II premios @ region
II premios @ region
  • |
Región Digital

Ana Isabel Massa, la Magia del Pincel

26 noviembre 2018

Ana Isabel Massa, la Magia del Pincel

“Ana Isabel Massa ha conseguido, en plena juventud, incrustarse en el panorama pictórico cacereño”.

De casta le viene al galgo. Un dicho popular que le cuadra, de pleno, a la joven pintora cacereña Ana Isabel Massa Muriel (1980), conocida por Anai, ya que lleva en sus genes la hondura expresiva del artista cacereño Antonio Solís Avila, tío de su padre, una eminencia en la pintura española del pasado siglo, y de su padre, el prestigioso pintor José Massa Solís, que representa uno de los máximos exponentes artísticos cacereños, y que ha sabido imprimir una capacidad creativa de magistral belleza en sus creaciones. Hasta el punto de que el mismo cuenta con un mural en la Unesco. Gracias a su valía de resonancia internacional.

Con tales antecedentes, y con las enseñanzas, instrucciones y consejos de su padre, Ana Isabel Massa comenzó a pintarrajear de pequeña entre dibujos niños y escolares que iba perfilando, poco a poco, de modo cuidadoso y esmerado, siempre, claro es, con la corrección de su padre, que era el primero que la incentivaba en la educación pictórica.

Por lo que, de forma paulatina, Ana Isabel se fue rodeando de libros, de estudios, de apuntes, de investigaciones en la línea artística que mamó en el hogar paterno. Posteriormente ya se iría inclinando por formarse en diversos talleres de dibujo y pintura, como los que impartiera el artista Arsenio en la Universidad Popular entre los años 1998-2000, y que ampliaría con el mayor conocimiento y aprovechamiento en la Escuela de Bellas Artes “Eulogio Blasco” entre 2002-2007.

Un tiempo en el que Anai va trabajando y abriendo el abanico de sus inquietudes, de forma constante y apasionada, cuidada y rigurosa, en nociones de grabado, cerámica, pintura en tela, diseño de vestuario para obras teatrales, caligrafía china e ilustración.

Toda una formación de muy amplios matices que convergen en la esencia artística en medio de la que nació y a través de la que fue desenvolviéndose mientras cuajaba, con todo esmero, los cimientos de su trayectoria profesional.

De este modo a los 22 años Ana Isabel Massa ya impartía clases particulares, posteriormente ejercería durante tres cursos como profesora de Dibujo en el colegio “La Asunción”, de las Josefinas, para pasar posteriormente a desempeñar la labor pedagógica en el colegio “Licenciados Reunidos” entre 2013-2015.

Al mismo tiempo cabalga con otros campos en la propia dimensión y esencia artística como son sus ilustraciones en el libro “Los niños siguen preguntando por el cielo”, y ya comienza a exponer obra permanente en la galería Juca Claret, de Madrid.

Mientras tanto, claro es, las exposiciones forman parte del alma y la vida en el genio de la pintora cacereña, con lo que la misma da sus primeros pasos colgando parte de su obra en la Biblioteca Pública, en el Ateneo, en el café-bar Vivaldi, y participando en otras muestras de carácter colectivo como es el caso de su presencia en la exposición “Payasos sin fronteras”, en la Filmoteca.

Posteriormente sus obras empiezan a ser seleccionadas en diversas ediciones del Certamen Cultural Ibérico “Jóvenes Artistas”, y, sucesivamente, en el “Homenaje a Rafael Alberti”, en “Ulé España”, en “Arte Pop”, en “24 horas de Arte” en la Plaza Mayor de Cáceres, en el Palacio del Obispo Solís, en Miajadas, en el Centro Cultural Las Claras, de Plasencia…

Y, mientras, sigue investigando y diseñando nuevos apuntes de su amplia capacidad artística. De ahí que, en medio del enriquecimiento de su formación, en plena juventud, continúe formando parte de diversos movimientos y variadas tendencias que potencian el dinamismo que emana de sus inquietudes.

Al mismo tiempo, en las paredes de su casa se comienzan a desplegar diplomas y distinciones que galardonan su obra. Como ejemplo, el segundo premio en el VIII Salón de Pintura de Plasencia, Sala Juvenil, en 1986, el primer premio del certamen “Cáceres, Patrimonio de la Humanidad” en 1989, Premio a la Originalidad en el “Certamen de Pintura al Aire Libre” en el II Encuentro Internacional Amigos de los Arboles,  así como la selección de sus obras en otras competitivas exposiciones y muestras como el Certamen Cultural Ibérico o el Concurso de Pintura del Ateneo.

Atrás queda su presencia en numerosas exposiciones colectivas en Madrid, Málaga, Gerona y otras ciudades mientras prepara diversos Talleres en colegios de Cáceres. Y, de forma especial, su exposición, en la Biblioteca Pública, que tendrá lugar en febrero próximo.

Una trayectoria, por tanto, que está avalada en su exquisito cuidado y perfeccionismo, en sus rasgos y trazos tan peculiares, en su sensibilidad, siempre diseñada con todo rigor y trabajada de forma incansable, hasta haber logrado conseguir, a base de tesón, de mucho amor propio y de mucho esfuerzo, incrustarse en el surco de la pintura cacereña.

Con tan solo 38 años de edad, su nombre crece en base a unas raíces del mayor empuje. Quizás porque un día, en el transcurso de sus reflexiones, desde que captó la hondura espiritual de la ingente cantidad de obras de su padre, la bondad que emana de las mismas, y la aportación de dicha obra al arte cacereño, acaso, señalo, se comprometiera consigo mismo a seguir el hilo del apellido familiar mientras va aplicando la riqueza de sus propios y muy personales diseños y que arrancó su camino, como señala, desde la magia de lo que pudo conocer y sigue conociendo a través de la obra de su padre, su mayor apoyo.

No obstante Ana Isabel, a estas alturas, continúa dejándose llevar por la intuición, por lo que siente y tal como dice: “Intento dejar fuera la mente y la razón, me dejo llevar, cada pintor es diferente, hace y siente el arte a su manera, es muy personal y para mí es así”.

Del mismo modo que subraya que no sabría definir su pintura, “porque es muy difícil ponerle palabras” y que intenta reflejar su búsqueda espiritual, sus creencias, con temáticas de otros mundos, pero destacando que “pinto mi mundo interior más que el exterior”. 

Una cualificada pintora, de señalada personalidad, pues, en el nuevo Cáceres con las puertas abiertas del siglo XXI.

NOTA: La imagen es de su obra “Tuareg”, con Cera Manley.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.