• |
Región Digital

Prepara a toda la familia para la vuelta al cole con estos cuatro consejos

Unos tips muy sencillos para que tanto padres como hijos podáis prepararos bien de cara al nuevo curso.

22 julio 2019

El verano es la época favorita para los más pequeños de casa por muchas razones, aunque la principal es que se pueden despedir de todas las obligaciones de la escuela durante un buen tiempo. Son meses de diversión, de relax y de desconexión total; pero también son la antesala de la vuelta al cole.

 

Esos últimos días antes de empezar de nuevo la rutina suelen ser algo complicado tanto para padres como para hijos. Estos últimos se topan de bruces con un cambio total en el día a día y en sus actividades, mientras que los padres tienen que plantar cara a una miríada de compras y también a ese cambio de horario.

 

Pero todo eso puede ser más sencillo si sigues las pautas adecuadas, y aquí te vamos a dar unos consejos para que todos os preparéis bien para la vuelta al cole.

 

¿Qué necesitas para preparar a lo niños de cara al curso escolar?

 

La transición de las geniales vacaciones de verano al aburrido comienzo de curso es algo que sienta fatal a muchos niños; pero que se puede hacer algo más llevadero no solo para ellos, sino también para toda la familia, si se hacen las cosas de otra forma. Aquí te vamos a ayudar no solo a conseguir que empiecen preparados, sino también a hacer que todas las compras de material escolar y relacionados te sean más llevaderas.

 

Compra ropa adecuada

 

Comprar es el verbo que más se repite cuando se acerca el comienzo de curso, pero lo cierto es que también es algo que puedes hacer a lo largo del verano para ir preparando las cosas con tiempo. De hecho, las rebajas son ideales para esto que te vamos a explicar, puesto que la ropa es importantísima.

 

Desde zapatos de colegio hasta chándals para hacer deporte, aprovecha cada posible descuento para buscar ropa que sea cómoda y bastante ligera. Los niños tienen mucho movimiento a lo largo de la jornada escolar, y necesitan algo que sea de calidad y que no les traiga problemas.

 

Es más, debemos insistir en el aspecto del calzado, puesto que los pies son la parte del cuerpo que más se resiente si no se usan los zapatos adecuado. No falles con el número de pie ni tampoco renuncies a pagar algo más si, a cambio, obtienes algo con una buena calidad. Tus pequeños te lo agradecerán.

 

Adelanta las compras de material escolar

 

Como ya hemos dicho antes, comprar es la palabra que más se repite en todo este proceso, y no es para menos. Además de ropa y calzado, también tienes que ir preparando las compras de libros y de material escolar. Este último punto es otro que puedes adelantar ya en pleno verano, aprovechando las ofertas que encuentres.

 

Lápices, bolígrafos, rotuladores, libretas, cuadernos, archivadores… Todo esto es algo que puedes ir apartando ya para que luego, en septiembre, el golpe económico no sea tan grande y puedas sobrevivir al mes con algo más de calma. Es probable que, incluso, encuentres precios mejores al no ser la época más habitual para hacer este tipo de compras.

 

Cambia los horarios

 

No solo hay que hacer acopio de material y ropa, también hay que empezar a cambiar la rutina diaria para que los niños comiencen a prepararse para el cambio en el ritmo de vida. Es cierto que hay que dejar que aprovechen el verano al máximo, que jueguen, salgan, se den chapuzones en playas y/o piscinas y que, en definitiva, saquen todo el jugo posible a estos meses; pero, cuando se acerque la recta final, hay que empezar a cambiar un poco el día a día.

 

Alarmas tempranas para ir cambiando la rutina de sueño, acostarse algo antes para irse acostumbrando a lo que está por llegar y, en definitiva, ir adaptando los horarios de forma gradual para que se vaya creando el hábito y, luego, comenzar la jornada escolar no resulte tan chocante.

 

Organiza alguna actividad relacionada con la escuela

 

Además de comenzar a trazar las horas que van adaptándose al nuevo ritmo de vida que les espera una vez comience el curso, no es mala idea ir realizando algunas actividades pensadas para recuperar el hábito, o a establecerlo. Algunas sesiones de lectura o de escritura, incluso algo de dibujo, pueden ser muy útiles para que el niño se vaya acostumbrando.

 

No es necesario establecer horarios estrictos para ello, ni tampoco forzar al pequeño, tan solo hay que proponerlo ocasionalmente para que lo vaya haciendo y poco a poco coja el ritmo.

 

Como has podido comprobar, no es nada difícil que la familia esté lista para el retorno al curso escolar. Todos podéis poner un poquito de vuestra parte para que todo sea mucho más llevadero y el comienzo del curso sea más fácil.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.