asamblea big
  • |
Región Digital

Cómo las aspiradoras le han ganado terreno a un invento secular

16 enero 2018

Durante muchos años, el interior de las viviendas se mantenía limpio gracias al uso de las escobas. Sin embargo, este utensilio dejó de usarse con tanta frecuencia con la llegada de la aspiradora, un invento que facilitaba la tarea. Además, en las últimas décadas, los avances han permitido su evolución, y un buen ejemplo de ello son las prácticas aspiradoras Dyson, muy fáciles de encontrar hoy en día en el mercado de los electrodomésticos.

Primero fue la escoba. Se cree que fue allá por el siglo V a.C. cuando comenzó a crearse un utensilio similar en su forma a lo que hoy conocemos como escoba. Con el paso del tiempo, fue cambiando sus materiales, adaptándose también a los cambios en los hogares. Un cambio importante en su uso fue el paso de vivir en casas a vivir en edificios, como es frecuente sobre todo en las ciudades actuales.

En ellas, la contaminación es mayor y en las viviendas se acumula mucho más polvo y suciedad. Además, el uso de elementos como las alfombras hace más dificultosa la tarea de limpiarlas y de limpiar realmente nuestra casa (y no trasladar el polvo de una estancia a otra). Con la aspiradora este problema no existe, ya que la suciedad es atrapada directamente e acumulada en el interior de este electrodoméstico. El resultado es una limpieza más eficaz y rápida. Hay que recordar que las escobas, a pesar de que limpian fácilmente ciertas superficies hechas por ejemplo de baldosas, difícilmente conseguimos que no quede ni el más mínimo resto de pequeñas partículas. Además, las modificaciones en la zona del mango que se han experimentado sobre las aspiradoras permiten que sean empleada sin necesidad a penas de inclinarse, evitando causar así problemas en la zona de la espalda y cansancio.

A esto han ayudado todas las innovaciones que la aspiradora ha ido incorporando con el paso de los años. Hoy en día, encontramos aspiradoras que funcionan sin cables, sin necesidad de que sean recargadas durante horas, con o sin mango… Es decir, cualquiera persona que lo desee puede encontrar la aspiradora que más se adecúa a sus necesidades.

Parte de ello se lo debemos a Hubert Cecil Booth, quien en 1898 comenzó a darle vueltas a la idea de crear un aparato aspirase el aire, en lugar de expirarlo –que era el invento que él había visto en una presentación en el Empire Musica Hall de Londres–. Años después, en 1907 la aspiradora que conocemos como doméstica se hizo realidad. Su creador fue James Murray Spangler, quien elaboró un aparato más manejable, permitiendo así que fuese posible su desplazamiento. Tras venderle la patente al marido de su prima, William Henry Hoover, este creó una compañía que comercializó el nuevo invento por todo el país.

Desde entonces, el desarrollo de este invento continuó. En la actualidad, vemos como aquel invento secular, la escoba, sigue estando presente en los hogares españoles y es curioso como continúa siendo compatible con la aspiradora. Eso sí, aunque la primera suele emplearse con frecuencia en la limpieza de las cocinas, en el resto de la casa la aspiradora suele ser la elegida.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.