Festival flamenco
  • |
Región Digital

OPÚSCULO DE HISTORIA DE BADAJOZ,…

10 marzo 2017

Afortunadamente, son numerosos y abundantes los trabajos de autores que ya de forma anónima ya signando sus creaciones y sus investigaciones...

Afortunadamente, son numerosos y abundantes los trabajos de autores que ya de forma anónima ya signando sus creaciones y sus investigaciones escribieron y publicaron, cuando menos, sobre el pasado histórico de aquel el espacio urbano, vivencial e inmediato en el que desarrollaban sus vidas. Porque, desde siempre, gentes con espíritus inquietos se han sentido atraídos y han escrito sobre la Historia, sobre la Historia de esta o de aquella otra ciudad,…Obras por lo general perdidas y olvidadas en algún oscuro estante de alguna poco usada biblioteca, si es que llegaron a verse convertidas en encuadernado tomo.

Narraciones, historias, perdidas y olvidas. Hasta que por alguna iniciativa afortunada son rescatadas de ese su estado de postración y casi de quietud sepulcral y reanimadas, revividas, resucitadas y puestas de nuevo en el punto de mira de unas gentes que se vuelven a interesar por ellas.

Y que son objeto de estudios a análisis actuales en los que los contenidos de la pasada historia local o comarcal, a veces, muchas veces, diametralmente alejados de una realidad ya más conocida en la que las posibles llamadas a intervenciones y explicaciones poco evidentes han sido sustituidas por análisis más válidos y por otras metodológicas formas de hacer Historia.

Esa realidad que en abstracto acabo de señalar ha sido el feliz acontecer que acabamos de registrar en este Badajoz que nos acoge y hasta nos mima. O en el que lo intentamos.

En efecto, la Asociación de Amigos de Badajoz, como ya realizó hace poco más de un año con otro texto, ha reeditado, con inclusión de algunos fragmentos no conservados de su primera impresión y alguna línea en blanco, una obra editada en el Badajoz de 1844. Un reducido tomo, 56 páginas en 4º, publicada en la “Imprenta de D. Gerónimo Orduña”. Con un dilatado, dilatadísimo y extenso título que casi podría constituir su Índice. A saber, Opúsculo de la Historia de Badajoz, con noticias de su antigüedad, usos, costumbres, monumentos públicos civiles, religiosos y militares; varones insignes en santidad y sabiduría; guerras con el extranjero y las cosas más notables que han ocurrido desde la dominación de los bárbaros del norte hasta nuestros días-Escrita por un Amigo del País y dedicada á la muy noble y leal ciudad de Badajoz.

​Cincuenta y seis páginas integradas en quince capítulos, detallados en un Índice de las materias en que está dividida esta obra.

​En ellos se tratan aspectos diversos del pasado urbano, desde su topografía –capítulo I- a sus monumentos públicos y religiosos, aportando entre estos unas referencias a la diversidad de Conventos existentes o que existieron ya que de algunos el autor aclara “haberse vendido”, indicando sin señalarlo a situaciones ligadas al proceso desamortizador.

El capítulo IV está dedicado a los edificios militares, cárceles y casa de corrección, un breve apartado en el que se detalla los numerosos establecimientos militares que daban acogida a la siempre abundante y multisecular presencia de militares en la ciudad y las cárceles, en la plazuela de San José, en el Castillo y las existentes en la Torre de Santa María del Castillo y en los torreones de puerta de Palmas, destinadas a “presos de gran consideración.”

​A partir del capítulo V se presentan los contenidos referidos a la historia de la ciudad de Badajoz, relato ya iniciado en el capítulo II con una breve indicación a su fundación y así, “Badajoz ecsistia mucho antes de la venida de Jesucristo, y fue ampliada después de su antigua fundación por el primer Emperador de Roma, Octavíano, llamado Augusto César.”. Esta narración de la historia de Badajoz, en base a la descripción de los grandes hechos y avances del proceso reconquistador contiene referencias a los fueros y privilegios que a la ciudad se le iban concediendo por distintos monarcas así como al desarrollo del proceso evangelizador –capítulo VII-.

​Otros hechos atraen la atención de ese “amigo del país”, de este que se firma “V.F.” que se dice autor del Opúsculo. Así, pone su atención, capítulo VIII, en los Sucesos memorables de Badajoz o en los Contagios padecidos en esta Ciudad de Badajoz, capítulo IX. O, en línea con la forma de producción historiográfica ya bien vigente en esos años del XIX, presenta a los Varones insignes de Badajoz, capítulo XI, comenzando su relación por Basco Nuñez de Balboa, primer descubridor del Ismo y …del gran mar del Sur, para finalizar su aportación a la historia de la ciudad con puntuales indicaciones de la que era historia más inmediata en el tiempo y que la había condicionado de forma intensa, ya en la Revolución del año 1808, y guerra con la Francia, capítulo XIV o sobre De la reconquista de la plaza por las tropas británicas, y sucesos que le precedieron, capítulo XV, sin olvidar, capítulo XII, la Fundación del cuerpo de Milicia Urbana de esta Ciudad y…

​Una interesante iniciativa que permite divulgar un, al menos, curioso trabajo sobre la historia de la ciudad de Badajoz, con sus peculiaridades, propias del momento en que se escribe y acabado reflejo de unas mentalidades y de una concepción de la Historia bien distante de la actual.

​Además, la reimpresión de la obra, y es un acierto cuando menos tan, o bastante más, interesante que la propia divulgación del Opúsculo, está precedida de otra quincena de páginas, un corto Prólogo, y una aproximación a la vida y trabajos de otra naturaleza de El autor de 1844, firmadas por Julián García Blanco, un extraordinario conocedor del pasado de la ciudad, un concienzudo investigador que ha sabido no sólo captar realidades estructurales profundas de esos tiempos pretéritos que deseamos conocer y aprehender en sus esencias más caracterizadoras y definidoras sino que las ha sabido poner al alcance de todos nosotros con elevado rigor científico y, tarea nada fácil, con amenidad y sabiduría, logrando una más que muy aceptable elevada altura divulgadora del conocimiento científico. Así, en personal valoración, mayor interés y atractivo presentan estás páginas del Profesor García Blanco que el propio Opúsculo.

​En su trabajo, Julián García Blanco se centra, creo de modo acertado y en exclusividad en estudiar y presentarnos la figura y la personalidad de ese “V.F,” el autocaracterizado “amigo del país”, redactor del Opúsculo, de Valentín Falcato, el historiador tan dura y negativamente calificado por Vicente Barrantes.
​Es Valentín Falcato el objeto único y casi exclusivo que centra la atención investigadora de Julián García Blanco a quien dedica su esfuerzo investigador mostrando las ocupaciones de quien era persona de significación en la ciudad por sus tareas cívicas y profesionales, aquellas que al margen de sus incursiones en el campo de la creación, o de la copia, histórica acometía como destacado liberal y como arquitecto con quien el Ayuntamiento de Badajoz acometía buena parte de sus imperiosas necesidades constructivas.

​Y he de felicitar a la Asociación que propicia esta publicación y a las personas que la han hecho posible, con especial destaque para el autor del estudio introductorio. Y hasta hubiera sido más de agradecer que la biografía de Valentín Falcato, esa que con seguridad Julián García Blanco tiene ya preparada en espera de su conversión en libro, ocupara una mayor extensión que la presentada.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.