turismoextremadura
  • |
Región Digital

No News is Good News?

06 agosto 2018

Los anglosajones disponen de un aforismo que, como otros tantos y tantos de sus vocablos, se han popularizado diría a nivel planetarios...

Los anglosajones disponen de un aforismo que, como otros tantos y tantos de sus vocablos, se han popularizado diría a nivel planetarios: No news is good news, lo que podría traducirse, más o menos, por El que no haya noticias es buena noticia. Según se ha dicho, la idea tuvo su origen en la Italia de algún siglo pasado: “Nulla nuova buona nuova".


Pero, aquí y ahora, en este momento concreto, disiento y no comparto ese pensamiento.

Y formuló esta afirmación que puede resultar muy atrevida, que es muy atrevida, a la vista de la información que con honda satisfacción y alegría leo en este diario HOY, qué nuevamente me acoge, destacando como el Ministerio de Defensa proporciona y aporta un conjunto de elementos museísticos relacionados con el general Rafael Menacho y Tutló, aquel gobernador político y militar que en marzo de 1811 defendía la ciudad de Badajoz frente al ataque del enemigo francés que asediaba la ciudad y al que se intentaba rechazar, encontrando en la bélica ocasión su heroica muerte.


Ya me he referido en otra ocasión a como la ciudad de Badajoz ha recordado el sacrificio del General Menacho en su defensa. La anunciada propuesta y proyectada actuación de que se levantará en su homenaje una estatua, en feliz iniciativa del Ayuntamiento pacense, representará la tercera de las formas en que Badajoz le agradece su sacrificio. Una feliz y afortunada culminación de ese túmulo instalado en el claustro catedralicio y del monolito que se había inaugurado el 2 de mayo de 1893 y que había sido erigido en cumplimiento de un acuerdo municipal adoptado en 1892 y levantado en el Baluarte de Santiago, donde murió el Gobernador de Badajoz. Y el pueblo de Badajoz celebro con entusiasmo, con masiva asistencia, con admiración, con pasión, la inauguración de ese monumento mantenido en su original emplazamiento.


Y uno esta información, creo que una gozosa y buenísima información, con ese propósito mostrado por Manuel Márquez Martín, Presidente Amigos de Badajoz en demanda de ver hecho realidad un Museo de Historia Militar en nuestra ciudad, idea que de similar manera apoyaba Alberto González, Cronista Oficial de Badajoz, ambos en defensa de ese museo militar que la ciudad de Badajoz debería poseer para el aprendizaje y el disfrute de sus ciudadanos y visitantes. Un museo al que intente prestar mínima y puntual colaboración mostrando las que habían sido claras e indudables funciones militares de la ciudad de Badajoz desde al menos los tiempos medievales. Realidades estructurales que la acreditaban y casi obligaban a disponer de un Museo Militar.


En esta última ocasión y habría que remontarse a fechas pasadas se había demandado ese Museo, pero aparte de las actuaciones de los máximos responsables del Ejército en la ciudad y en la región creo que poco se ha hecho sobre el tema. Las instituciones oficiales parece han omitido actuaciones ni transmitido propósitos y las asociaciones civiles parece que ahora han callado. Y ambas, Sociedad civil e Instituciones locales, provinciales y regionales deberían aportar algunas ideas, apoyos y algún fondo económico para propiciar la creación oficial de ese Museo Militar que en modo alguno debería ser iniciativa y objetivo del Ejército, que entiendo nunca debemos de dejar solo, porque nunca a lo largo de la historia el Ejército quedo solo sino que contó con la colaboración entusiasta heroica de los ciudadanos de Badajoz de los ciudadanos de la provincia que llegaron a ofrecer lo más preciado que tenían, que llegaron a ofrecer y que dieron sus vidas en defensa de su ciudad, de su bandera, de su patria.


Y no es que me considero militarista en lo que de peyorativo pudiera tener el vocablo, y mucho menos defensor de esa barbarie, de esa irracionalidad, de esa monstruosidad que representa la guerra cualquier guerra.


Y cuando formuló esta afirmación estoy pensando en dos hechos concretos. Uno, en ese Cementerio de los alemanes, que subiendo a la residencia del emperador Carlos en Yuste, están enterrados un conjunto de soldados alemanes, muchos de ellos de nombre desconocido, jóvenes que dieron su vida por el capricho de alguien, por la irracionalidad de alguien que les envió a perder sus vidas bien lejos de sus gentes y de sus tierras. Jóvenes soldados alemanes  caídos en cualquiera de ambas guerras mundiales.


En esa misma línea pienso, en aquel mes de abril de 2018 cuando hace cien años moría Manfred von Richthofen, el sobrenombrado como “Barón Rojo”, un piloto alemán que durante la Primera Guerra Mundial abatió ochenta? cazas enemigos y que fue derribado el 21 de abril de 1918. Aquel día moría un joven alemán. Una insignificancia. Insignificancia si lo comparamos con los muertos habidos entre 1914 y 1918, una horrorosa e impensable tragedia que la Humanidad será capaz de superar hasta llegar a esos cincuenta millones de muertos habidos por motivos bélicos y de odio racial entre 1939 y 1945.  


Pero, perdón por mi digresión, vuelvo al comienzo. Creo que la nueva, que la noticia, de la cesión temporal de casi una veintena de fondos relacionados con la vida y la obra del General Menacho, hasta ahora conservados en el toledano Museo del Ejército toledano, constituye una buena noticia, una espléndida noticia, de modo especial cuando puede suponer y así debería de ser, como deseo, la puesta en marcha del deseado Museo Militar de Badajoz. Será un indudable gozo y motivo de profunda satisfacción poder admirar esas piezas museísticas en un espacio de tanta raigambre militar como la sede de la Capitanía General de Extremadura, en espera de que ese esperado Museo Militar de Badajoz disponga del espacio que la historia de la ciudad merece.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.