dia internacional mujer 2021
  • |
Región Digital

Los problemas más habituales en calderas de calefacción y cómo solucionarlos

Muchas personas se topan a diario con ciertos problemas que son de lo más habitual con instalaciones de este tipo.

22 febrero 2021

Rara es la vivienda que no tiene una caldera de calefacción. Actualmente, son el medio más habitual para disfrutar de agua caliente en el hogar, sobre todo cuando pensamos en las calderas de gas.

 

Precisamente por eso, muchas personas se topan a diario con ciertos problemas que son de lo más habitual con instalaciones de este tipo. Hay que tener en cuenta que las calderas son instalaciones con un trabajo constante, sobre todo en los lugares más fríos del país.

 

A consecuencia de esto, el deterioro pasa factura y se empiezan a detectar ciertos problemas con las calderas que requieren intervención. Ahora bien, ¿cuáles son los más habituales? ¿Cómo y por qué puede estar fallando la caldera de tu casa? Son preguntas a las que aquí vamos a dar respuesta.

 

De hecho, también te vamos a explicar las mejores maneras de arreglar estas incidencias. Aunque ya podemos irlo adelantando, lo ideal es que tengas un teléfono a mano.

 

¿Qué problemas puede tener tu caldera? ¿Cómo se arreglan?

 

Hay varios problemas bastante frecuentes con las calderas en el hogar. Problemas que, como bien subrayan los especialistas de fontanerosterrassa.cat, siempre se arreglan fácilmente contando con un buen profesional.

 

Por muy “manitas” que puedas ser, hay ciertas partes de estas instalaciones que son muy delicadas, además de que suelen hacer falta piezas o incluso herramientas que no todo el mundo puede tener a su disposición. Por todo esto, y porque rara es la persona que tiene conocimientos avanzados de calderas, verás que siempre aconsejamos recurrir a técnicos en caso de averías.

 

Pero volvamos a los fallos y problemas. ¿Cuáles son los más habituales con las calderas? Los que vas a encontrar a continuación:

 

Hay fugas de agua

 

Puede darse el caso de que haya fugas de agua en el circuito de la caldera. Esto pasa generalmente porque se haya roto algún componente interno del sistema o porque hay alguna parte que se ha corroído por el paso del tiempo. A veces, también puede ser por una mala instalación.

 

En estos casos, lo mejor para ponerle remedio es contactar con un profesional. Detectan rápidamente el origen del problema y lo reparan cuanto antes. Es lo más aconsejable, dado que suelen hacer falta piezas de recambio y, a veces, es difícil dar con el núcleo de la avería.

 

La llama no enciende o se apaga sola

 

Toda caldera de gas debe tener una llama azul encendida, que es la que hace que el quemador se encienda una vez tiene que empezar a trabajar la caldera. Si este piloto no logra encenderse, puede ser porque el suministro de gas no llega bien o porque hay algún otro fallo en la instalación.

 

Por otra parte, también es posible que se encienda, pero al cabo de un rato se apague. A veces pensamos que es por una avería, cuando puede tratarse simplemente por una ráfaga de viento. Compruébalo y, de no ser así, contacta con un técnico. Es posible que haya suciedad acumulada en el circuito que genera esta llama, o que el gas no llegue bien.

 

Problemas con el termostato

 

Aunque los termostatos están diseñados para ofrecer una buena durabilidad, es muy posible que empiecen a perder precisión con el paso del tiempo. Si ves que la temperatura no se ajusta bien o la calefacción directamente no enciende, tienes que repasar el sistema.

 

Lo mejor que puedes hacer en estas situaciones es ver si la sonda de temperatura está bien colocada y en un sitio adecuado. Asimismo, comprueba que el termostato tiene batería y está bien encendido. Si compruebas todo esto y está en orden, el siguiente paso es llamar a un técnico especialista.

 

Presión muy baja

 

Hay veces que el agua no sale demasiado caliente, o que parece que el caudal no llega con la fuerza que debería. Esto, básicamente, se debe a que la presión de la caldera está baja. Lo bueno de esto es que no necesitas a un profesional para arreglarlo.

 

Consulta en las instrucciones de tu instalación cómo subir el nivel de presión y ya lo tienes. Generalmente, esta es la forma de arreglarlo. Ahora bien, si lo haces y sigue sin cambiar, puede deberse a fugas o a algún atoro. En estos casos, ya sí tienes que contar con un profesional para que se encargue.

 

Estos son los inconvenientes que suelen aparecer más frecuentemente con las calderas en los hogares. Estas instalaciones están sometidas a un uso bastante habitual, y eso provoca que sean propensas al deterioro.


Afortunadamente, conociendo la raíz de cada problema, sabrás perfectamente cómo actuar en cada caso. Aunque, como ya ha quedado más que claro, la vía más rápida, eficaz y cómoda pasa por acudir directamente a profesionales y técnicos en calderas para que se pongan manos a la obra.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.