the geco
  • |
Región Digital

No voy a pedir perdón por ser socialista

18 febrero 2015

Miguel Ángel Morales y una sentida reflexión sobre el camino transitado y el que nos tocará transitar.

Hubo un tiempo en que para los pueblos de Extremadura tener luz eléctrica, agua corriente o alcantarillas era una utopía. Hubo un tiempo en el que la educación pública se impartía en salas destartaladas, en las que pasar frío y recibir el adoctrinamientodel régimen era lo habitual. Llegó otro tiempo en el que se construyeron escuelas, aulas, becas, se facilitaron libros, ordenadores y se llevó a los niños al colegio. No voy a pedir perdón por ser socialista y haberlo conseguido entre todos.

Hubo un tiempo en el que los médicos eran todo y no contaban con nada, tiempo donde el llanto siempre era para las familias pobres que ademáde pagar la igualaeran mal atendidos. Llegó otro tiempo en el que se construyeron centros de salud y en el que los hijos de los que lloraban se convertían en médicos para atender a sus IGUALES en sus pueblos, con Urgencias abiertas y servicios de primer nivel en cada rincón de Extremadura. No voy a pedir perdón por ser socialista y haberlo conseguidoentre todos.

Hubo un tiempo en el que la Universidad no era para los buenos, sino para los que más tenían. No importaba el mérito ni la inteligencia, solo importaba el dineroa la Universidad iban los mismos, iban los hijos de los hijos de la Extremadura pudienty llegó otro tiempo en el que a la Universidad fueron los que podían y los que no podían, un tiempo en el que ya no importaba la billetera y en el que el hijo del obrero, del campesino podía aspirar a ser abogado, ingeniero o médico y curar las heridas de la desigualdad. No voy a pedir perdón por ser socialista y haberlo conseguido entre todos.

Hubo un tiempo en el que nacer mujer era una cruz, un tiempo en el que sólo debíanser buenas esposas, madres y amas de casa, un tiempo en el que tenían que aguantar, no quejarse,no pensar, servir y seguir calladas y llegó otro tiempo en el que la Igualdad las hace compañeras de sus hombres en un mismo nivel de decisión, un tiempo en el que la paridad se hizo Ley. No voy a pedir perdón por ser socialista y haberlo conseguido entre todos.

Hubo un tiempo en el que ser homosexual era ser maricón y degeneradoy llegó otro tiempo en el que ser lo que quieras ser se hizo orgullo y llegó también la Ley de matrimonio igualitario en el que la unión se basa en el amor. No voy a pedir perdón por ser socialista y haberlo conseguido entre todos.

Y llega otro tiempo en el que nos tocará volver a encaminarnos hacia nuevas utopías, sueños que un día conseguimos hacer realidad sin dejar a nadie fuera de su propia vida. Nos toca un tiempo en que debemos volcar todo nuestro espíritu de convivencia para favorecer un consenso progresista, no para construir poder, sino para que nuestros jóvenes sirvan a su tierra con el compromiso y el conocimiento adquiridos.

Llega otro tiempo en el que deberemos entre todos volver a reconstruir lo que han destruidocoser lo que han descosido y acabar con las desigualdades provocadas por los que ahora nos gobiernan y cuando lo logremos, porque lo haremos que nadie dude de ello, no pediré perdón por ser socialista y haberlo conseguido nuevamente entre todos y todas.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.