáceres, su ciudad natal, donde se le despertaron los apetitos de leer, conocer y amar a la poesía. Unos "años prodigiosos" -los 80-, en una tierra rica y de extraordinarios poetas. "Éramos, fuimos como tantos jovencísimos artistas, abiertos, valientes, locos, libres, mucho más que ahora", ha recalcado, haciendo alusión al cantautor extremeño Luis Pastor y su hijo, quienes recientemente han sido "víctimas de una censura que nos ha hecho a todos temblar y temer".

Como era de esperar ha tenido palabras de elogio y reconocimiento para los escritores extremeños que escriben poesía, novela o ensayos, "grandes en la literatura universal en nuestra lengua", de los que ha querido referirse a algunos de los que ya no están como Jesús Albiz, Dulce Chacón, Ángel Campos, Santiago Castelo o Julián Rodríguez.

"De ellos y de todos los demás he aprendido y tengo mucho que aprender y con ellos lo comparto -esta Medalla-, porque se reconoce en mi persona a la literatura y el arte” que permiten, según sus palabras, “acallar el ruido y hacer hablar al silencio”.

Por ello, la poeta ha abogado por una literatura, arte, educación y pensamiento en libertad. "Reguemos el árbol de nuestra cultura, dejémoslo crecer para el futuro de Extremadura, y por ende, para el futuro de nuestro país", ha sentenciado.

Cabe recordar que Ada Salas es una de las máximas representantes de la poesía extremeña, más reconocidas en España y que colabora activamente en la difusión de la cultura y la literatura en numerosos foros nacionales e internacionales. Su última obra publicada este mismo año es “Descendimiento”.

FESTIVAL DE MÉRIDA

A continuación, la actriz emeritense Ana Trinidad ha sido la encargada de entregar la Medalla de Extremadura al director del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, Jesús Cimarro, y al alcalde emeritense y vicepresidente del Consorcio del Patronato del certamen, Antonio Rodríguez Osuna.

El encargado de agradecer la distinción ha sido el propio Cimarro, quien lo ha hecho en nombre de todas las personas que han formado parte del certamen a lo largo de su dilatada historia. "Esta concesión es un orgullo para todas las personas que represento", ha insistido.

Según sus palabras, "miles de personas han sumado su esfuerzo" para conseguir que el Festival de Mérida "sea uno de los eventos culturales más importantes del país, impulsor de las artes escénicas y de muchísimas alegrías".

Cimarro ha hecho un repaso a este evento que ha sumado este verano las 65 ediciones, destacando que otros directores que le antecedieron hicieron lo posible para que ahora en su 65ª edición "haya alcanzado su madurez", convirtiéndose en "motor económico y dinamizador" de la región.

El director del Festival de Mérida ha reconocido que en los últimos años han actuado en el mismo actores y actrices "de primer orden", junto a "valores emergentes y nuevos valores" que han apostado por el talento local, regional y nacional.

Todo, tal y como ha subrayado, "ha merecido que Mérida se convierta en foco del turismo estival, una cita ineludible que anhelan la experiencia de vivir una noche de verano en este maravilloso recinto, bajo las estrellas de este marco incomparable".

Igualmente, Cimarro ha reconocido que esta Medalla se trata de "un triunfo de todo el sector de la cultura extremeña", pero también de un esfuerzo de las instituciones y entidades que apoyan este evento, "y sobre todo del público de la ciudad, de Extremadura y de fuera que viene año tras año".

En definitiva, para Cimarro, esta Medalla de Extremadura es la "consecuencia de un todo". Y es que además del interés que despierta la programación, "el público repite cada año y muestra su cariño a la ciudad".

Por ello, dirigiéndose a éste último, ha pedido que "sigan protegiendo su legado, nuestro legado, de quienes con intereses equivocados pretendan expoliarlo o revertir lo hasta ahora conseguido".

"A nosotros no se nos olvidará jamás, el equipo que ha trabajado en los últimos años se merece esta Medalla que se quedará aquí, en Mérida. Nosotros nos llevamos la experiencia vivida, lo que hemos aprendido aquí nos lo llevaremos siempre. Hay que seguir apostando por la cultura como herramienta de desarrollo y entendimiento de los pueblos", sentenció.

Cabe recordar que el Consorcio Patronato del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, que cumple 86 años, ha sido reconocido con el máximo galardón de Extremadura por su impulso de las artes escénicas en general y del teatro en particular, motor de la economía regional y local y polo atrayente para el turismo. 

MARÍA JESÚS ALMEIDA

Seguidamente, Daniel Martín Peña, director de Onda Campus, emisora de radio de la Universidad de Extremadura (UEx), ha entregado la Medalla de Extremadura a la periodista pacense Mª Jesús Almeida. Muy emocionada hasta saltarse las lágrimas, ha recordado a sus padres, hermanos, marido y compañeros de profesión. Una profesión, el Periodismo, a la que ha calificado como "la mejor del mundo".

Con la Medalla de Extremadura ha reconocido sentir el "reconocimiento de mi pueblo", por lo que "ya no necesito más, estoy cumplida". Ha atribuido esta distinción "al cariño" de la gente, porque "yo no he hecho más que ningún otro extremeño".

Ha tenido palabras también de agradecimiento a "un gran hombre de radio", Julio Luengo, quien "creyó en mí cuando nadie creía", lo que hizo tener una intensa y fructífera carrera en las ondas, hasta alcanzar una jubilación que le asegure su futuro.

Agradecimientos también ha tenido Almeida para la Cadena SER, donde ha desarrollado su oficio de periodista y considera "su casa". Precisamente, ha dedicado esta Medalla al Periodismo, "profesión hermosa y dura", que no tiene la remuneración adecuada y no se le da el medio fundamental para realizarlo, tal y como ha considerado.

A pesar de que, a su entender, "no hay democracia sin medios libres y sin profesionales", ha lamentado que los medios privados se están vaciando de profesionales, y muchos de los que trabajan en ellos lo hacen como falsos autónomos.

Además, ha alertado de que las redacciones están cada día más reducidas, "lo que dificulta e imposibilita que el periodista pueda contestar a la pregunta ¿por qué?". Estamos en un tiempo, según sus palabras, en que las redacciones están menguadas, con lo que el derecho del ciudadano a la información que la Constitución consagra "está en peligro".

A su vez, Almeida ha subrayado que los medios públicos "deben sacudirse la presión de nuestros gobernantes, porque se deben a los ciudadanos, no son de los políticos, ni son propaganda política". También ha alertado del intrusismo existente en la profesión, por lo que ha vaticinado un "oscuro futuro" a los estudiantes que se forman en Periodismo porque "¿qué porvenir les estamos preparando?".

De este modo, ha abogado por una profesión reglada, en la que para quien quiera trabajar sea obligatorio cursar algunos de estos dos grados: Comunicación Audiovisual o Periodismo. Todo ello, "sujeto al código de ética que nos avala".

"Estoy abrumada, pero sostenida por los compañeros, que a pesar de las dificultades realizan un magnífico trabajo", por lo que ha dedicado su Medalla a todos ellos.

Cabe recordar que esta veterana periodista, ahora jubilada, desarrolló su carrera en los servicios informativos de la Cadena SER, llegando a ser jefa regional cuando los puestos de dirección eran ocupados solamente por hombres. Fue la primera mujer que empezó a trabajar como periodista en la emisora de Badajoz, EAJ 52 Radio Extremadura en 1977. 

SOCIEDAD MICOLÓGICA EXTREMEÑA

El presidente de la Asociación para la Defensa de la Naturaleza de Extremadura (ADENEX), Jorge Vega, ha entregado la Medalla de Extremadura al presidente de la Sociedad Micológica Extremeña, Fernando Durán, quien ha recordado que recogía esta distinción en nombre de los más de 300 socios que constituyen esta entidad, y de aquellos que ya no están pero su recuerdo sigue vivo.

Durante su intervención, ha recalcado que este colectivo nació en 1981 de la mano de cinco farmacéuticos (María Dolores Rodríguez Sánchez, Gaspar Manzano Alonso, Matías Rodríguez Pazos, José Luis Pérez Chiscano y José Antonio Bote Curiel) quienes fueron los "pioneros" y "sembraron las esporas de nuestra sociedad".

Desde entonces se pusieron en marcha para "estudiar y conocer los hongos que tenemos en nuestros bosques y dehesas, matorrales y pastizales". "Hemos trasladado esos conocimientos a la sociedad extremeña", conmemorando cada año el Día de la Seta en Extremadura, en un fin de semana del otoño, eligiendo un municipio alterno de la región, y haciendo una versión en primavera con las setas y hongos que nacen en esa estación del año, como son los casos de los gurumelos, las colmenillas o las criadillas.

Además, desde este colectivo, tal y como ha precisado, cada año publican un cartel de setas, sin olvidar que la web de la Sociedad Micológica Extremeña cuenta con 800 especies de setas "magníficamente representadas". También "son muchos los libros que hemos publicado", al tiempo que han descubierto 17 especies nuevas de hongos para la ciencia, "algunas de ellas llevan en sus nombres resonancias de esta tierra".

Por ello, Durán ha abogado por llevar a cabo desde la Administración autonómica la redacción de un borrador para la regulación de la recogida de hongos, porque Extremadura cuenta con "una gran riqueza micológica que hay que conservar".

"Debemos regular la recogida de setas para conservarlas, y llevar a cabo la protección de algunas especies de hongos", ha resaltado el presidente de esta entidad, quien al mismo tiempo ha reconocido que en la actualidad hay muchas especies protegidas, "pero son los grandes olvidados en la protección de la naturaleza, no solo aquí, sino también en Europa", ya que gracias a sus funciones, como el reciclado de la materia, los bosques y ecosistemas "gozan de salud y estabilidad".

UME Y POLICÍA LOCAL

Finalmente, el presidente de la Junta ha entregado la Medalla de Extremadura ‘ex-aequo’ a la Unidad Militar de Emergencias (UME) y al colectivo de los cuerpos de Policía Locales de Extremadura. El primero en tomar la palabra ha sido Miguel Alcañiz Comas, Teniente General de la UME, quien ha destacado que recibir esta Medalla "es un honor", por lo que "nos servirá de acicate y de estímulo" para seguir "sabiendo representar a España, dentro de nuestro territorio y por el mundo".

Ha agradecido al pueblo de Extremadura "por las muestras de cariño que siempre nos demuestran", de los que sienten sus palabras de aliento, sus muestras de cariño y hospitalidad. "Os hago partícipes al pueblo extremeño de esta Medalla que nos acaban de conceder", ha recalcado.

Ante el público del Teatro Romano, ha subrayado que la UME se creó un 7 de octubre de 2005, por lo que dentro de un mes, el día de su Patrona -Nuestra Señora del Rosario- "cumpliremos 14 años que no son nada si lo comparamos con los 500 años de otras unidades del regimiento de infantería del Ejército español".

En este lapso de tiempo, la UME ha actuado en 534 intervenciones, de hecho en estos momentos se encuentra en Galicia ayudando "en unos terribles incendios en una comunidad autónoma tan querida". Eso sí, ha reconocido que la UME nació para hacer frente a los riesgos naturales, pero con el paso del tiempo ha evolucionado para hacer frente también a los riesgos tecnológicos, nucleares, radiológicos o medioambientales.

"Aquí, en Extremadura, se nos conoce porque hemos hecho un esfuerzo para luchar contra el camalote. Hemos retirado 63.000 toneladas de esa planta que asfixiaba el río Guadiana", ha remarcado el Teniente Coronel. Eso sí, ha hecho hincapié en que la UME suma. "¡Qué bonito es sumar!, porque ahí con nosotros estaba la Junta, la Delegación del Gobierno, la UEx, la Brigada XI de Bótoa, los regantes de ambas partes del río, los vecinos...", ha destacado.

En un momento su intervención, Alcañiz ha hecho alusión de que en Extremadura como en muchas partes de España "nos azotan los incendios", por lo que ha querido tener un emotivo recuerdo hacia el cabo extremeño Alberto Guisado Majano, quien "entregó su vida" en el año 2012 en un incendio producido en Sierra de Gata. "En el Ejército decimos que uno no muere mientras que se le recuerda", ha subrayado, al tiempo que ha pedido un afectuoso aplauso al padre y al suegro del fallecido, así como a los dos compañeros que viajaban con él en el vehículo siniestrado, viviéndose el momento más emotivo de la noche.

Para finalizar, y dirigiéndose a los extremeños, el Teniente Coronel les ha pedido que "no se preocupen, estén tranquilos, porque cuando crean que no les queda nada, todavía les quedará la UME".

Hoy en día, la Unidad Militar de Emergencias tiene como misión intervenir en cualquier lugar del territorio nacional para contribuir a la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas.

Entre las últimas actuaciones que ha llevado a cabo en Extremadura destaca la realizada, desde octubre de 2018 y hasta marzo de 2019, consistente en la extracción y control del camalote en el río Guadiana a su paso por Badajoz, en la denominada “Operación Medioambiental Extremadura”.

Por último, Rubén Muñoz Garrido, superintendente de la Policía Local de Badajoz, ha reconocido que esta Medalla de Extremadura es "un honor y un reconocimiento" para este colectivo que está representado en más de 180 municipios.

El agente ha destacado la vocación de servicio con la que trabajan en su día a día, desde que sus antecedentes la "forjaron con tesón". Una labor que se ha ido perfilando con la experiencia aprendida y con sucesos que han ido ocurriendo y en los que "hemos ido poniendo en riesgo nuestra propia vida".

Este camino trazado en el tiempo, ha ido remozándose con mejoras técnicas y una alta cualificación profesional. "Hoy ponemos en valor un servicio policial moderno y próximo al ciudadano", ha recalcado.

Muñoz también ha subrayado que se trata de “un servicio policial moderno, eficaz y próximo al ciudadano que supone la puerta de entrada a la esfera administrativa”. Y es que, a su juicio, “contribuye a conseguir altas cotas de seguridad y protección también de los colectivos más vulnerables gracias a su especialización”.

Por tanto, de cara al futuro se plantean como reto afrontar todos los espacios que se les asignen, porque ser policía local es "una de las profesiones más gratificantes que existen". De ahí que haya valorado su día a día y el de los casi 1.500 compañeros y compañeras “que con empeño se dejan la piel en Extremadura para que vosotras y vosotros seáis felices”.

Cabe recordar que la Policía Local es la primera fuerza de seguridad a la que el ciudadano recurre ante cualquier problema y ofrece seguridad, confianza, tranquilidad, profesionalidad y respeto. 

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.