arroces
  • |
Región Digital

¿Amazonas debe su nombre a un extremeño?

12 agosto 2019

¿Amazonas debe su nombre a un extremeño?

Esta semana y las dos siguientes quería compartir con todos vosotros una serie de tres post sobre AMAZONAS. Sobre este pedazo de tierra único en el planeta, el pulmón del mundo...

Esta semana y las dos siguientes quería compartir con todos vosotros una serie de tres post sobre AMAZONAS. Sobre este pedazo de tierra único en el planeta, el pulmón del mundo lo llaman, aunque los seres humanos estamos dando pasos agigantados para que el pulmón sufra un enfisema de consecuencias desastrosas…

Este lugar es mágico, mágico de verdad. A lo largo de mi vida he dormido en el desierto varias veces con tribus bereberes entre otras, he escalado hasta Machu Pichu, ido a Siria o Irak, más de 30 viajes a África…pero ,sin duda, este es lugar más mágico que he conocido. Vengo cambiada, vengo hechizada y vengo con la mochila llena de historias, de leyendas y de mucha magia. Nos fuimos 5 días a la selva, a dormir en la selva, a pescar las pirañas que tendríamos que cenar, a “cazar caimanes”, a convivir con indígenas…

Quiero compartirlo con vosotros empezando en el post de hoy por la propia historia del Amazonas y alguna de sus leyendas, que tanto tienen que ver con los extremeños…hay quién afirme que incluso el nombre se lo debemos a un colonizador de nuestra región, Orellana. Hay teorías para todos los gustos pero esta tiene mucho sentido. En los dos próximos post pretendo contaros nuestro propio viaje y qué nos depara el futuro sobre la tan temida deforestación de esta maravilla. 

Empecemos con la historia y las leyendas de esta tierra mágica.

Con una longitud total de 5,5 millones de km², el bosque amazónico fue una vez una enorme colina verde con un clima árido que no favorecía la formación de un bosque tropical en América del Sur. Cuando América del Sur y África formaban un solo continente, el bosque amazónico no existía, porque las condiciones actuales muestran que ha sufrido cambios a lo largo de la historia.

 

El entorno que vemos hoy y la biodiversidad de la Amazonía se crearon hace unos 6 millones de años, y sus características no son solo el resultado del cambio climático y las interacciones entre especies, sino también factores geológicos como la elevación de las montañas, como el caso de la Cordillera de los Andes, ubicada entre Chile y Argentina.

Cuando los exploradores llegaron a Brasil, se sorprendieron por la grandeza de la selva amazónica, llamándolo "Infierno verde" debido al calor del bosque y los peligros que encontraron sus expedidores durante la exploración. Había riquezas y pueblos de diferentes culturas.

Inicialmente, la región del bosque pertenecía a los españoles debido al Tratado de Tordesillas, un tratado hecho en 1494, en el período colonial, por el Reino de Portugal y España para dividir las tierras descubiertas, o no, fuera de Europa.

En el siglo XVII, los portugueses fueron los primeros (alrededor de 2.000 personas) interesados ??en la región debido a la avaricia de otros países. En ese momento, la explotación de frutas como el cacao y las nueces de Brasil tuvo un impacto en las ventas internacionales.

La disputa entre Portugal y España duró hasta 1750 y terminó con el Tratado de Madrid que estableció límites geográficos con respecto a las colonias en América del Sur. A los ojos de Europa, el comienzo de su colonización representó un paraíso peligroso, pero fue rentable tanto en comercialización de productos amazónicos, como en la explotación de los pueblos del bosque.

En esta primera fase destacamos este interés derivado de la explotación de los recursos naturales amazónicos, frutas, maderas consideradas nobles por la Corte, como Pau-Brasil (el árbol que da nombre al país y que hoy está prácticamente extinguido). Se detectó una dependencia entre la colonia y la metrópoli y la búsqueda de la conquista y el deseo de poder caracterizaron la dominación e importación de la cultura portuguesa en América del Sur. Este hecho definió parte de la cultura brasileña y representó para los primeros habitantes un pasado de esclavitud y pérdidas.

Amazonas es un nombre de origen griego. Los griegos consideraban a las amazonas una raza de mujeres guerreras, ubicadas generalmente en lo que hoy se conoce como Ucrania. Algunas de ellas participaron en eventos reseñables de la historia griega tales como la Guerra de Troya. Su religión les impedía el contacto con los hombres. Con una excepción: una semana al año, celebraban unas fiestas que servían para fomentar la concepción. Francisco de Orellana, conquistador del Nuevo Mundo dio este nombre al río Amazonas, al considerar que el área estaba habitada por mujeres guerreras que dominaban perfectamente el arco y la flecha, quién sabe si no fueron las responsables de la pérdida del ojo de Orellana…pero eso es otra historia.

Hablando de historias, son tantas, tan variadas, tan increíbles…pero quería dejar por aquí algunas de las más conocidas o curiosas leyendas.

La anaconda gigante, el 'Mai d'agoa'

En los pueblos amazónicos se narra la historia de una anaconda que trascendería los límites conocidos por la ciencia. Los indígenas brasileños la llaman Mai d'agoa; Yacumama los de Perú (la madre del agua). Hablan de especímenes mayores de 50 metros de largo y uno de ancho, con un peso de 5.000 kilos. Parecería un mito, sino fuera porque desde los tiempos de la invasión del Amazonas, se ha narrado (en muchas crónicas) el encuentro con especímenes que superan los 30 metros. Según los indígenas, esta anaconda tiene unos ojos fosforescentes por la noche.

El jaguar que inventó la Ayahuasca

Cuentan los lugareños que, hace miles de años, un chamán se aisló en lo profundo de la selva para descubrir los secretos de la Chacruna (planta que contiene una poderosa triptamina). Sin conseguir su propósito, casi dándose por vencido; vio a un jaguar, rascando una liana de Yagué. Lo hacía para dilatar sus pupilas (debido a los alcaloides de la planta) y aumentar su sensibilidad para la caza. El brujo lo tomó como una señal, y mezcló ambas plantas; acababa de descubrir el famoso brebaje conocido 'Ayahuasca'.

La leyenda de El Dorado

Cuenta un mito de la Amazonia peruana, que un descendiente del ilustre Manco Capac (el inca fundador de Cuzco) gobernaba un reino llamado Paititi (''el tigre grande'') que se erguía en lo profundo de la selva. Sus riquezas eran incomparables y provenían de la generosidad de la jungla. Tanto era así, que “el inca, Manoa, señor de aquella colosal fortuna, se hacía cubrir cada día, después de bañarse, con polvo de oro”. De aquí, podría provenir el sobrenombre de 'El Dorado'; una utopía de 100 quilates en cuya búsqueda perecieron miles de aventureros. Puede que todavía esté por allí, esquivando al hombre blanco que va a por ello.

Estas son solo algunas de ellas, si tenéis curiosidad podéis dar con otras muchas más que os sorprenderán seguro.

Nos leemos la semana que viene, espero poder contaros como han sido esto 5 días en la selva, inolvidables y mágicos.

Sed felices y cuidad el planeta, es el único que tenemos por ahora.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.