the geco
  • |
Región Digital

El alcalde de Cáceres reconoce "erratas" en el "acuerdo de voluntades" con Nepal

Luis Salaya insiste en que no tiene consecuencias legales y lamenta que el PP "quiera bajarse" del proyecto de construcción de un templo budista.

14 enero 2020

Ep.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha reconocido que el memorando que se ha firmado con el alcalde de Lumbini (Nepal) para potenciar la construcción de un templo budista en la capital cacereña contiene "erratas" porque se ha utilizado el documento que se había preparado para ejecutar el proyecto en Madrid, y que fue desechado por el alcalde del PP, José Luis Martínez-Almeida al provenir del gobierno de Manuela Carmena.

Salaya ha explicado que el documento que se ha firmado fue revisado "razonablemente" y que se trata de un "acuerdo de voluntades" que no tiene "consecuencias legales ni jurídicas", por lo que ha restado importancia al hecho de que se haga alusión a una Dirección General de Acción Internacional y Ciudadanía Global del Ayuntamiento de Cáceres, que no existe en el organigrama municipal cacereño.

"Es un acuerdo de voluntad entre dos ciudades (Cáceres y Lumbini) para que se lleve a cabo el proyecto y ahora tenemos el compromiso, el acuerdo y la voluntad de que el templo budista será en Cáceres", ha resaltado el regidor cacereño en una comparecencia ante los medios de comunicación a media mañana que no estaba prevista en la agenda municipal.

El documento significa que "comienza" una relación con Lumbini y las asociaciones nepalíes y se ha avanzado en que "todos" los agentes implicados "tienen claro" que la ubicación idónea es Cáceres y "esto lo aceptan todas las partes".

"Pero si nos empeñamos en poner trabas, no saldrá adelante y es importante que todas las partes estén implicadas y la sociedad civil también debe apoyarlo al igual que los partidos políticos", ha recalcado.

Respecto a la ubicación del complejo budista, Salaya ha aclarado que se hará en unos terrenos a las afueras de la ciudad, preferiblemente de titularidad municipal, pero que no se cederán a la Fundación Lumbini Garden, sino solo se cederá el "uso" de ellos.

Además, ni la Junta de Extremadura ni el Ayuntamiento de Cáceres tendrán que hacer ningún desembolso económico porque la financiación, que podría alcanzar los 25 millones de euros, será privada y provendrá de donaciones de "empresarios asiáticos que quieren apostar por un proyecto de paz", ha dicho el alcalde.

Respecto a la modificación puntual que habría que llevar a cabo en el Plan General Municipal (PGM) para desarrollar el proyecto, Salaya ha apelado a la unanimidad de la corporación, no porque sea obligatorio legalmente, sino porque quiere que el proyecto tenga "una estabilidad política" y que está respaldado por todos los grupos políticos.

"No queremos que nadie se ponga de perfil", ha subrayado al tiempo que ha lamentado que el PP no lo apoyara.

"Sería una pena que el PP se quiera bajar de este proyecto", ha insistido, al tiempo que ha resaltado que el viaje a Nepal ha servido para "convencer a los empresarios y gobernantes de que la ubicación ideal del centro es en Cáceres".

"Era un viaje imprescindible para que se consolide la ubicación", ha resaltado Salaya que hablará con los portavoces de los grupos de la oposición "entre hoy y mañana" para explicarles el proyecto de Nepal.

AGENDA INTENSA

Respecto a la agenda que ha desarrollado la delegación extremeña en Nepal la pasada semana, el alcalde la ha calificado como "muy intensa y productiva".

"Los jardines de Lumbini y la estatua de Buda serán el símbolo de la cultura de la paz integral y la no violencia de la ciudad de Cáceres", ha espetado el regidor que insiste en que será una referencia espiritual para Europa y Asia.

"Es una ocasión de tener un papel importante para que Cáceres sea conocida mundialmente, destino de muchos turistas y abrir lazos económicos en el continente asiático. Es una oportunidad histórica por sus repercusiones en el turismo y por su visibilidad internacional", ha recalcado Salaya.

Tanto es así, que Cáceres presentará el proyecto de construcción del templo budista en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se desarrolla en Madrid la semana que viene, y en la que se darán más detalles sobre este asunto entre los que podría estar la ubicación concreta del templo budista.

"El objetivo es introducir una cuarta cultura en la ciudad que abrirá puertas de cara al futuro", ha dicho el regidor en alusión al pasado cristiano, judío y árabe de la ciudad.

Noticias Relacionadas

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.