the geco
  • |
Región Digital

A PIE DE CALLE

16 agosto 2017

A pie de calle. Parece bastante claro el significado de la expresión que da título a esta entrada al blog: puede significar sólo “en la calle”...

A pie de calle. Parece bastante claro el significado de la expresión que da título a esta entrada al blog: puede significar sólo “en la calle”, tal vez con algo más de acento, como destacando y remachando que es en la misma calle, en la propia calle.

 

Y quizás la empleemos, ignoro si con frecuencia, para recalcar, para aseverar con rotundidad que me encuentro, que nos encontramos, en el centro de una situación por lo general poco habitual, polémica o conflictiva, que estamos “en el centro de la pomada”, en pleno cotarro o “en el ojo del huracán”, expresión por otro lado paradójica ya que es en ese centro del fenómenos atmosférico donde reina la calma.

 

En el mundo del periodismo, la expresión “a pie de calle”  se suele emplear de forma frecuente para realzar y significar el trabajo de un periodista, sea de ese tan preciso periodismo de investigación o de aquel otro que nos reflejan fotográficamente las menudas y puntuales realidades de anónimas personas o de fulgurantes estrellas. Son esos periodistas, de la prensa escrita o de la instantánea fotográfica que plasman en una foto la esencia profunda de un momento que parece permanente vivo en el papel.

 

Sirvan las palabras precedentes para referirme a la exposición, una más de las tantas y tan interesantes que el Área de Cultura, Acción Ciudadana, Deporte y Juventud de la Diputación de Badajoz celebra de forma habitual, acaba de inaugurar en su espacio Vaquero Poblador de la Diputación de Badajoz y que de forma acertada, muy acertada, ha sido bautizada “A pie de calle”. Porque constituye un conjunto de setenta fotografía, en blanco y negro y en color, tomadas en su mayoría, que no en su totalidad, en la ciudad de Badajoz, siempre “A pie de calle” por el fotógrafo pacense Santiago Rodríguez, un profesional, un reportero gráfico, con larga experiencia que ha visto publicados sus trabajos en los periódicos diarios de la región, en aquel veterano “Nuevo Guadiana”, con el que fue inmenso placer colaborar en la sección Desde más allá de la Raya, y que ha atesorado en su archivo imagino infinidad de instantáneas, plasmadas además de por el ejercicio de su profesión por el puro interés artístico de su autor.

 

Esas sus visiones de una realidad cotidiana y a veces de apariencia intrascendente que el artista conserva y ahora ofrece a la pública consideración, se han convertido en hitos memorables de aquellas situaciones que en estos momentos, con la personal contemplación entre sorprendida y curiosa, rememoramos hechos de los que fuimos testigos y que estaban allí, perdidamente asentados como en el fondo de nuestros recuerdos y la exposición de Santi Rodríguez ha rescatado de nuestro olvido.

 

No son sólo las setenta fotos expuestas, lo que ya representa una inigualable aportación a nuestro remembranza de ese pasado inmediato que vivimos y que ya con la nostalgia de quien pasó peligrosamente la barrera de los setenta, añoramos las vivencias de entonces y en nuestro interior damos las gracias, de todo corazón, a la persona que nos las ha puesto delante de nuestros ojos. Es que además, en la misma Sala Vaquero Poblador se puede contemplar, en una pantalla de plasma, alrededor de otras 200 fotos de las mismas características que las expuestas en papel, con el mismo interés y oportunidad periodística que las presentadas en papel, fechadas todas ellas en la década de 1987 a 1997.

 

Lo precedente, con el interés grande que tiene no pone fin a la muestra ya que el autor ofrece al interés y a la curiosidad del visitante unos códigos QR que por medio de un móvil permiten el acceso, por ejemplo, a 48 páginas del diario HOY con fotos de Santi, como una no incluida en papel sobre la obra “Recordanzas” de tan grato recuerdo que recorrió Extremadura en el verano de 1994,…y otras tantas. O visualizar nueve fotos incluidas en Nuevo Guadiana, de modo especial las centradas en la riada padecida en la ciudad de Badajoz y en otras inmediatas en aquel dramático y trágico noviembre de 1997,…o aquellas otras que se insertaron en El Periódico de Extremadura o las que nos llevan a los textos de las personas –Presidente de la Diputación, la periodista Mercedes Barrado y Martín Carrasco, Coordinador de la Exposición- que con brevedad y acertada visión reflexiona en el catálogo -A pie de calle- ha sido editado por la Diputación Provincial  reproduciendo todas y cada una de las setenta fotografías expuestas.

 

¿Qué motivos, qué aconteceres, llevaron al fotógrafo a disparar el obturador de su cámara, sea cargada con los vetustos carretes o las digitales que las barrieron? Las fotos presentadas aparecen, a veces, agrupadas en temas concretos de las realidades del momento. Así, por ejemplo, se presentan fotos del incendio acaecido en el Chiado lisboeta en el agosto de 1988, unas dramáticas escenas que como morador en Lisboa por aquellos tiempos hube de contemplar como asustado y empedernido curioso; o las instantáneas de políticos nacionales en sus estancias “mitineras” en Badajoz, sean unos jóvenes José María Aznar o Julio Anguita, sean los casi aniñados Felipe González y Juan Carlos Rodríguez Ibarra. O el llorado Adolfo Suárez como presidente del CDS. Y hasta el también desaparecido Mario Soares visitando la vecina Campo Maior; o instantáneas de la primera Caravana por la Paz en el Sahara, de junio de 1991, ninguna antes publicada, o una del también joven y recién -mayo de 1989- nombrado Director en la nueva sede del Instituto y Clínica Anatómico Forense, ahora Presidente de Extremadura. O curiosas instantáneas de personajes, por desgracia algunos ya desaparecidos del mundo del arte y de la literatura, sea la Coqui, hermana del gran Porrinas, a Jesús Delgado Valhondo escribiendo en su casa, o una muestra de la exposición homenaje que en diciembre de 1993 se hizo a Toto Estirado; o la imagen de Manolo Pacheco en el Guadiana con el Puente de Palmas al fondo,…no puedo detallar todo lo expuesto…es preferible que antes del 4 de septiembre, amable lector, visite la Exposición. Confío, con seguridad, que no saldrá defraudado de la experiencia.

 

Y allí encontrará imágenes que fueron y que son habituales de nuestro vivir colectivo: las niñas vestidas con sus trajes de Primera Comunión en la procesión del Corpus Christi; el anciano que acude a las urnas cumplir sus deberes cívicos asistido por una monjita; la expectación despertada por el joven Alejandro Sanz; o la niña que se columpia en la romería de San Isidro; o los pacenses visitando los cementerios; o una escena de ya citada “Recordanza” o la de esas Mujeres gitanas de la Plaza Alta manifestándose ante la Delegación de Gobierno, publicada en El Extremadura de 27 de mayo de 1989.

 

Una breve biografía de Santiago Rodríguez Casado pone fin al Catálogo. Por él y por la Exposición es mínimo ejercicio de devoción y de obligación felicitar a todas las personas que los han hecho posible; felicitar a las responsables del Área de Cultura de la Diputación de Badajoz y felicitar, de modo especial a Santi Rodríguez, quien con su trabajo y su deseo contemplar el mundo a través del objetivo de su cámara y de luego mostrarlo y recordarlo a todos nosotros, presta un extraordinario ejercicio de personal rejuvenecimiento. Al menos, a mi me lo ha prestado. Gracias,…mil gracias."?

    TAGS

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.