Región Digital
Twitter rectangular

Tres detenidos en Cáceres por envenenar aves en peligro de extinción

Las investigaciones son realizadas por el SEPRONA de la Guardia Civil de Cáceres, tras el hallazgo de tres cadáveres de águila imperial ibérica y dos milanos reales. Los detenidos e investigados, utilizaban dos compuestos "muy tóxicos" para el envenenamiento de las aves.

14 junio 2017 | Publicado : 12:06 (14/06/2017) | Actualizado: 12:41 (14/06/2017)

Agentes de la Guardia Civil han detenido a tres personas, e investiga a otras dos, por el envenenamiento de aves en peligro de extinción, tras hallar tres cadáveres de águila imperial ibérica y dos milanos reales, mediante la utilización de compuestos "muy tóxicos".

En concreto, según informa la Benemérita en una nota de prensa, la primera de las actuaciones del Seprona de la Guardia Civil de la Comandancia de Cáceres, tuvo lugar tras el hallazgo en una finca situada en la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA), en el entorno de la Sierra de San Pedro, dentro del término municipal de Cáceres, de un cadáver de un ejemplar adulto de águila imperial ibérica.

Así pues, tras este hallazgo, y tras una inspección realizada en la zona, los agentes localizaron un nido con cadáveres de dos crías de la misma especie.

De este modo, y ante las sospechas de un posible envenenamiento, la Guardia Civil activó el 'Programa antídoto de lucha contra el uso ilegal de venenos', y trasladó los cadáveres de las aves, así como otros restos, al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Sierra de Fuentes (Cáceres).

En este centro, tras varios exámenes de la especies, detectaron la presencia de un potente compuesto tóxico en los tres ejemplares de águila imperial ibérica, para los que se había utilizado una paloma doméstica como cebo envenenado.

A partir de ese momento, la Guardia Civil inició las labores de localización de autor de los hechos, para lo cual se ayudaron por perros de la Guardia Civil especializados en la detección de cebos envenenados.

En esas gestiones, se logró localizar en las proximidades una explotación ganadera en la que hallaron 80 artes prohibidas de caza, como cepos de grandes proporciones o trampas, así como dos envases que continúan "un granulado que por sus características, podría tratarse del compuesto detectado en los análisis toxicológicos", y que correspondía con el "muy tóxico pesticida que provocó la muerte de las tres águilas imperiales".

Finalizada la investigación, la Guardia Civil intervino el pasado 3 de mayo, artes de caza prohibidas localizadas y detuvo al representan legal de la explotación, un guarda y un empleado de la finca, como supuestos autores de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna.

DOS INVESTIGADOS EN TRUJILLO

Asimismo, y durante la tarde del mismo 3 de mayo, agentes de la Guardia Civil del Servicio de la Protección de la Naturaleza de Trujillo (Cáceres), dieron por esclarecido otro caso grave de envenenamiento de especies protegidas, concretamente dos milanos reales, cuyos cadáveres aparecieron en una explotación situada en citado término municipal.

La investigación se realizó sobre dos empleados de la finca, como supuestos autores de un delito relativo a la protección de la flora y la funa.

Al igual que en el caso anterior, y tras una inspección realizada por la Guardia Civil en las instalaciones de la finca, fueron localizadas artes de caza prohibidas, en concreto cepos, así como un envase con un granulado que tras su análisis, se pudo comprobar que se trataba de un insecticida de alta toxicidad, prohibido en España desde el año 2003, y que fue el utilizado para el envenenamiento de los dos milanos reales.

La Guardia Civil considera que los motivos para el envenenamiento de las aves, pudiera guardar estrecha relación con intereses de índole ganaderos, teniendo en cuenta la actividad principal de las dos fincas o explotaciones donde fueron hallados los venenos.

Finalmente, según información facilitada por los responsables del Servicio de Convservación de la Naturaleza y Áreas Protegidas de la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, el coste de reposición o valor económico de los tres ejemplares de águila imperial ibérica, podría ascender a los 195.000 euros, agravado por haberse cometido en un espacio natural protegido.

En cuanto a los dos milanos reales, igualmente en peligro de extinción, su valor asciende a los 24.000 euros, calcula la Guardia Civil.

Cabe destacar que todas las actuaciones practicadas por la Guardia Civil han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción competente y en la Fiscalía Provincial de Medio Ambiente.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.