EUROACE
  • |
Región Digital

El problema del ruido en La Madrila de Cáceres disminuye pero, hay bares que dan problemas

Hay algunos establecimientos que incumplen la normativa tanto en la insonorización de los espacios como en el horario de apertura.

03 abril 2018 | Publicado : 13:04 (03/04/2018) | Actualizado: 16:07 (03/04/2018)

Ep

Así, lo ha señalado el presidente de la Asociación de Vecinos de La Madrila de Cáceres, Miguel Salazar, afirmando que el problema del ruido en el barrio provocado por los bares y locales de copas ha disminuido "de forma considerable" respecto a años pasados.

"Los vecinos de La Madrila tienen sus derechos mermados respecto a otros barrios de Cáceres", ha dicho Salazar, que ha reconocido que la zona ha dejado de estar saturada ya que cuenta con la mitad de los establecimientos abiertos que hace unos años los cuales, además, cumplen la normativa de distancia mínima entre locales.

Sin embargo, siguen existiendo algunos establecimientos que cierran a la una o las dos de la madrugada pero que vuelven a abrir a las seis como servicio de cafetería aunque no sirven desayunos sino copas, por lo que ese problema persiste. "Es un fraude de ley porque tienen licencia para una cosa y ofrecen otro servicio", ha dicho.

Según ha indicado, todavía hay "tres o cuatro bares" en la plaza de Albatros (Madrila baja) que siguen dando problemas de ruido, según ha dicho el presidente vecinal que reconoce que los "coches-discotecas", que era uno de los principales focos de ruidos, han desaparecido porque no se permite el acceso a la plaza de vehículos si no son residentes en la zona.

La prohibición de acceso de coches a partir de las doce de la noche "la hizo un concejal que es ahora el que más ha pagado", ha dicho Salazar en alusión a Carlos Jurado, el exconcejal de Seguridad Ciudadana que ha sido condenado a prisión junto a la exalcaldesa Carmen Heras por el caso del ruido de La Madrila.

El dirigente vecinal ha tenido duras palabras para otro exalcalde, el también socialista Carlos Sánchez Polo, del que ha dicho que es el que "peor descaro y desconsideración ha tenido con los vecinos de La Madrila" porque fue él el que "fomentó" la llamada 'movida cacereña', lo que provocó los problemas de ruido que han terminado en los tribunales con trece personas (dos políticos y once hosteleros) condenados en primera instancia, aunque la sentencia ha sido recurrida en la Audiencia Provincial.

Respecto a la seguridad en las calles sí ha disminuido "mucho" porque ya no hay grandes aglomeraciones y, aunque sigue habiendo algunos delitos, como algunos robos o peleas, ya no se producen casos importantes. "Lo que no era casual es que La Madrila haya dado a Cáceres la mala imagen de cinco o seis muertos en muy pocos años. Aquello no era aceptable", ha concluido.

MESA DEL RUIDO

Salazar ha hecho estas declaraciones en el transcurso de una visita que la alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, ha cursado al barrio para conocer las necesidades de la zona y anunciar nuevas inversiones. Respecto al problema del ruido, la regidora ha anunciado que en las próximas semanas se reunirá la Mesa del Ruido que se ha impulsado en la reunión de la última Junta Local de Seguridad.

Se trata de un órgano que se creó en 2011 pero que no dio sus frutos porque no fue posible sentar juntos a hosteleros y vecinos que estaban en pleno enfrentamiento por el problema del ruido. Ahora, se ha retomado este órgano de debate que analizará la situación y propondrá soluciones para que no se repita este problema del ruido que ha sufrido el barrio de La Madrila durante años.

"Nosotros no queremos que haya otras zonas en las que se pueda repetir este problema y por lo tanto se trata de trabajar juntos para buscar soluciones conjuntas", ha incidido la alcaldesa que añade que hay que seguir articulando la convivencia entre el descanso y el ocio.

Respecto a los establecimientos que no cumplen la normativa, ha dicho que el ayuntamiento es "muy exigente" y que "se están imponiendo sanciones importantes", aunque reconoce que hay un "especial celo" en el cumplimiento de la norma por parte de los empresarios hosteleros y "en la conciencia de que el ruido es un problema de todos".

"Nosotros estamos detectando que hay una mayor insonorización y cumplimiento de las normas pero también hay que tener en cuenta que hay locales con licencias muy antiguas a los que no les son exigibles las leyes de accesibilidad o la de convivencia y ahí hay que apelar a la responsabilidad de los empresarios, pero en general, el comportamiento de los hosteleros está en sintonía con el cumplimiento de la normativa", subraya.

Nevado también ha hecho un llamamiento a la colaboración ciudadana porque hay que "respetar" el descanso de los vecinos y ha recordado que cuando se sale a la calle "no se pueden dar voces a las dos de la mañana sin incordiar al que al día siguiente tiene que trabajar".

Y es que, además de La Madrila, ahora se incorporará a la Mesa del Ruido la zona de la calle Pizarro en la que "hay que incidir y trabajar más para no repetir problemas del pasado", insiste Nevado, que ha asegurado que se están revisando "uno por uno" las denuncias y los expedientes que existen. "Es un tema en el que hay que seguir trabajando y, aunque ha mejorado mucho, no hay que levantar nunca el pie", ha concluido.

Respecto a la seguridad en el barrio, Nevado ha señalado que tanto la Policía Local como la Nacional desarrollan "una labor importante de coordinación" que permite la detención de delincuentes como el joven que había atracado a dos chicas con una pistola simulada.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.