fundacion cb
  • |
Región Digital

Cáritas Mérida-Badajoz atendió en 2018 a más de 6.500 personas

Con 15.090 beneficiarios en cuestiones como ayudas en alimentos básicos para toda la familia principalmente, en un 40 por ciento de los casos.

20 junio 2019

Ep.

Cáritas Diocesana Mérida-Badajoz ha atendido durante el pasado año 2018 a un total de 6.533 personas con 15.090 beneficiarios en cuestiones como ayudas en alimentos básicos para toda la familia principalmente, en un 40 por ciento de los casos, seguido de gastos para la vivienda y sobre todo en alquiler en un 20 por ciento de los mismos.

Una labor que ha llevado a cabo con las donaciones de 6.520 socios y donantes y la colaboración de 1.638 voluntarios desde 131 puntos de acogida y atención primaria que tiene Cáritas en la diócesis, además de contar con dos centros residenciales (el Centro Hermano en Badajoz y el Padre Cristóbal en Mérida), cuatro viviendas de convivencia y autogestión y un centro de promoción y empleo.

Para el desarrollo de su acción, Cáritas Diocesana Mérida-Badajoz ha invertido durante 2018 más de 2 millones de euros distribuidos a través de distintos programas y proyectos que permiten mejorar la vida de las personas con las que trabaja, como los más de 71 proyectos de mayores, mujeres, infancia, empleo o comercio justo desarrollados durante 2017.

Así se ha puesto de manifiesto en la presentación de la memoria de esta institución correspondiente al pasado año, denominada 'Tu compromiso mejora el mundo' y que ha sido dada a conocer por el arzobispo Celso Morga, acompañado del director y el delegado episcopal de Cáritas, Jesús Pérez y Francisco Maya, respectivamente; el voluntario Jesús Martín y una de las beneficiarias de estas ayudas, Miralda Henrique.

LOS EXCLUIDOS

En primer lugar ha tomado la palabra Celso Morga, que ha recordado que esta memoria se presenta habitualmente coincidiendo con la fiesta del Corpus Christi "porque en definitiva toda la organización de la caridad que hace la Iglesia dimana o tiene su fuente en la eucaristía", donde se encuentra al pobre que "enriquece a todos" y el Señor "está presente y siempre nos interpela y nos empuja a que nos ocupemos de sus hermanos más necesitados, más excluidos".

En un sentido similar se ha pronunciado Jesús Pérez, que ha presentado esta memoria como una herramienta que permite trasladar la vida de Cáritas en 2018 y la de la provincia durante 2017, sobre lo cual ha expuesto que, para la organización que dirige, la persona es "fundamental" y cada uno de sus proyectos tienen cara, como la de los más de 1.600 voluntarios o la de las casi 6.500 personas atendidas.

Sobre estas últimas, ha explicado que les ayudan a "defender sus derechos" y "recuperar su dignidad" y ha tildado de "agridulce" que en los últimos años está reduciéndose el número de personas atendidas por Cáritas, en torno a un millar menos en los dos últimos años.

Un "buen" dato que "baja" pero "poco" y que "no es suficiente" dado que, según el informe Foesa publicado la pasada semana sobre Extremadura, "parece que estamos saliendo de la crisis" pero "no todos" y, quienes estaban "peor" antes de que ocurriera es a los que "peor" ha "tratado", ha lamentado, para señalar que según este mismo informe la región extremeña es la segunda con una mayor tasa de exclusión, que ha definido como "las necesidades" atendidas en Cáritas el pasado año.

"No tiene que ver solo con lo económico, que lo económico influye, tiene que ver con la soledad, tiene que ver con el empleo, tiene que ver con la vivienda, tiene que ver con la educación", ha subrayado, así como que los datos recogidas en la citada memoria de Cáritas hablan de un rostro de mujer española en más de un 80 por ciento de los casos de las personas atendidas y con edades comprendidas entre 25 y 44 años (39 por ciento) y de 45 a 64 años (41 por ciento).

Asimismo, el 31 por ciento de las personas que fueron atendidas en 2018 llevan más de 3 años recibiendo ayuda en Cáritas; siendo las personas que llevan uno o dos años las más numerosas en un 53 por ciento y lo cual demuestra en opinión de esta institución que la mayoría de las personas que atiende llevan menos de dos años recibiendo ayuda y es un indicador a su vez del "elevado número de familias en situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social".

En la presentación han intervenido también Jesús Martín, que ha contado su experiencia como voluntario en el Centro Hermano donde, como actor, acude dos días en semana para dar clases de teatro o interpretación entre los internos que, como ha reconocido, le aportan más que lo que él les da.

Una de las participantes de este centro es Miralda Henrique, brasileña de 42 años que llegó a España hace 11 años y se casó y tiene un hijo pero que, como ha indicado, se quedó sin trabajo y sin casa y recurrió a los servicios sociales, a la vez que ha agradecido la ayuda que le han concedido tanto a ella como a sus compañeros Cáritas y el Centro Hermano, en su caso en aspectos como contar con documentación o la posibilidad de trabajar.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.