arroces
  • |
Región Digital

EMIGRANTES Y EUFEMISMOS

30 noviembre 2017

EMIGRANTES Y EUFEMISMOS

Leo que a finales del 2018 se celebrará el “I Congreso Mundial de la Ciudadanía Extremeña en el Exterior”.

Leo que a finales del 2018 se celebrará el “I Congreso Mundial de la Ciudadanía Extremeña en el Exterior”. Ya hace unos años también me pasaron por los ojos otros eufemismos “elegantes”, como “Ley de la Extremeñidad”. Ambas cuestiones se refieren a los emigrantes extremeños, esa enorme cantidad de paisanos que a lo largo de las tres cuartas partes primeras del siglo XX salieron de la región buscando, fundamentalmente, un porvenir que aquí no conseguían encontrar.
Sangría humana, hemorragia demográfica que convirtió a la región en casi un desierto poblacional, que solo se cortó porque la crisis económica mundial de 1973 impidió continuar huyendo de una tierra incapaz de ofrecer alternativas mejores que la salida de nuestro entorno, de nuestra gente, arrancando raíces.
Más del cuarenta por ciento de los habitantes de Extremadura dejaron la región, especialmente en los años del “desarrollismo español”: de 1961 a 1973. De los ochocientos mil emigrantes de 1900-1975, 650.000 salieron en esos trece años. Gente joven, en edad de producir y reproducirse.
Si nos echamos a soñar y echar números, resulta que de no haber ocurrido ese fenómeno obligado, ahora seríamos en Extremadura más de dos millones de habitantes, y no el escaso millón que habitamos esta tierra, donde nos faltan esa “ciudadanía en el exterior”, esos paisanos de la “extremeñidad”. Porque a esos ochocientos mil emigrados habría que unir sus descendientes, que no sé si los creadores de estos conceptos eufemísticos considerarán como parte de esa “ciudadanía extremeñista exterior”.
¿Por qué se utilizan estos epítetos desviacionistas? ¿Por qué jugamos al despiste, a engañarnos, a limar las asperezas de la historia creyendo que lo áspero sean las palabras y no los hechos a los que se refieren?
Hagan un Congreso de Emigrantes Extremeños, el Cuarto, puesto que ya que tiene tres precedentes, desde que en 1978 se celebrara el Primero, siendo el Tercero en 1986. Así lo están reclamando muchos emigrantes, de amplia trayectoria en trabajo asociativo, solidarizándose con una “Carta al Sr. Presidente de la Junta de Extremadura”, brillantemente escrita por Antonio Elviro Arroyo, desde Alcorcón. Su último párrafo dice: no es de recibo que se cambie el nombre de “Emigrantes Extremeños” por el de “Ciudadanía Extremeña en el Exterior”, ya que sería lo mismo que cambiar “Conquistadores Extremeños” por el de “Ciudadanía Extremeña Aventurera”. Pues eso: que no les de vergüenza, si es que no se consideran culpables de una situación de marcha laboral forzosa, en masa, irreversible.

    TAGS

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.