• |
Región Digital

La importancia de la educación especial en los colegios

28 agosto 2019

La educación es crucial para que la sociedad pueda avanzar. Consigue que los ciudadanos tengan los conocimientos y los valores que permitirán mejorar los niveles de bienestar y de crecimiento, tanto a nivel personal, como económico. También permite reducir las desigualdades económicas y sociales y mejorar el panorama laboral de todos.

Si la educación ya de por sí es importante, todavía lo es más en aquellos niños y jóvenes que tienen alguna discapacidad, con independencia del grado. Es crucial que un profesional en educación especial se encargue de atender los diferentes casos según el nivel y la discapacidad.

En España, los niños que tienen discapacidades tienen la educación garantizada, aunque bien es cierto que todavía queda un largo camino por recorrer. Sin embargo, en otros países no tan afortunados descubrimos que los niños y niñas con discapacidad lo tiene muy difícil para acceder a la educación; de esta forma, también lo tendrán complicado en la integración laboral y social cuando se conviertan en adultos.

Cada vez está más presente la educación especial dentro de nuestros centros escolares. Se reduce el enfoque asistencial y se amplía el enfoque de atención psicoeducativa.

Se defiende la escuela inclusiva en la que todos tienen las mismas oportunidades. Se preserva la educación especial para que aquellos alumnos con necesidades educativas especiales y con necesidades específicas de apoyo pueden conseguir su máximo desarrollo de potencial.

Algunos puntos pendientes de la educación especial a día de hoy

La inclusión sería lo deseable, pero el objetivo principal es conseguir mantener la Educación Especial pese a todo.

En muchos centros escolares se mira todavía más allá, dejando a un lado la inclusión para enfocarse en la integración.

Hablamos de integración educativa cuando se incorporan niños con diversidad funcional en una clase convencional. Tendrán las mismas oportunidades para participar y, por descontado, serán aceptados por el resto de los alumnos.

Y es aquí en dónde nos encontramos con el primer problema a solucionar, y no está en los alumnos, si no en la sociedad: muchos centros educativos todavía no cuentan con los recursos humanos estipulados, arquitectónicos, técnicos, didácticos o tecnológicos, por decir algunos, para dar la atención que estos niños necesitan.

Aunque hay muchos centros que presumen de integrar a personas con discapacidad en centros ordinarios, las familias no siempre están de acuerdo con ellos, lo que supone una lucha diaria contra la Administración.

Muchas familias tienen que desplazarse más de 50km día a día para llevar a su hijo con discapacidad a un centro especial, mientras que otras pueden llevar a centros de educativos a su elección en un radio de 10km.

La gran mayoría de centros escolares no tienen ascensores para sillas de ruedas, braille en sus letreros, personal de apoyo para personas con discapacidad, programas informáticos adaptados, acústica correcta, entre otras grandes carencias.

Y mientras estos centros no estén preparados, tan solo podremos seguir soñando con la integración. Hay muchos objetivos planteados y, aunque parezcan complicados, estamos en camino a conseguirlos.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.