the geco
  • |
Región Digital

Tito Andrónico despide 65º Festival de Mérida removiendo conciencias sobre crueldad humana

José Vicente Moirón protagoniza este obra, que llena de sangre el Teatro Romano y trata de remover conciencias sobre la crueldad del ser humano

22 agosto 2019 | Publicado : 03:08 (22/08/2019) | Actualizado: 00:11 (23/08/2019)

Tito Andrónico despide esta semana la 65 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida con un espectáculo sangriento, lleno de sufrimiento y venganza, fiel a la que fue la obra más violenta que escribió Shakespeare.

Protagonizada por José Vicente Moirón, y dirigida por Antonio Castro Guijosa, el montaje mantiene la tensión del espectador de principio a fin con duras escenas sobre el Teatro Romano, tanto por las atrocidades que se ven como por las que no aparecen explícitamente en escena.

La versión que ha hecho Nando López de Tito Andrónico evita el moralismo al mismo tiempo que respeta el texto de Shakespeare para acercarlo al público de estos momentos.

Un total de trece actores, de la mano de la compañía extremeña Teatro del Noctámbulo dan vida a los personajes de este montaje que pretende remover conciencias con su regocijo sobre la crueldad con la es capaz de actuar el ser humano por venganza.

TitoJosé Vicente Moirón es el Tito Andrónico que regresa a Roma victorioso, tras diez años de guerra, llevando a la reina goda Tamora y sus tres hijos como prisioneros.

Después de sacrificar, tal y como ordenan los ritos sagrados, al mayor de ellos, el protagonista de esta historia quiere descansar, cansado de la guerra y dolido por la muerte de la mayoría de sus hijos.

Pero lo que de verdad le espera a este personaje es una serie de crímenes encadenados que llevarán a la muerte a la mayoría de los personajes víctimas de la crueldad del hombre.

Moirón hace una interpretación excelente de Tito Andrónico, tanto en los momentos trágicos como en los de locura, pues su personaje es víctima de la brutalidad, traicionado por un emperador de Roma que no premia la rectitud, ni las guerras ganadas ni los hijos muertos.

Mientras, la actriz Carmen Mayordomo da vida a Tamora y con su actuación es capaz de reflejar el profundo dolor de una madre mientras asesinan a uno de sus hijos y el ansia de venganza permanente de este personaje.

TitoJunto a Lavinia, son los dos personajes femeninos de la obra. La primera es además la mente pensante de muchas de las atrocidades que se representan, mientras la última es una mujer más vulnerable, víctima de violación y mutilaciones.

Lucía Fuengallego encarna a la hija de Tito Andrónico, que protagoniza uno de las escenas más tétricas, cuando aparece arrastrándose por el dolor sufrido, la lengua cortada, con las manos amputadas y ramas atadas a los muñones.

Es la imagen de la vileza y la humillación con la que ha sido tratada. Pero. esta es solo una de las muchas secuencias brutales que ofrece la función, que ya comienza mostrando la cabeza cortada del hijo mayor de Tamora. Un asesinato que ejerce Tito Andrónico para obedecer a los dioses, como un ejemplo más de la lealtad mal entendida.

Alberto Lucero, como Quirón, y José Francisco Ramos, como Demetrio, son los dos hijos que quedan vivos de Tamora, con interpretaciones también correctas en sus apariciones a dúo. Mientras, Guillermo Serrano hace de Mucio y tiene un gran papel en otro personaje, el del moro Aarón, el instigador de muchos de los crímenes que acontecen. Es la maldad personificada y representa lo más oscuro del ser humano enorgulleciéndose de provocar la violencia y el horror.

TitoEl resto del elenco lo conforman Alberto Barahona, como Lucio; Gabriel Moreno, como el emperador Saturnino; Sergio Adillo, con los papeles de Alarbo, Basiano y Marcio; y Juan Vázquez, como Quinto y Godo. Además, colaboran en este espectáculo los veteranos actores extremeños Cándido Gómez y Carmelo Sayago.

Para recrear toda la violencia que recoge el texto de Shakespeare, en la obra aparecen armas de fuego, cuchillos, cabezas cortadas y mucha sangre. Destaca en este sentido la caracterización de los personajes cuando mueren, marcándose el rostro con pintura roja para el resto de su tiempo en escena.

La historia transcurre sobre un escenario oscuro y sin mucho decorado. Dejando al descubierto las columnas, el escenógrafo Juan Sebastián Domínguez ha situado poco más que un par de mesas de metal que van cambiando de lugar según la utilidad, y algunas escaleras que permitían a los actores bajar y subir del escenario.

Mientras, el vestuario alterna atuendos de la edad media con prendas contemporáneas, con un Tito Andrónico que lleva casaca a pesar de estar situada la historia en la antigua Roma.

Asimismo, a veces las muertes de los personajes se producían por disparos, en una época en la que aún se usaban espadas. Por lo explícito de la violencia, la luz tenue y la música de tensión que acompaña la obra, el espectador puede tener a veces la sensación de estar viendo una película de terror.

TitoCon todo esto, Tito Andrónico es un montaje que consigue su objetivo de remover al espectador, aunque se introducen algunas situaciones cómicas que irrumpen en la obra como hacía Shakespeare en su propia creación y que, a pesar de la tensión del momento anterior, son respondidas con risas entre el público.

Las más de 2.000 personas que se dieron cita en el estreno de Tito Andrónico este miércoles siguieron con atención la obra durante sus dos horas y medias de duración, con un descanso de quince minutos. El equipo artístico se llevó la ovación del público y los aplausos validaron la producción extremeña con la que el Festival de Mérida cerrará el domingo su 65 edición.

Al término de la primera de las cinco funciones de esta obra, el director del montaje dijo estar feliz y agradecido. "Estoy encantado y todavía sorprendido", señaló Antonio Castro Guijosa.

José Vicente Moirón valoró la respuesta del público y destacó que esta obra está dedicada al reparto del Tito Andrónico que se representó en 1986, con quienes compartió escenario en aquella representación. En este sentido, tuvo palabras de recuerdo para al actor extremeño ya fallecido Javier Leoni.

Por su parte, Nando López dijo estar "emocionado" tras el estreno. "Nos hemos sentido muy acogidos", apuntó el autor del texto, que expresó también su agradecimiento a todo el equipo del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, que ha hecho posible esta producción extremeña junto a Teatro del Notámbulo.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.