II premios @ region
II premios @ region
  • |
Región Digital

El Orfeón Cacereño, un lujo

10 enero 2019

El Orfeón Cacereño, un lujo

La aparición del libro “Historia e historias del Orfeón Cacereño”, de Juan Carlos Bravo, presidente del mismo, supone un trabajo de relieve...

La aparición del libro “Historia e historias del Orfeón Cacereño”, de Juan Carlos Bravo, presidente del mismo, supone un trabajo de relieve, cuajado de referencias, citas, testimonios y logros, de muchas horas de esfuerzo, detrás de los ensayos, repertorios, actuaciones, y de los gestos y sacrificios de sus componentes, a lo largo de diversas generaciones de cacereños,  que dejan constancia de su buen hacer.
 
Ahora el Orfeón Cacereño se viste, nuevamente, de gala, gracias la obra “Historia e historias del Orfeón Cacereño” que un día se comprometió abordar Juan Carlos Bravo y dejar constancia del recorrido de la polifónica Asociación.
 
Acaso porque se trata de un camino cuajado de señas de identidad, repasando afanosamente periódicos y revistas para elaborar el perfil del Orfeón, que ahora conocemos de forma detallada y preciosamente ilustrado con numerosas fotografías.
 
Un Orfeón que naciera el año 1903, debutando el 13 de diciembre en el Teatro Principal, bajo la batuta de su primer director, Arturo García Agúndez, y el aplauso de tantos paisanos de aquel Cáceres que vibraba desde sus inicios con su Orfeón, todo un revulsivo cultural.
 
El Orfeón recibía en 1904, su primera distinción, con el estandarte bordado en raso rojo, cuya autoría corresponde a Adela Carbajal, hija del Marqués de Camarena, y que ofrecía conciertos con frecuencia, con un amplio repertorio, como el pasodoble “Eco Cacereño”.
 
Sin embargo, en 1907, el Orfeón Cacereño desaparecía de la escena capitalina.
 
Veinte años después, gracias a la colaboración de muchos cacereños, el apoyo del Ateneo, profesorado y otros, nace la Masa Coral Cacereña, que también responde al nombre de Orfeón Cacereño, ofreciendo sus primeros cantos en el Santuario de la Virgen de la Montaña con una Salve Regina y una plegaria, que resonaron, emocionadamente, por todo Cáceres:
 
                                        Hoy la Coral, oh Virgen cacereña,
 
                                        sube a rendirse ante su madre y dueña…
 
La misma debuta ante los cacereños en el Gran Teatro el 28 de mayo, alcanzando un prestigio que la lleva a las primeras actuaciones por la geografía provincial y diversas ciudades españolas. Al medio obras como “Cantos clásicos”, de Schumann, “La Molinera”, “Así cantan los chicos”, la canción extremeña “La Paloma”, o “La Jota”, del maestro Gómez Crespo.
 
De este modo, por los aires de Cáceres, aumentan los compromisos de la Masa Coral, que, lamentablemente, desaparecería durante la contienda.
 
Tras un largo silencio en el panorama coral cacereño, en 1964 el Orfeón arranca con fuerza con la dirección de Francisco Cebrián Ruiz, imprimiendo nuevos impulsos, presentándose oficialmente ante el público cacereño en una brillante actuación en el Gran Teatro, cuajada de aplausos y emociones, de ¡bravos! y algunas lágrimas.
 
El Orfeón se va fortaleciendo de plenitud artística. Y, más aún, con el trabajo que lleva a cabo, desde 1969, bajo la dirección deTrinidad León, que dinamiza al máximo la trayectoria de la agrupación coral, alcanzando un extraordinario nivel. El Orfeón se convierte en una conjunción de voces, rigor, calidad y cualidades. Su presencia en numerosos Certámenes Nacionales y Provinciales de Agrupaciones Corales, en Festivales, en conmemoraciones como el Día de la Música, los Otoños Musicales, las Jornadas de la Hispanidad, en el Día de Extremadura, son algunas muestras del enriquecimiento del Orfeón de Cáceres.
 
La obtención de la distinción “Extremeño del Año” en 1979, o “Importantes de Extremadura” en 1980, la presencia en Europeade For Folklore en Viena, en 1983, o la actuación estelar en la Misa del Gallo en la Basílica de la Natividad y el Concierto Extraordinario en Nazaret, en 1988, deja constancia de los altos valores del Orfeón.
 
En 1989 el Orfeón se viste de gala y celebra por todo lo alto sus primeros veinticinco años con obras como “Sicut Locutus est”, deBach, “Romance del Caballero”, de Lamote de Girgnon, “Ave María”, de Brahms, “Fantasía”, de Beethoven, “Coro de Repatriados” (de “Gigantes y Cabezudos”, de Caballero), “Danzas del Príncipe Igor”, de Borodín
 
El Orfeón se consolida de pleno gracias a la colaboración, amor propio y una amplia capacidad de superación de todos sus componentes. Directores, presidentes, sopranos, tenores, contraltos y bajos. Lo que hay que reconocer como un acto de justicia.
 
Tras el paso de otros veinticinco años, plagados de actuaciones, celebraba otro Concierto Extraordinario por sus cincuenta años de vida, mientras en 2017 se le otorgaba merecidamente la Medalla de Extremadura. 
 
Una forma, la del Orfeón de Cáceres, de aleccionar la vida musical cacereña, y de la que el paisanaje se siente orgulloso, conociendo, de buena ley, que todos sus componentes se dejan el pellejo en el camino, entre su pasión por el canto y los sacrificios que salvan en su voluntad de seguir imprimiendo cada día más brillantez a la agrupación, mientras pasean orgullosamente, por tantos lugares, el nombre de Cáceres entre éxitos y triunfos.
 
Y es que, sencillamente, el Orfeón de Cáceres es un lujo de y para la ciudad de Cáceres.
 
NOTA: En la fotografía la Masa Coral Cacereña en 1928.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.