the geco
  • |
Región Digital

Estamos hartos

26 octubre 2018

Ambigüedades constantes, falsedades recurrentes, promesas incumplidas, deslealtades, olvido, agravios comparativos…

Ambigüedades constantes, falsedades recurrentes, promesas incumplidas, deslealtades, olvido, agravios comparativos… Todo eso siente y vive cada uno de los y las extremeñas que ven cómo, para muchas y muchos, no somos un territorio igual que el resto del país.

Da vergüenza ajena ver cómo para algunos, incluso para la presidenta de Adif, sólo es cuestión de “cierto desequilibrio”, vergonzoso e indignante. Da mucha rabia escuchar cómo otros, desleales con el Estado, siguen sacando tajada a costa de amenazas y políticas de desgaste. No, este no es el país que queremos y empezamos a construir después de los años aciagos de la dictadura franquista.

Hablar con la gente sobre el tren que nunca llega es oír sus quejas, su hartazgo, su desilusión para con un país al que ofrecieron su sudor, su vida, su exilio. Un país que nos olvida recurrentemente y que aún así defendemos con tesón. Pero la paciencia tiene un límite.

Acostumbrados a ver cómo, en ocasiones, los distintos gobiernos de España toman las decisiones en función del peso electoral de las Comunidades Autónomas y sabiendo que no es el mismo cuantitativamente, no podemos admitir que nuestro un país avance desde la desigualdad y la discriminación selectiva. El equilibrio territorial es garantía de progreso y el Estado está en deuda con Extremadura, aunque no seamos tantos como catalanes, vascos, madrileños o valencianos.

¿Qué habrían pensado las vecinas y los vecinos del pueblo más pequeño si la Junta de Extremadura no hubiese llevado los servicios necesarios para vivir dignamente? Exigimos lo mismo, gobierne quien gobierne en Madrid, y no vamos a parar hasta que se nos escuche, hasta que algunos funcionarios dejen de tomarnos el pelo y entiendan, de una vez por todas, que vamos en serio.

Porque este territorio, Extremadura, en el que hacemos milagros para vivir en igualdad, necesita infraestructuras para converger con un continente al que tenemos mucho que ofrecer. Porque este territorio, Extremadura, necesita ya mismo un Plan de Empleoque nos ayude a salir de nuestro drama estructural.

Exigimos justicia con Extremadura, una justicia que, aunque llegue tarde será bienvenida porque se trata de construir un país en el que no valga más una ciudadana o un ciudadano en función de dónde residaen esta España nuestra. Es inadmisible seguir soportando este agravio comparativo. Es hora de gritar basta, sin anteponer intereses políticos o electorales, es hora de plantarse de una vez por todas, es hora de no resignarse, es hora de exigir lo que nos corresponde, no somos más que nadie, pero tampoco menos que nadie y exigimos al actual Gobierno de España el mismo trato que al resto de Comunidades Autónomas.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.