vacunacion covid
  • |
Región Digital

Gran Templo Budista convertirá a Cáceres en "necesario puente entre oriente y occidente"

"Un referente en Occidente" para los casi 600 millones de budistas en el mundo, y asimismo, supondrá una "oportunidad inigualable de desarrollo".

07 abril 2021 | Publicado : 14:04 (07/04/2021) | Actualizado: 16:39 (07/04/2021)

Ep/Rd

El proyecto Gran Buda que contempla la construcción de un templo budista en Cáceres situará a Extremadura "en el extremo del puente que hoy más que nunca es necesario tender entre Occidente y Oriente".

Las múltiples facetas del proyecto, entre las que se encuentran las culturales, educativas, peregrinación, turísticas y empresariales, aspiran a potenciar Cáceres como "un referente en Occidente" para los casi 600 millones de budistas en el mundo, y asimismo, supondrá una "oportunidad inigualable de desarrollo para esta noble región".

De esta forma, lo ha subrayado el presidente de la Fundación Lumbini Garden, José Manuel Vilanova, durante un acto en la Asamblea de Extremadura, donde se ha dado la bienvenida a la delegación nepalí que permanecerá en la región durante unos días, en cuya agenda se encuentra la firma este jueves del hermanamiento entre Cáceres y la ciudad nepalí de Lumbini, en la que nació Buda hace 1.500 años.

El acto que ha contado con la asistencia de las más altas instituciones de la comunidad, incluido el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y del el presidente de la Asamblea Nacional de Nepal, Ganesh Prasad Timilsima, así como la embajadora de Nepal en España.

En su intervención, el máximo responsable de la Fundación Lumbini Garden ha señalado que la actual pandemia es una muestra de que el mundo vive un "momento crítico en muchos frentes", en el que se abre un "horizonte cambiante" en el que solo algunos elementos parecen claros.

Uno de ellos es hacia donde se mueve el "centro de gravedad del mundo" en términos de influencia económica y sociocultural, y ese lugar es Asia, continente que alberga al 50% de población mundial, el 55% del PIB y las economías "más pujantes" del planeta.

Para el responsable nepalí,  un momento histórico que hace "necesaria" una "nueva relación" con Asia, basada en el "mutuo entendimiento", pues el intercambio cultural entre oriente y occidente ha sido "desigual" hasta ahora, de modo que los occidentales saben "mucho menos" de los orientales que al revés, lo cual se traduce en una "gran desventaja".

Asia está formada por 48 países "muy diferentes entre sí", algo que se ve reflejado en el proyecto, pero que comparten un mismo sistema de valores, y encuentran un "lugar común" en el budismo y en la idea del karma, ha señalado.

Por tanto, el Proyecto Gran Buda pretende traer a Cáceres, y por tanto a Extremadura, a España y a occidente, la "posibilidad de un mayor conocimiento de aquella parte del mundo", que facilitará los "intercambios culturales, sociales, económicos, comerciales y, en definitiva, humanos".

Así, ha recalcado que se trata de un proyecto "basado en el entendimiento", en la suma de todas la tradiciones, religiosas o no, en "un clima de respeto, armonía y tolerancia".

"ENCUENTRO ENTRE CULTURAS"

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha afirmadoque el Centro Budista que la Fundación Lumbini-Garden construirá en la ciudad de Cáceres supondrá un punto de encuentro entre Nepal y España, y entre Lumbini y Extremadura y Cáceres.

En este sentido, ha añadido que este punto de encuentro lo que pretende es que, “en un mundo globalizado como aquel en el que vivimos, donde las fronteras hace mucho tiempo que saltaron por los aires”, se huya de los populismos, de los muros y de las nuevas fronteras, para “encontrarnos alrededor de aquellos principios que podemos compartir y en este proyecto hay mucho de compartido”.

Según el presidente extremeño, es así pues, “compartimos el que somos pueblos con mucha historia, que somos pueblos con un gran peso cultural, con una larga tradición histórica y una determinada visión del mundo; que pasa porque quienes somos de un lugar y del otro pensamos que es posible establecer nexos de unión”.

El líder del Ejecutivo regional ha destacado que este proyecto, que para unos es religioso, para otros espiritual, turístico, cultural o de encuentro de civilizaciones, “es todo eso” porque es exactamente “todo eso lo que pretendemos hacer y todo el que haya querido verlo de una manera parcial lo está desenfocando, porque este es un proyecto poliédrico”.

El jefe del Gobierno autonómico ha subrayado que esto se hace porque ha surgido la oportunidad de que pueblos de un lugar y otro del mundo se encuentren alrededor de lo que significa y representa la espiritualidad aplicada al encuentro de civilizaciones, culturas y religiones.

Asimismo,  ha matizado que este no es un proyecto que termine el día que esa gran figura de Buda esté en la ciudad de Cáceres, puesto que este proyecto empieza ahora y ya no termina nunca.

Para Fernández Vara, “es un proyecto que empieza ahora con esta ratificación del hermanamiento entre Cáceres y Lumbini, y que continuará en los próximos meses, semanas y años con todas las actuaciones que se van a ir llevando a cabo y que lo que pretender es situar a España Extremadura y Cáceres en el corazón de los que entienden la vida de una determinada manera a través de una filosofía de vida”.

También, ha explicado que, para entender estos proyectos, hay que ponerse en el lugar del otro. “Los que pretendan abarcar un proyecto de estas características recluidos en nuestro pequeño mundo de cada día, probablemente pensado que todo es en el mundo como lo vemos nosotros y no como lo ven otros, no habrán entendido nada de lo que aquí se está planteando”.

Este proyecto se ubicará en Cáceres, una ciudad cosmopolita, abierta, muy abierta a su propia historia y capaz de abarcar y entender que esto no va solo de una construcción de un edificio o de una figura gigante de Buda, esto es mucho más que todo eso y es uno de los elementos que se transitará a lo largo de los próximos años.

Sobre la llegada de la pequeña figura de Buda a España a través del puerto de Valencia, el jefe del Ejecutivo regional ha opinado que en algunos lugares de España “se empezó a entender lo que aquí estábamos intentando poner en valor, y hoy otros muchos seguirán viendo eso que aquí intentamos hacer, y eso es sencillamente encontrarnos”.

Fernández Vara ha afirmado que cuando uno lleva un determinado tiempo en la vida pública aprende a separar los momentos importantes y este es uno de ellos, uno de esos momentos en los que uno tiene la sensación de que estamos intentado hacer algo que, sin duda ninguna, trasciende al instante en el que lo hacemos.

MENSAJE DE PAZ PARA EL MUNDO

El presidente de la Asamblea Nacional de Nepal, Ganesh Prasad Timilsima, ha centrado su alocución en la paz para el mundo, que es, ha dicho, el mismo mensaje que Buda transmitió hace 1.500 años para toda la humanidad y que ahora "tiene mucho más sentido".

Un mundo, ha lamentado, "al borde de la guerra" ya sea por los territorios, por las razas, etnias o religiones, y donde se gasta dinero en armamento en lugar de en la paz y el desarrollo.

Prasad ha señalado que cree "firmemente" en que la paz es posible a través de la justicia social y la no violencia, y ha destacado que se trata de un "proyecto ejemplar" en el que el gobierno de Nepal quiere colaborar y hará "todo lo posible" para que Cáceres sea "una ciudad de Buda".

COMPARTIR FILOSOFÍA DE VIDA

La presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín, ha dado la bienvenida a la delegación nepalí a una tierra que "no les va a dejar indiferentes", y que a pesar de la distancia física comparte con Nepal "una manera de entender el mundo, una filosofía de vida basada en el respeto a la tierra de la que vive gran parte de la ciudadanía , la cultura y la diversidad de quien piensa o cree de manera diferente".

Así, podrán comprobar en sus visitas a Mérida, Guadalupe y la propia Cáceres, que Extremadura "ha sido y es punto de encuentro y unión de civilizaciones".

"Extremadura seguirá siendo nexo entre culturas", lo cual se materializará este jueves con la firma del hermanamiento entre Cáceres y Lumbini, dos ciudades Patrimonio de la Humanidad, que han sabido ver "punto de unión para cooperar en aras al bien común", atendiendo a la "sensibilidad hacia el otro más allá de las diferencias", una de las acepciones de la palabra humanidad.

Cabe añadir que, en el acto, se ha reproducido un vídeo sobre el proyecto, y se ha hecho entrega de bustos de Buda a Fernández Vara, a Prasad y a la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.