iberdrola
Región Digital
Región Digital
  • 12 jun 2024

CRONISTAS OFICIALES DE EXTREMADURA

15 febrero 2017

Crónicas y Cronistas. Existieron desde que el ser humano comenzó su vivir como especie sobre el Planeta y se mostró interesado y ocupado en dejar constancia y recuerdo de sus hechos y de sus andanzas sobre la faz de su mundo...

Crónicas y Cronistas. Existieron desde que el ser humano comenzó su vivir como especie sobre el Planeta y se mostró interesado y ocupado en dejar constancia y recuerdo de sus hechos y de sus andanzas sobre la faz de su mundo. Con seguridad, las primeras crónicas necesariamente orales de los primeros cronistas, los aconteceres de hechos pasados relatados a la comunidad no han llegado hasta nosotros. Y ni siquiera podemos intuir qué aconteceres, referidos a ignotos personajes y desconocidos colectivos humanos serían los objetos de sus crónicas, de sus relatos, de esa búsqueda innata en la especie humana de dejar rastro y memoria de de lo que vivió, de la que contempló.

Fueron otros anónimos Cronistas quienes se ocuparon de mostrarnos elementos esenciales de la vida de esos pueblos, de esas entidades políticas que allá por el “entre Eúfrates y Tigris”, por el Nilo vivificante del desierto o por esos otros espacios asiáticos ya en la historia mientras que el futuro territorio europeo seguía en tiempos prehistóricos, se desarrollaban las primeras manifestaciones de textos escritos en los que se relataban formas de vida, estructuras sociales y aconteceres políticos, hechos de expansión bélica, narraciones de logros de todo tipo que bajo la dirección del Rey, de cualquier Rey de cualquier Pueblo, para el que el anónimo Cronista solía escribir, con diversos grados en la objetividad/subjetividad de sus afirmaciones.

Son las Crónicas guardadas en las tablillas de barro con escritura cuneiforme de tierras mesopotámicas, necesarias primero para la administración del Estado, para los relatos de los hechos que iban sucediéndose y para, después, constituirse en soportes de la literatura sumeria y acadia. Porque en una tablilla sumeria se contenía un fragmento desconocido de la Epopeya de Gilgamesh, el poema sumerio, escrito hace alrededor de cuatro mil años, la obra épica más antigua conocida. Son las Crónicas, jeroglíficas, esculpidas y/o pintadas en los restos del mundo egipcio que hasta nosotros han llegado. O son las Crónicas china e hindúes. O las que hasta nosotros han llegado de los pueblos americanos precolombinos,…

La aparición de cronistas que ya firmaban sus crónicas llevó al aumento de la objetividad de tal forma que cada cronista tenía algo de historiador y cada uno de éstos oficiaba como cronista. Gracias a ellos han llegado hasta nuestros días y hasta nuestro conocimiento la multiplicidad de situaciones que integran el pasado y la historia de la Humanidad.

En los Tiempos Medievales, en el ámbito peninsular hispano, los reinos cristianos -Portugal, León, Castilla, Aragón- ejemplificaron la pervivencia de crónicas y cronistas para narrar y testimoniar el proceso reconquistador y redundar en el poder real. Sin hablar de las crónicas escritas por musulmanes hispanos. En los Tiempos Modernos parece se diferencia entre el cronista, que relata hechos más o menos puntuales, con el significativo ejemplo de los Cronistas de Indias, y el autor de historia generales.

Al hilo de esta tradición fue apareciendo en España, y consolidándose de forma generalizada, la figura del Cronista Oficial de tal o cual Municipio, con una sustancial aportación al quehacer historiográfico sin dejar de lado, antes por el contrario, anteponiendo sobre todo su profunda e inquebrantable objetividad e integridad científica, con la verdad objetiva como meta, ajena a todo propósito alejado del verdadero saber científico.

Formulo esta reflexión para comentar un hecho destacable: desde la promulgación de la Ley 9/2015, de 31 de marzo, por la que se regula la figura y funciones de los Cronistas Oficiales de Extremadura, la Comunidad extremeña se dotó de una norma jurídica que daba cobertura legal a una realidad que, como se señalaba en su preámbulo, “A pesar de que la figura de Cronista Oficial ya existe en no pocas localidades, hasta hoy ha carecido de una regulación en la que se contemple su régimen jurídico.

En el DOE de 7 de abril de 2015 se insertó la Ley 9/2015 en la que se regulaban las especificidades del nombramiento y cese de los Cronistas Oficiales, las funciones atribuidas, actuaciones derivadas y medios necesarios que los Ayuntamientos facilitarán para que el Cronista pueda desarrollarlas. Un precioso y necesario instrumento jurídico. Extremadura abría caminos y la Ley extremeña constituyo una importante y significativa novedad y fue la primera que a nivel de Comunidades autónomas se desarrolló en todo el ámbito estatal.

Las funciones y atribuciones de los Cronista se encuentran muy ligadas a las localidades sobre las ejercen sus tareas de investigación, ese marco espacial intentando la aproximación y la aprehensión del pasado colectivo y de aquellas individualidades que hubieren destacado, sin olvidar aspectos tan puntuales como la pervivencia y la conservación de sus realidades documental y patrimonial.

El Cronista Oficial ha de asumir el papel de notario fidedigno, de registrador del acontecer o de lo que aconteció, de ser evocador de los hechos presentes o pretéritos de su local espacio ciudadano. Y ello, con la entrega, responsabilidad, honradez histórica, con la veraz investigación, con plena y más alcanzable objetividad, con su concienzudo, detallista y hasta meticuloso trabajo.

La Ley 9/2015 fue una feliz iniciativa, una propuesta de la Asociación de Cronistas Oficiales de Extremadura asumida tanto por el Gobierno Regional cuanto por la totalidad de los Grupos que integraban la Asamblea de Extremadura.

Como en otras autonomías, la Asociación de Cronistas oficiales extremeños comenzó a gestarse en Cuacos de Yuste a principios de 2010 y en Brozas, donde en abril se constituyo una Comisión gestora redactora de un anteproyecto de borrador de las futuros Estatutos de la deseada Asociación.

Así, en febrero de 2011, ahora en Jerez de los Caballeros y más tarde, en Montánchez se fue perfilando su redacción de tal manera, que previos los trámites precisos, el 18 de junio de 2011, en Mérida, se celebró una Asamblea para elegir, por votación una de las dos candidaturas presentadas, resultando elegida la primera Junta Directiva de la Asociación, presidida por el Cronista Oficial de Jerez de los Caballeros, Feliciano Correa Gamero. Y fue durante el mandato de esta Junta Directiva y por su iniciativa, cuando por unanimidad la Asamblea de Extremadura promulgo la Ley 9/2015, norma que no satisfizo a otros Cronistas, estatales y autonómicos, que pretendían ser declarados “cronistas perpetuos” deseo que chocaba y representaba una ingerencia en la autonomía municipal, derecho consuetudinario de tanta raigambre que se recogía ya en las Partidas alfonsinas.

En fecha reciente la Ley 9/2015 ha sido modificada por la Ley 10/2016, de 12 de diciembre, por la que se regula la figura y funciones de los Cronistas Oficiales de Extremadura, discutida y aprobada en la Asamblea de Extremadura por el procedimiento de lectura única y con el apoyo de todos los grupos parlamentarios. En sesión del Pleno, el portavoz de Podemos, señaló como la nueva norma “da libertad a esos trovadores de historias que nos aportan identidad propia como pueblo, historias que hunden sus raíces en las profundidades de nuestra tierra y nuestros antepasados.

Y de nuevo, ha sido la iniciativa y la propuesta de la Asociación de Cronistas Oficiales de Extremadura, presidida ahora por Manuel Hurtado Fadrique, Cronista Oficial de Villanueva del Fresno, la que ha puesto en marcha una idea asumida en su totalidad por la Asamblea de Extremadura.

Desde el Gripo Popular se destacaba como “todos los grupos parlamentarios estamos de acuerdo en que esta modificación se haga por y para el bien de la cultura de los municipios extremeños”.

Semejante fue la valoración del Grupo socialista recordando la frase de Cicerón: “La primera Ley de la historia es no decir nada falso y no temer decir la verdad”.

Por todo ello se ha de felicitar y al tiempo divulgar la iniciativa de la Asamblea de Extremadura que ha captado con agudeza y diligencia la propuesta de los Cronistas Oficiales extremeños y su Asociación de Cronistas Oficiales de Extremadura, desde la que se busca, como Fernán Pérez de Guzmán allá por el siglo XV pedía, con notable modernidad, como la crónica y el cronista, el relato y el relator debían presentarse libres y puros, desnudos de toda carga ideológica. Objetivo de los Cronistas Oficiales de Extremadura.

Lo señalé en el acto que el pasado 3 de junio de 2016 los Cronistas Oficiales de la Ciudad de Badajoz tomábamos posesión de manos del Alcalde, Francisco Javier Fragoso Martínez. Allí pretendí trazar un mínimo programa de mi concepción sobre la esencia del cronista, que ha de asumir el papel de notario fidedigno, de registrador del acontecer o de lo que aconteció, de ser evocador de los hechos presentes o pretéritos de la comunidad. Y ello, con la entrega, con la responsabilidad, con la honradez histórica, con la veraz investigación, con la plena y más alcanzable objetividad, con su concienzudo, detallista y hasta meticuloso trabajo.

De manera semejante se expresó el Alcalde de Badajoz, señalando como la Corporación Municipal que representa a los ciudadanos, al otorgar a los Cronistas, al otorgarnos, su confianza, sabe “de su voluntad, de su disponibilidad, de su experiencia y conocimientos y, por encima de lo anterior, de su actitud desinteresada por servir a su ciudad, a su gente, a sus vecinos, desde lo mejor que tienen y pueden dar: su capacidad intelectual.

Estas son las ideas, las mentalidades y los planteamientos iniciales que en sus trabajos de investigación, estoy bien convencido de ello, se plantean la totalidad de los Cronistas Oficiales de Extremadura.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.