Ayudas corresponsabilidad  1
  • |
Región Digital

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial, comprometido con la innovación

Javier Ibañez, presidente del INTI, defendía en la pasada Mega Exposición de Ideas que la reinvención era un aspecto indispensable del sector.

06 marzo 2018

Para situarnos, cabe señalar que el susodicho evento fue organizado hacia finales del pasado año por Multimedios Agroempresario y consistió en dos jornadas de intercambio de conocimientos, posturas y planteamientos, especialmente orientados a la aspiración de Macri de convertir Argentina en el supermercado mundial. Se trataba a todas luces de “un desafío enorme para la Argentina ya que nosotros creemos que tenemos las condiciones necesarias”, en palabras del titular del INTI, Javier Ibáñez, quien está convencido de que, introduciendo los cambios paradigmáticos que requiere la situación, el país podrá conseguirlo.

Ibáñez ha destacado en más de una ocasión la ventaja comparativa que ve en las empresas argentinas debido a su adaptabilidad y disposición a asumir las transformaciones que las alteraciones del mercado requieran. Es precisamente a esta capacidad de adaptación a la que apela cuando anima a los agro-empresarios a reinventarse y reestructurar la percepción tradicional de esta industria de cara a abrirse las puertas del mercado global. Para ello habrán de entender que este mercado no es igual al argentino, dado que el segundo es uno más de los muchos que conforman al primero, cada uno provisto de sus particularidades y estándares individuales.

La población mundial no hace más que crecer, lo que supone una obvia subida de la demanda alimentaria en todo el mundo la cual, sumada a un aumento de la capacidad media de compra global, supondrá el establecimiento de un prometedor mercado cuya exigencia tendrá que ser satisfecha por aquellos países que dispongan de los recursos primarios, así como la estructura y planteamiento industriales, adecuados para ello. Argentina ya cuenta con lo uno, y planea establecer los otros a la mayor brevedad. De ahí que la innovación sea pieza clave en esta nueva hoja de ruta, y es que atendiendo a palabras del propio Ibáñez “es el sendero que nos posiciona para ser competitivos a través de la diferenciación”.

Continuando con las declaraciones del presidente del INTI, la industria agraria argentina es reconocida por sus “buenos productos de claridad”, por lo que para Ibáñez “el desafío ahora es diferenciarnos con productos innovadores”. Acto seguido, aseveró que la industria agraria de Argentina debe dirigir su mirada hacia los “mercados diferentes, que son más exigentes, que tienen una cultura alimenticia radicalmente opuesta a la nuestra”. Para ello, los productores argentinos deben modificar el enfoque tradicional en su totalidad, haciendo uso de “nuevos procesos productivos en una constante diversificación de sus productos”, para transformar la manera en que funciona su industria estableciendo una “producción de agregado de valor”.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial sugería a los empresarios que para ello “se apoyen en la institución”, de manera que les resulte lo más cómodo posible adoptar este nuevo rumbo encaminado a la innovación. Indicó asimismo que “las instituciones de transferencia tecnológica están para poder darles las herramientas a las pymes para esa transformación”. Desde hace sesenta años este organismo ha ofrecido a la industria argentina numerosos servicios de diversa índole, además de fortalecer la industria agraria al trabajar con especialistas que “están permanentemente mirando cuáles son los avances tecnológicos en el mundo”, volcando todos sus esfuerzos con la finalidad de “que esos conocimientos se puedan transferir a la industria argentina”. Cabe señalar que actualmente el INTI cuenta con casi una treintena de centros tecnológicos sectoriales para cada sector de la industria argentina, incluyendo 4 centros destinados a diversos aspectos del rublo alimentos, aparte de 24 centros regionales.

Por lo tanto, y pese a las complicaciones cuya existencia en el mercado argentino el propio Ibáñez reconoce, representadas en gran parte por “la burocracia del Estado, los costos de logística y la falta de infraestructura”, el titular del INTI confía en que “la innovación es el camino” y los productores argentinos, ayudándose de las oportunidades que el Instituto aspira a brindarles en términos de desarrollo, variación general y agregado de valor, serán capaces de enfrentar con éxito el desafío de convertir Argentina en el supermercado del mundo, destacando sus productos por medio de la diferenciación.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.