Festival flamenco
  • |
Región Digital

El incierto futuro de los empleados públicos

13 enero 2014

Con la llegada del nuevo año los Empleados Públicos se preguntan como será el 2014 para el país, en general, y para ellos, en particular.

Con la llegada del nuevo año los Empleados Públicos se preguntan como será el 2014 para el país, en general, y para ellos, en particular.

Como en todos los sectores, el futuro es incierto, pero más aún para los Empleados Públicos, ya que, en su caso, este futuro viene marcado, y de qué manera, por el pasado más reciente. Y es que no se puede preveer que les deparará el 2014 sin conocer lo acaecido en los cuatro últimos años, pues su situación no puede entenderse con referencia a un solo año sino en un contexto plurianual observado en su conjunto.

A lo largo de los últimos cuatro años los Empleados Públicos han sufrido la rebaja de un 5% de media del salario base, y tres años de congelación salarial, de tal forma que si tenemos en cuenta el aumento de los precios entre 2010 y 2013, la subida de impuestos, la pérdida de parte de los ingresos en caso de incapacidad temporal, la supresión de la paga extra y la eliminación de los días moscosos, la pérdida de poder adquisitivo oscila en torno a un 30%.

Desgraciadamente, la maltrecha situación del personal al servicio de las administraciones públicas afecta, en mayor o menor medida, a toda la población española, ya que, como ya he indicado en otras ocasiones, la disminución de los ingresos, y la consiguiente pérdida de poder adquisitivo, supone una merma considerable sobre la capacidad de compra, símbolos de la clase media, como impulsora principal del consumo básico y soporte del actual modelo económico.

Por tanto, y por el bien de todos, creo que la sociedad entiende que el año 2014 debe ser el año de la recuperación de lo que es suyo y que tan impunemente les ha sido arrebatado, tanto en un sentido formal como material, con medidas de dignificación del empleado y del empleo público, que mejoren la consideración que de ellos tiene la sociedad, evitando la confrontación y la ruptura de la paz social, considerándolos como servidores públicos que eligieron el camino del servicio a los demás, procurando aportar lo mejor de cada uno para conseguir un Estado con servicios públicos de calidad, que se sostengan sobre los principios de eficacia, eficiencia, profesionalidad e independencia.

Es por ello que, como Empleado Público extremeño, debo animar al ejecutivo autonómico y fuerzas políticas y sociales de nuestra Región, a seguir trabajando, para alcanzar en su totalidad los derechos que se les han arrebatado a los Empleados Públicos, ya sea en consonancia con las políticas generales del Gobierno Central o bien desmarcándose de éstas cuando así lo exija el interés general de nuestra Región.

Finalmente, aprovecho el primer artículo del año para felicitar a todos los extremeños, transmitiendo todo mi apoyo a aquellos que lo están pasando mal, y animando a seguir esforzándonos por construir un futuro mejor, porque creo firmemente que superar esta situación exige el esfuerzo de todos, trabajando juntos y con un mismo objetivo.

Miremos hacia el futuro, y afrontémoslo con optimismo, arrojo y valentía, porque como dijo Franklin D. Roosevelt, "permítanme afirmar mi creencia firme de que a lo único que tenemos que temer es al temor mismo".

¡FELIZ AÑO 2014!

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.