arroces
  • |
Región Digital

Diálogo desde las diferencias

14 diciembre 2016

Artículo del Secretario General del PSOE de la provincia de Cáceres, Miguel Á. Morales.

Uno de los máximos valores del sistema democrático es el diálogo. Las posiciones enfrentadas, en una tarea que busca el bien común, deben acercarse cediendo y acordando, al menos, en unos mínimos necesarios para que la ciudadanía sienta y compruebe que sus representantes, a los que ha votado, son útiles y han trabajado por buscar ese bien común, compatible con las legítimas diferencias ideológicas.

No tiene sentido utilizar la Asamblea de Extremadura como un cuadrilátero, con más o menos cuota mediática, buscando el KO del rival porque le han dicho que es mejor ser agresivos que útiles. Humildemente creo que es un error, incluso una torcedura ética de los mismos principios democráticos que hemos decidido defender y no simplemente enunciar para la galería.

No se entiende, y lo expreso desde la esperanza, que un partido que se define como "la voz de la gente", con el porcentual de votos que tenga, se niegue a hacer valer su representación a la hora de buscar mejorar los Presupuestos de Extremadura para 2017. Nadie que tenga dos dedos de frente puede argumentar, más allá de un grupete de colegas, que la negativa constante es producto del error del otro. Absolutamente nadie, en política menos aún, tiene el don de la infalibilidad.

El PSOE de Extremadura lleva décadas luchando por la ciudadanía. Hemos acertado y errado, hemos ganado y perdido, hemos subido y bajado. Hemos vivido todo tipo de vicisitudes en este carrusel de roles que es la democracia. Por eso creemos que tenemos la capacidad para liderar un proceso que acabe en consenso, un proceso que acabe comprometiéndose con toda Extremadura.

En este juego del no, por llamarlo de alguna manera aunque es de todo menos un juego, la que pierde es la gente, primero sus votantes y luego el resto de la sociedad que, con el ejemplo del acuerdo parcial podría sentirse orgullosa de que los grupos políticos se sienten a dialogar y a acordar por el bien común.

La política, es necesario recalcarlo, no es un vehículo para desestabilizar –o intentarlo- sino y sobre todo, es el principio básico a partir del cual cambiar rasgos culturales perniciosos para la pluralidad. Dicen que nunca más volverá el bipartidismo. No entiendo esta afirmación si viene de un grupo que dice que no a todo. Nos votan para ser útiles y la utilidad reside en el acuerdo. Luego, si son incapaces no solo de alcanzarlos sino de ni siquiera sentarse a hablar, la gente volverá a lo que –en teoría- ellos llegaron para cambiar, según la petulancia del momento y la aseveración de los nuevos tiempos que nunca llegaron.

Seamos, por tanto, humildes, ellos y nosotros, sentémonos a hablar porque se lo debemos a Extremadura. Acordemos, mejoremos entre todas las fuerzas políticas unas cuentas en las que se refleje toda la gente, sin exclusiones ni sectarismos. Está en nuestras manos cambiar la política de dos colores a una política pluricromática, como la sociedad misma. A nadie le sirve no dialogar. El cielo, deberían aprender, se toma por consenso o al menos con amplios acuerdos.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.