dia provincia linea4
  • |
Región Digital

FRONTERA, REVISTA DE CAJA BADAJOZ

25 noviembre 2016

En el pasado mes de octubre se cumplieron una treintena de años de la aparición del número 0 de Frontera, que inicialmente se adjetivo como “De las Artes, las Letras, las Ciencias y la Economía Revista de Caja Badajoz...

​En el pasado mes de octubre se cumplieron una treintena de años de la aparición del número 0 de Frontera, que inicialmente se adjetivo como “De las Artes, las Letras, las Ciencias y la Economía Revista de Caja Badajoz; para pasar después a especificar que estaba “Editada por Caja Badajoz” para concluir como “Revista de Caja Badajoz”.
​De esa publicación que llegó a los 27 años de existencia. Y esos años de vida para una publicación periódica entiendo merece ser destacada. Y este es el modesto propósito y el objetivo que me lleva a intentar hilvanar estas líneas. Aunque llevemos ya tres años sin deleitarnos con los trabajos, noticias e informaciones que allí se publicaban.
​Para el ser humano, la llegada a esa momento de vida suele representar el tiempo inicial de la plena madurez, del inicio y consolidación de la etapa formativa previa, el momento de comenzar a devolver a la Sociedad y a tus semejantes todo lo recibido hasta ese instante, ese tiempo mágico, si esa fue tu vocación y tu decisión, de iniciar o de consolidar tu vida de pareja y ver aparecer a tu primer retoño,…y, a veces, padecer el dolor de ver marcharse para siempre a gente amada,…la proximidad de los treinta años son importantes para esta escala temporal humana en la que nos movemos. Vaya por ello este sencillo homenaje a Frontera.

​Si, un largo tiempo de directo contacto con sus lectores, un período patrocinado por Caja Badajoz de servicio ininterrumpido, gratis et amore. Además y de la misma manera deseo destacarlo, siempre bajo la dirección de una misma persona, de José María Pagador, quien allá por el otoño de 1986 iniciaba con el número 0 de Frontera una fructífera tarea que habría de concluir 27 años más tarde.
​Esta primera aparición a la valoración pública, al disfrute de sus lectores y a la grata sorpresa de disponer de una nueva publicación de elevada calidad por su diseño y sus contenidos, incluía una página, firmada por Pedro López Caballero, Presidente de la Caja de Ahorros de Badajoz en la que se daba a conocer “El porqué de Frontera”, con un propósito de permanente llamada a, con, de, desde, en, para, por y tras el mundo de la cultura. El autor destacaba como Frontera nacía “…para acercar a sus lectores todo aquello que tenga interés, todo aquello que refleje la realidad de nuestra región o que represente un revulsivo para ella, y todo aquello que tenga que ver con el importantísimo cambio cultural y tecnológico que está experimentando el mundo, sin olvidar nuestras raíces y nuestros ancestros.”

​Y concluía con la explicitación de los objetivos que la Entidad editora y sus responsables se planteaban: “FRONTERA quiere, sobretodo, gustar, entretener, informar, formar y comunicar. Y espero que con la profesionalizad, el entusiasmo y la dedicación de los que la realizan, y con el apoyo y la participación de todos lo lograremos.”
​Y vaya si lo lograron. En el Editorial de este número 0 se anuncian los dos temas fundamentales, que no únicos, que se van a tratar: una larga, interesante y exclusiva entrevista a Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Presidente de la Junta de Extremadura –con unas fotos de empedernido fumador, hábito del que yo tanto tengo que acusarme y de arrepentirme, que hoy quizás no publicaría- Y un trabajo, “Manuel Pacheco, el triunfo de la Extremadura creadora” complementado con un breve pero certero y hasta apasionado análisis que el Nobel Camilo José de Cela efectúa sobre “La poesía de Manuel Pacheco” así como una referencia a su obra, a la divulgación de fotografías del álbum familiar del poeta. Y también una foto con la Medalla de Extremadura en las manos, que no colgada al cuello.

​Y para terminar, nada más y nada menos que cuatro textos literarios unos dibujos suyo, todo material hasta ese momento inédito.
​Otro trabajo, de Antonio García-Moreno, “Qumran, el misterio de los manuscritos del mar Muerto”,…y el número no acaba aquí. El lector pudo recrearse con dos artículo complementarios, “Covarsí, el hombre” y “Covarsí, mucho más que un pintor”, de Alberto González Rodríguez. Además, Teresiano Rodríguez Núñez, Director del HOY, reflexiona sobre “Extremadura y el Quinto Centenario”, se analizan los “Cien años de la Cámara de Comercio e Industria de Badajoz” mientras que Francisco Lebrato comenta “Una temporada variada y amena” de la Obra Cultural. Noticias de contenido económico sobre la propia Entidad y sus proyectos completan este inicial número de Frontera, tan levemente reseñado.
​Se abría un camino y unas tareas editoras de profundo alcance, elevada importancia y perdurable significación para el que había sido objetivo fundacional, el mundo de la Cultura.
​Imposible comentar ni siquiera enumerar al detalle los logros alcanzados. Los sucesivos números fueron recogiendo en sus respectivas portadas a destacadas persona de la vida extremeña, procedentes de campos distantes, y sin posibilidad de citar a todos, y sin que signifique ningún tipo de personal prelación, hallamos a deportistas como el futbolista Manolo, a artistas de variadas disciplinas como Miguel del Barco, a Juan Tabares, a Juan de Ávalos, a literatos como Luis Landero, a personajes proyección internacional, como Diego Hidalgo Schnur, a María Victoria López, a eclesiásticos, como el Arzobispo Antonio Montero, a docentes e investigadores como Jesús Usón Gargallo o César Chaparro,…todos y cada y uno de ellos entrevistados en profundidad en las páginas del correspondiente número.

​De manera semejante algunas Instituciones fueron destacadas en las portadas de Frontera, todas ellas impresas a color, y en sus páginas interiores se presentaron, de las plumas de buenos conocedores, en sus actuaciones, pasadas, presentes y futuras, en su devenir en el tiempo y en todo aquello que propicie su divulgación y acercamiento a los lectores. Así, apareció la Escuela de Ingenieros Industriales, aparecieron los Museos de Extremadura, dedicando un número el Museo de Bellas Artes de Badajoz; estudios como los números dedicado a Luis de Morales, a Francisco de Zurbarán o aquel otro con el genérico propósito de Recordar al Emperador Carlos, acompañándolo de “De Gantes a Yuste, el largo camino de un gran rey”, o presentación a la en aquel momento proyectada recuperación de Alba Plata, la gran Vía de la Plata, en su discurrir por Extremadura.
​Y sin olvidar a la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País de Badajoz, fundadora de la Caja y la entidad privada más antigua de la región. O a la restauración del oliventino Hospital de San Juan de Dios, O las inauguraciones de los sucesivos Centros de Aprosuba que con importante financiación de Caja Badajoz se iban acometiendo.
​Y tampoco faltaron descripciones, entre geográficas-históricas-turísticas-paisajísticas de territorios diversos, de la Comunidad Autónoma –desde la Siberia extremeña, a Guadalupe, pasando por el Monasterio de Yuste, el que fuera retiro del Emperador- o de allende el Atlántico -por ejemplo, el Amazonas colombiano. O crónicas de aconteceres culturales de ámbitos peninsulares -la Expo del Agua en la Zaragoza de 2008- o de otros espacios europeos, por ejemplo, los dedicados a la Amberes de los Pintores, a los 120 años de la parisina Torre Eiffel, a ese lago casi extremeño que se creó en la portuguesa Alqueva o a Évora, tan cercana e inmediata. Y del mismo modo se estuvo presente en la conmemoración del Bicentenario de Darwin o en el Cuádruple aniversario que en 2010 celebró Roma o la Bruselas de 2012. Como se dio un largo y tipográfico paseo por la lejana y floreciente China.

​Aparte habría de referirme a las personas que tuvieron la oportunidad de publicar en sus codiciadas páginas. Y que nos alegrábamos infinito cuando Pepe Pagador, más que director, maestro y amigo, a quienes intentábamos colar nuestros trabajos en sus páginas, nos comunicaba la decisión favorecedora de los personales propósitos. No puedo, primero por mera imposibilidad de espacio en esta entrada al blog, y luego porque en modo alguno puedo ni quiero efectuar referencia a ninguno de los investigadores que firmaron en sus páginas. Muchos de ellos, nombres consagrados y con extensas bibliografías o otros, algunos de nosotros, dábamos nuestros primeros pasos y, estoy seguro de ello, fue un valor añadido de Frontera, que permitió y posibilitó la publicación de aquellos que a la par de aprender del trabajo y de la docencia de las firmas señeras, de ya consagrados investigadores, nos estimulaba con la posibilidad de ver impresos nuestros trabajos de inmaduros aprendices, que éramos. Y que pese al paso de los muchos años, sigo siendo.
​Felicito a la que fuera Entidad que brindo 27 años de expansión cultural para el territorio extremeño, a sus responsables que propiciaron la actuación,…felicito a José María Pagador, el fue parte muy importante de la bella y apasionante aventura cultural. Felicito a las personas que plasmando su firma y entregando su trabajo lo hicieron posible.

​Como felicito a las personas -Emilio Jiménez Labrador, Director General y colaboradores, Eulalia Vivian, Olvido López, Antonio Tinoco, Eduardo Sánchez, Jesús L. Vallejo y Línea4 Comunicación- que hicieron posible en número 90, último de los publicados en esta que deseo de forma ardiente primera etapa de Frontera, un bellísimo y delicioso volumen que desde la Fundación de Carácter Especial Caja de Badajoz se ha editado, unas casi trescientas páginas con una breve historia de la Caja, una entrevista al Presidente de Caja Badajoz, la reproducción de todas las portadas editadas y un extensa (páginas 117-283) “Nuestra historia. Resumen de Noticias” precedido todo con un sugestivo, entrañable y prometedor, en amarillo cajabadajoz “SEGURO QUE VOLVEREMOS” Seguro estamos y lo deseamos, más pronto que tarde,…
​Y mientras llega ese momento, me atrevería a sugerirles la elaboración de unos Índices en los que número a número, se detallen los muchos, variados e interesantes trabajos en esos 89 números incluidos, con lo que se completaría el círculo del servicio a la Cultura y a la Sociedad iniciado con la publicación. Y se prestaría otro nuevo y excelente a los Investigadores regionales y nacionales que podrían conocer, emplear y divulgar para sus trabajos de investigación la riqueza en Frontera atesorada.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.