Festival flamenco
  • |
Región Digital

La Única Lucha, la que no se puede abandonar

17 mayo 2019

La Única Lucha, la que no se puede abandonar

Ayer millones de personas se echaron a las calles, un tsunami como fue llamado en algunos medios contra las barbaridades y los cortes más graves

Ayer millones de personas se echaron a las calles, un tsunami como fue llamado en algunos medios contra las barbaridades y los cortes más graves que se pueden hacer en un gobierno: los de la educación. En un país donde el mayor problema es precisamente ese, los ciudadanos tomaron las calles para parar este auténtico desastre. Mientras, en Estados Unidos el Presidente brasileño llamaba a los manifestantes de “idiotas útiles e imbéciles”. Además de la reacción obvia que provocan estas palabras de un presidente hacia su pueblo , esto representa sin duda un motivo más que suficiente para pedir la dimisión del mismo. Precisamente para no tener un pueblo de imbéciles o idiotas salimos a la calle, para preservar y honrar la profesión de profesor y la motivación y ganas de cambiar el mundo de los estudiantes.

Y no estamos solos, por todo el mundo hemos recibido apoyos.

 

Después del anuncio del Ministerio de Educaciónbrasileño (MEC) de un recorte del 30% del presupuesto delas universidades e institutos federales, diversas instituciones de todo Brasil constataron ya un bloqueo de valores. Varias de ellas emitieron comunicadosinformando que, si los cortes se confirman, tendrán que paralizar actividades y suspender pagos a terceros. En gran parte de los casos, el mayor impacto ocurrirá en el pago de cuentas como agua, energía eléctrica, servicios de limpieza y adquisición de materiales.

El MEC afirma que el corte fue decidido a partir de un "criterio operativo e técnico para todas las universidades e institutos" federales, debido a un bloqueo de R $ 5,8 mil millones del presupuesto del ministerio determinado por el gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

 

Esto es un auténtico desastre, el principal problema de Brasil es la educación y con este tipo de medidas se producirá un retroceso de magnitudes incalculables.

Como ocurre con cada nueva medida adoptada por el gobierno brasileño, la respuesta internacional no se ha hecho esperar.
Más de mil académicos de universidades de todo el mundo firmaron un manifiesto contra la reducción de recursos para las facultades de Filosofía y Sociología. El texto fue una respuesta de investigadores e intelectuales en la defensa de cortes en el área de las Ciencias Humanas.

En la lista intelectuales de Harvard, Princeton, Yale, Oxford, Cambridge, Berkeley, y de instituciones brasileñas como la Universidad de São Paulo (USP), la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) o la Universidad de Brasilia (UnB), entre otras .

 

El manifiesto fue publicado este lunes en el francés "Le Monde” y dice así:

 

El 29 de abril de 2019, el presidente de la República de Brasil, Jair Bolsonaro, confirmó por Twitter lo que el día anterior ya había anunciado el Ministro de Educación, Abraham Weintraub: su gobierno planea reducir la financiación federal para programas académicos en sociología en el que los estudiantes de la Universidad de los Andes y de la Universidad de la Provincia de Buenos Aires, en el marco de la reforma agraria, la redacción y la aritmética y que, en lugar de los cursos en el área de humanidades, el Estado debe invertir en las áreas que traigan retornos inmediatos para quienes pagan impuestos, tales como veterinaria, ingeniería y medicina.

 

Nosotros, signatarios de esa declaración, hacemos una alerta sobre las serias consecuencias de tales medidas que, incluso, llevaron al gobierno de Japón a retroceder de sus propuestas después de una amplia protesta nacional e internacional. En primer lugar, por qué la educación en general y la educación superior, en particular, no traen retornos inmediatos; constituyen una inversión en el futuro de las nuevas generaciones. Segundo, las economías modernas no sólo exigen técnicos especializados; nuestras sociedades necesitan ciudadanas y ciudadanos que tengan una formación amplia y general. Tercero, en nuestras sociedades democráticas, los políticos no deben decidir qué es la buena o la mala ciencia. La evaluación del conocimiento y de su utilidad no puede ser conducida para conformarse con las ideologías de quien está en el poder.

Las ciencias sociales y las humanidades no son un lujo; pensar en el mundo y comprender nuestras sociedades no debe ser privilegio de los más ricos. Como académicos de los más diversos campos, estamos plenamente convencidos que nuestras sociedades, incluyendo Brasil, necesitan más y no menos educación. La inteligencia colectiva es tanto un recurso económico como un valor democrático.

 

Para los que amamos la educación y consideramos que el estudio de las carreras relacionadas con humanas y letras es fundamental para el desarrollo de una sociedad igualitaria, moderna y avanzada esto es un mazazo difícil de digerir. Pero no nos rendimos, seguimos en la lucha con alegría. Sed felices, gracias por este ratito que habéis dedicado a leerme.

 

 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.