Región Digital
Suscribete rectangular

Algunos de los problemas psicológicos más frecuentes en la infancia

Te descubrimos los trastornos psicológicos que sufren los niños más a menudo y cuáles son los tratamientos más efectivos para solucionarlos.

20 octubre 2017

Muchas personas piensan que la infancia es siempre una etapa feliz y que los niños no atraviesan por grandes dificultades ni suelen tener ningún tipo de problema en su vida. Nada más lejos de la realidad. En la infancia se suelen sufrir con cierta frecuencia diversos tipos de trastornos psicológicos, que pueden dificultar la adaptación del niño a su entorno y que tenga un desarrollo adecuado.

Es imprescindible entender y tratar todos estos problemas cuanto antes, para que el niño tenga una vida plena y feliz y un buen desarrollo. A continuación, puedes encontrar información de gran utilidad sobre los trastornos psicológicos que se dan con mayor frecuencia en la etapa de la infancia y los mejores tratamientos, siempre contando para ello con profesionales especializados, como Nuestros psicólogos de Madrid, que se pueden encontrar en psicomaster.es.

 

Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH)

Un trastorno que se diagnostica cada vez con mayor frecuencia en los niños es el Trastorno por Déficit de Atención o TDAH. Los síntomas que se pueden observar en los niños hiperactivos son una gran falta de atención y la impulsividad, que les hace no ser capaces de atender ni de concentrarse en una tarea mucho tiempo.

Este trastorno suele causar dificultades en diferentes áreas, especialmente en la etapa escolar, por lo que conviene que el problema sea diagnosticado cuanto antes por los padres y por los especialistas del centro, y que sea tratado por un profesional de la psicología infantil, de modo que se puedan tomar las medidas oportunas para que el niño tenga una educación adecuada y que no sufra ningún tipo de limitación.

Uno de los tratamientos más comunes en el TDAH es el tratamiento farmacológico, normalmente mediante fármacos estimulantes, que se suele combinar para que tenga una mayor efectividad con el tratamiento psicológico, en concreto, la terapia cognitivo conductual ofrece muy buenos resultados.

El tratamiento, dependiendo de cada caso particular, de la intensidad de los síntomas y del contexto del menor, se debe adaptar, y además, se debe informar en profundidad, y en definitiva, educar, tanto al niño como a su familia y a su entorno sobre el trastorno que padece.

 

Trastornos del sueño

En la infancia se suelen dar con relativa frecuencia algunos trastornos del sueño en muchos niños, especialmente, pesadillas y terrores nocturnos de forma recurrente e insomnio, así como otros menos frecuentes, como la narcolepsia o el sonambulismo.

Para poder resolver el problema que está afectando al niño y aplicar la terapia psicológica apropiada, lo primero es reconocer que existe un problema y que se debe acudir a un profesional, que dará las pautas necesarias para que el niño reciba la ayuda necesaria, teniendo en cuenta su edad y el problema concreto que presenta.

 

Trastornos emocionales

Los niños pueden llegar a sufrir trastornos emocionales por diversas causas, como la separación de los padres, el nacimiento de un nuevo hermano, factores internos o cualquier otro tipo de estresor, que hace que se produzca un desequilibrio y una alteración en su mundo.

Dependiendo de la etapa en la que se encuentre el niño y de su desarrollo cognitivo e intelectual, el trastorno se puede presentar de distintas formas, por lo que en ocasiones el diagnóstico puede resultar difícil. Por ello, conviene observar al niño con detalle en su comportamiento y consultar con un profesional si se sospecha que tiene un comportamiento poco normal en él.

Algunos de los trastornos emocionales más frecuentes son la depresión y el trastorno bipolar.

 

Trastornos de conducta

Los trastornos de conducta también son bastante comunes, y si no se tratan de la manera adecuada pueden desencadenar problemas mayores en el menor, que pueden afectar a su desarrollo tanto intelectual como afectivo, a sus relaciones personales y pueden convertirlo en un adolescente y más tarde, en un adulto conflictivo y desadaptado.

Los comportamientos que se pueden observar en niños con trastornos de conducta son distintos según cada caso concreto, como el negativismo, la agresividad y desobediencia, tanto en el entorno escolar como en el familiar, las discusiones con los adultos, los robos, el engaño, el vandalismo, la violación de las normas y el absentismo escolar, entre otros.

 

Trastornos de ansiedad

Los niños también pueden sufrir trastornos de ansiedad a menudo por diversos motivos, tanto por algún hecho desencadenante, algún miedo o alguna causa interna. Esta ansiedad causa un miedo o una preocupación excesivas, lo que puede provocar muchos problemas a nivel social, académico y emocional, y causar sentimientos bastante desagradables en el niño.

Algunos de estos trastornos son las fobias, el trastorno por estrés postraumático, el trastorno por separación, la ansiedad generalizada, el trastorno obsesivo compulsivo TOC o los trastornos por angustia.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.