EUROACE
  • |
Región Digital

Monago, exilio juvenil y desempleo, el balance de sus presupuestos

22 octubre 2014

Miguel Ángel Morales reflexiona sobre los Presupuestos “de la mentira y la demagogia” con el que Monago quiere cerrar 4 años de fracasos y falta de sensibilidad social.

José Antonio Monago afirmó hace tres años y medio que si no lograba bajar ni un solo parado de los existentes con el gobierno socialista, su gestión sería un fracaso, pues bien no sólo no ha conseguido lo que prometió, sino que además con su gestión,ha aumentado en más 40 mil personas las personas paradas, además del incesante exilio juvenil que vacía Extremadura de talento.

Si a esto le sumamos la desprotección social de los parados, el IVA, la disminución de becas, la no devolución del copago farmacéutico, el incumplimiento del pago de la Renta Básica, el incremento del céntimo sanitario, la pauperización de los servicios sanitarios y educativos, la desinversión en infraestructuras..., todo esto ha hecho que Extremadura y su gente vivan el peor momento socioeconómico de la democracia porque, además, le han arrebatado la esperanza a la gente.

Su gobierno será recordado por el de los fuegos fatuos en la indecencia de una gestión que paga 40 mil euros a un presentador, pero que cierra las urgencias, un gobierno que gasta millones en premios extirpando de la educación pública, un gobierno que paga más en propaganda para enaltecer a un faraón de secano que en invertir en nuestra tierra, sus productos y los valores que nos han hecho enorgullecer de ser extremeños.

Es complicado salirse de la indignación y la descalificación cuando uno escucha cifras que, alegremente, se inventan para legitimarse en la misma mentira. Un partido político que ha decidido importar el ébola mientras ha estado saqueando la sanidad pública, es un partido político desahuciado de cualquier mínima confianza ciudadana. Y a la vez que ello nos aterra, el señor Monago afirma que Extremadura crecerá un punto porcentual más que Alemania en 2015 sin haber cambiado, estructuralmente, ni un ápice de su eterna intransigencia ante las necesidades sociales que atravesamos. Inmoral o delirante. Usted elige.

Han decidido, eso sí, “morir” con los titulares puestos. Dicen que reducen impuestos pero lo que hacen es quitarle a la educación más de 115 millones de euros, dicen que bajan impuestos, pero la inversión de los PGE cae casi un 17 por ciento en la provincia de Cáceres. Son cuestiones de forma, pero sobre todo de fondo: basan su cuantía electoral en la mentira. Pero la realidad cotidiana de la gente no puede ser eclipsada por anuncios vacíos.

Monago nos ha quitado más de mil millones de euros de la sanidad, han permitido o creado más de 50 impuestos a los extremeños, la deuda regional ha aumentado en más de 500 millones, ha descendido en más de mil cuidadores familiares a personas dependientes sólo en la provincia de Cáceres, 313 mil extremeños se enfrentan a la pobreza energética, 150 mil parados... Por todo esto, es decir por su fracaso, recordemos, dimitió el Consejero Fernández, una vez se le acabó la prepotencia y los números superaron su deficiente gestión.

Para este último año, Monago ha decidido que gastará lo que no tiene y que no escatimará un céntimo con tal de permanecer en el gobierno. Habrá anuncios y números imposibles de demostrar todos ellos y, qué casualidad, después de mayo de 2015. Estamos hartos de tanta frivolidad con la que unos juegan a mandar mientras la gente sufre y languidece en su desesperanza.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.