ecuestre
  • |
Región Digital

En un festival "como los de siempre"

Cáceres y Womad celebran sus treinta años juntos con 27 artistas de 16 países

Les Amazones d'Afrique (Mali), Ana Tijoux (Chile), Liraz (Israel) o la española Virginia Rodrigo, entre las voces femeninas de esta edición.

29 abril 2022 | Publicado : 12:04 (29/04/2022) | Actualizado: 21:36 (29/04/2022)

Ep./Rd.

La ciudad de Cáceres y el festival Womad celebran, del 5 al 8 de mayo, sus treinta años juntos en un certamen que regresa, después del parón de dos años por la pandemia, en un formato "como los de siempre" con tres días de conciertos que ofrecerán 27 artistas de 16 países de cuatro continentes, además de talleres, cine, mercado de artesanía, comidas del mundo y actividades divulgativas.

Para el reencuentro y la vuelta a la normalidad, la organización ha apostado por potentes voces femeninas como las de Les Amazones d'Afrique, de Mali; la chilena Ana Tijoux, la israelí Liraz, o las españolas Tarta Relena y Virginia Rodrigo, además del londinense Theon Cross, virtuoso de la tuba, y la superestrella africana Dobet Gnahoré, que presentarán sus últimos proyectos, creados durante el periodo de aislamiento, con los que invitan a mirar el futuro con optimismo.

El rock and roll de Songhoy Blues, de Mali, y el soul de J.P. Bimeni, de Burundi, y los talleres infantiles de Moonkmilk Arts, Inspirall and Snapped Arts, se unen a la actividad 'Mundo de palabras', que homenajeará a la poetisa Gloria Fuertes, difundirá las nuevas narrativas y recorrerá la historia de la copla española en tres centros de mayores, uno de los colectivos más castigados por la pandemia.

Shoul & Libra Loggia, Darío González, Rui Diaz & La Banda Imposible, Los Niños de los Ojos Rojos, Pacombo Latino y Cool Up & the Sherlock Horns componen la selección extremeña del festival, que también proyectará en la Filmoteca de Extremadura 'Los Nadie', que narra la historia de un grupo jóvenes que se refugian en el arte callejero y la música, y el documental español 'Una orquesta armada'.

Todo esto sonará en los dos escenarios principales ubicados en la Plaza Mayor y la Plaza de San Jorge en una ciudad que esos días se empapa de multiculturalidad para reencontrarse con uno de los festivales que espera celebrar otra vez una edición "multitudinaria".

Así lo han augurado los responsables de la organización en la presentación del cartel que este año se ha hecho esperar debido a las negociaciones con la organización y los cambios normativos en la contratación pública. Finalmente, se ha firmado un contrato para las ediciones de 2022 y 2023, con un presupuesto anual de 426.210,14 euros, prorrogable por dos años más.

La directora del festival, Dania Dévora, ha reconocido que el camino "no ha sido fácil" y ha explicado que el proceso burocrático que se ha tenido que seguir "ha sido necesario", al tiempo que ha agradecido el compromiso de las instituciones del Consorcio del Gran Teatro de Cáceres (Junta de Extremadura, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Cáceres), que ha hecho posible que "Womad vuelva a su hogar".

"Queremos festejar el feliz reencuentro con Cáceres después de estos dos años que hemos vivido y superado, e invitamos a todos los ciudadanos a sumarse a esta gran fiesta de las culturas del mundo para bailar, bailar y bailar", ha indicado Dania Dévora.

"OFRECE CULTURA GLOBAL, TOLERANCIA Y CONVIVENCIA"

Por su parte, la consejera de Cultura, Nuria Flores Redondo ha señalado que este festival multicultural vuelve a Extremadura después de dos años de paréntesis ofreciendo “cultura global, respeto, tolerancia y sana convivencia con nuestro entorno natural y patrimonial”.

La titular extremeña de Cultura ha afirmado que la celebración del Womad devuelve la cultura, "que fue nuestro salvavidas en los momentos más duros de la pandemia", a los emblemáticos escenarios de Cáceres, y representa “todo un símbolo de la recuperación de los grandes eventos culturales y musicales”.

Además, Flores ha destacado que Womad supone un intercambio cultural que tiene como eje la música, la palabra y la danza y va dirigido a todos los públicos, desde niños a mayores, con una “programación extensa” con música, danza, cine, conciertos, literatura, pasacalles, proyectos humanitarios y lecturas, entre otros.

Y es que, según sus palabras, “en un mundo cada vez más global con más flujos de personas de un lado y de otro, con más necesidad que nunca de trabajar todos a una y que cada cual aporte lo mejor de su conocimiento, experiencia y su cultura, es preciso fomentar el entendimiento, la aceptación del otro y la tolerancia”.

Finalmente, la consejera ha destacado que el festival permite que desde Extremadura “nos acerquemos a otras partes del mundo a través de la cultura” y ha invitado a todas las personas que quieran conocer la región a añadir en su viaje la cultura en vivo, según informa la Junta en una nota de prensa.

El presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, también se ha referido a los valores que impregna el certamen como la "tolerancia" y la convivencia entre culturas.

Mientras, el alcalde de la ciudad, Luis Salaya, ha incidido en que este certamen llega en un momento en el que Cáceres se está consolidando como destino turístico, al tiempo que ha subrayado que los mensajes de paz y de multiculturalidad son fundamentales en estos momentos.

A la presentación han asistido también la directora del Consorcio Gran Teatro, Silvia González, así como otros responsables de las instituciones consorciadas.

VOCES POTENTES DE MUJERES

Respecto al cartel que conforma el Womad 2022, destacan las voces de las ya mencionada Dobet Gnahoré, la chilena Ana Tijoux, de Les Amazones d'Afrique, de Mali o de las españolas de Tarta Relena y Virginia Rodrigo. Si la chilena Tijoux encarna un hip hop feminista reivindicativo, Les Amazones d'Afrique, traerán a Cáceres su activismo social que les ha llevado a hacer campaña por la igualdad de género.

También desde un feminismo crítico se presentan la música urbana de Virginia Rodrigo y la del dúo Tarta Relena (Marta Torrella y Helena Ros). La cantante y actriz Liraz recuerda, por su parte, las voces de mujeres iraníes de su pasado familiar en Irán, país del que sus padres marcharon a Israel, donde nació ella.

Womad Cáceres también quiere hacer suyas las voces de aquellos que, como los componentes malienses de Songhoy Blues o J.P. Bimeni, de Burundi, han padecido la violencia y el exilio y descubrieron en la música una vía de salvación y alegría frente a la tragedia de sus orígenes.

Shonghoy Blues, que representa el futuro del rock and roll en África, se fundó durante la guerra civil de su país en la pasada década "para crear algo positivo a partir de la adversidad", como recuerda su principal cantante, Aliou Touré. Por su parte, J.P. Bimeni, hechizado por la música del norteamericano Otis Redding, se zambulló en el mundo del soul aunque no olvida su adolescencia en Burundi, donde sobrevivió a un tiroteo entre pandillas antes de escapar al Reino Unido.

De Italia llegarán las tradiciones musicales de Puglia pasadas por la modernidad que aplican Canzoniere Grecanico Salentino; de Galicia Baiuca (Live Band A/V Show) el proyecto de folktrónica de Alejandro Guillán, una mezcla de ritmos tradicionales gallegos y electrónica contemporánea; de Francia, Taxi Kebab, con Leïla Jiqqir y el coreógrafo y DJ Romain Henry y su encrucijada musical de múltiples influencias con base en la electrónica y las raíces norteafricanas de Jiqquir.

Y de Angola, Brasil, Grecia e Italia aterrizan en Cáceres los seis músicos de Ayom, con sus sonidos brasileños, tropicales, afrolatinos y afrolusitanos.

LA MÚSICA EXTREMEÑA

La música extremeña llegará de la mano de seis bandas que actuarán en el escenario de la Plaza Mayor abriendo cada día las sesiones de conciertos. El jueves 5 de mayo lo harán Shoul & Libra Loggia, Juan Carlos Montero y Alejandro Hernández, con su música urbana. Y Darío González presentará su primer disco en solitario, Quinina, tras unos años compartiendo escenario con Malapata Band y su rumba cacereña.

El viernes día 6, se subirán al escenario Rui Díaz & La Banda Imposible, gestados en Badajoz. Y Los Niños de los Ojos Rojos, una de las bandas más populares de Extremadura, ambientarán el festival con su folk, fusionando hip hop, disco, reggae, ska y funk con música tradicional de origen balcánico, irlandés y extremeño.

La participación extremeña la completan Pacombo Latino, un proyecto creado en 2009 por artistas de distintos ámbitos unidos para crear música de fusión de las raíces de la música afro-cubana con los elementos clásicos del jazz, y Cool Up & The Sherlock Horns, una agrupación de referencia para los amantes de la música jamaicana.

No faltarán a esta cita los talleres infantiles que los colectivos artísticos del Reino Unido Moonmilk Arts, Inspirall and Snapped Arts impartirán en el Museo Pedrilla para construir objetos y estructuras relacionados con el mar (tortugas, medusas, conchas, una gigantesca estrella marina...) que culminará con el pasacalles final del domingo.

Noticias Relacionadas

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.