the geco
  • |
Región Digital

El Hospital Universitario de Cáceres continúa con la licencia de apertura condicional

No tiene aún los permisos definitivos municipales a la espera de corregir una serie de advertencias elevadas desde los servicios técnicos del Ayuntamiento.

18 octubre 2019

Ep.

El Hospital Universitario de Cáceres, que abrió sus puertas el pasado 30 de enero, continúa con la licencia de apertura "condicional", es decir, no tiene todavía los permisos definitivos municipales a la espera de corregir una serie de advertencias que se elevaron desde los servicios técnicos del ayuntamiento cacereño.

No obstante, la situación urbanística del centro hospitalario es "regular" y "no hay nada irregular" en las instalaciones, según ha aclarado el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, que apunta que se trata de una práctica urbanística muy habitual que se conceda una licencia provisional, a la espera de conseguir los permisos definitivos.

Entre estos flecos que hay que cerrar no está el asunto de los vertidos de residuos que el centro ha estado lanzando durante varias semanas a la finca El Cuartillo, ya que, según ha explicado Salaya, cuando los técnicos municipales inspeccionaron el hospital, no detectaron esta anomalía porque no estaban funcionando las cocinas todavía.

Y es que los vertidos se debían a una mala conexión del desagüe del lavavajillas de la cocina que vertía el agua sucia a una conducción que recoge el agua de lluvia y no a la red de saneamiento, pero el asunto ya está solucionado por parte del Servicio Extremeño de Salud (SES) que ha acometido las obras pertinentes para realizar las conexiones correntas.

"Cuando se abrió el hospital, los técnicos no desmontan el hospital para analizar cómo están sus canalizaciones, y si en ese momento no está funcionando el tren de lavado de la cocina, no vemos que el lavavajillas está vertiendo el agua en la tubería que no es, que es lo que ha pasado al final", ha insistido el regidor cacereño, que insiste en que el asunto "se ha magnificado" porque cuando el PP denuncia los vertidos, "la situación ya se había corregido", por lo que "es una alarma innecesaria", ha dicho.

"Los vertidos son de un tren de lavado y el ayuntamiento cuando estudió la situación de la obra para dar la licencia de obra no tenían por qué estarse produciendo esos vertidos", ha recalcado Salaya en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno tras ser preguntado por este asunto.

AGUAS LIMPIAS

El portavoz del equipo de Gobierno, Andrés Licerán, también se ha referido a este tema para aclarar que el agua que sale ahora mismo por la tubería es "limpia" y procede de los sistemas de refrigeración del hospital y de una conducción de aguas de lluvia. Licerán ha insistido en que desde el pasado 4 de octubre está solucionado este vertido de "agua sucia" que, "en ningún momento ha puesto en riesgo la salud, ni la sanidad ni el Guadiloba ni ninguna de las burradas que hemos llegado a escuchar esta semana", en alusión a las denuncias del PP.

El portavoz ha incidido en que el consistorio está en continuo contacto con la diputación cacereña y con el SES, que son las instituciones implicadas y que informan de cómo va evolucionando el vertido, que ahora mismo continúa porque se arrastra agua de la tubería pero no es agua residual.

A la pregunta de los medios sobre si el problema de vertidos de residuos se está produciendo en otra obra de cierta importancia que se está desarrollando en la ciudad, el portavoz municipal ha contestado: "No nos consta".

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.