the geco
  • |
Región Digital

Policía Local de Cáceres sanciona a casi un centenar de personas en el estado de alarma

Ha sancionado a unas 96 personas por haber salido a la calle sin una causa justificada o por otro motivos relacionados con su presencia en vías públicas

19 marzo 2020

De esta cifra, un total de 56 personas han sido multadas por "saltarse" el estado de alarma y salir a la calle sin poder justificar su presencia por los motivos en los que está permitido la circulación.

Además, casi 40 cacereños han sido sancionados por otras causas como desobediencia a los agentes cuando les han invitado a irse a sus domicilios o por beber en la calle, como el caso de varios grupos de jóvenes que, al cerrarse los bares, han sido sorprendidos bebiendo en los portales de sus casas o en las aceras.

"Tristemente se siguen poniendo este tipo de sanciones", ha señalado el alcalde de la ciudad, Luis Salaya.

El dato de las denuncias interpuestas en la ciudad que ha ofrecido el regidor se refiere solo a las actuaciones de la Policía Local, por lo que la cifra puede ser mayor si se tienen en cuenta las denuncias que han podido interponer los agentes de la Policía Nacional, cuyo número no se ha facilitado.

CONTINÚA LA DESINFECCIÓN DE CALLES

En cuanto a las labores de desinfección de las vías públicas, que está realizando la Unidad Militar de Emergencias (UME) en colaboración con el ayuntamiento, Salaya ya explicado que este jueves está previsto actuar en el Hospital San Pedro de Alcántara, la residencia de mayores Cervantes, así como los centros de Cocemfe, Novaforma, Feafes y otros similares que atienden a personas con diversas discapacidades, así como los entornos de los centros comerciales y los colegios.

Por parte de la empresa concesionaria de la limpieza viaria, Conyser, se actuará en las pedanías de Arroyo-Malpartida y Rincón de Ballesteros y en la entidad local menor de Valdesalor y en otras calles de la ciudad.

"Que nadie se preocupe si no a la UME en su barrio porque el trabajo de la empresa concesionaria es menos espectacular pero igual de eficaz", ha dicho el regidor sobre este asunto.

Salaya ha anunciado que se reduce a un tercio el aforo de los autobuses urbanos, algo que "no se notará mucho" porque "ningún autobús está llenando su aforo actualmente".

Ha recordado que, desde este miércoles, el servicio opera en horario de domingo, pero empieza a las 7,00 horas y que la Línea 3 mantiene su horario para dar servicio al personal sanitario y el resto de trabajadores que se desplazan al Hospital Universitario.

SOLO SERVICIOS BÁSICOS

En relación a la organización de los servicios municipales, el alcalde ha informado que se ha dado la instrucción de que quede el "menor personal posible trabajando de forma presencial", por lo que solo se mantienen los servicios básicos de seguridad, ayuda a domicilio, limpieza y cementerio.

La Policía Local mantiene toda su plantilla activa que se ha reforzado con la incorporación de ocho nuevos agentes y de los que estaban en segunda actividad.

En el cementerio, trabajan tres operarios para atender los enterramientos, así como veinte personas que trabajan en ayuda a domicilio, un dispositivo de limpieza y otras 20 que prestan servicio en el IMAS para atender las necesidades urgentes de la población.

No obstante, la intención es que los trabajadores del IMAS también se queden en casa y se pueda cerrar el edificio central situado en el barrio de Hispanoamérica.

La idea es derivar las llamadas a teléfonos móviles para trabajar desde casa y que no se paralicen los servicios básicos de atención a los más necesitados.

En el edificio principal del ayuntamiento, solo quedan ya cinco personas trabajando de forma presencial y dos más en momentos puntuales (el alcalde, dos concejales, el jefe de gabinete, un policía, el regente y el jefe de sección de registro que se encarga de conectar las ruedas de prensa que se ofrecen por streaming).

El resto del equipo de coordinación del coronavirus trabaja desde casa en contacto permanente con los demás, en una experiencia inédita que funciona "razonablemente bien", ha dicho el alcalde, que ha insistido en que "es un auténtico reto organizativo que estamos superando con un éxito razonable".

Salaya ha agradecido también la colaboración de diversas empresas como una de alquiler de vehículos que ha puesto su flota a disposición del ayuntamiento, o una cadena de ferreterías que ha donado guantes y diverso material.

La comparecencia del alcalde se ha tenido que adelantar sobre la hora prevista porque tenía cita médica presencial debido a un problema de infección de garganta que padece con asiduidad.

Al ser preguntado por su estado de salud ha respondido que cree que no tiene coronavirus porque no presenta fiebre ni tos y ha insistido en que su problema de salud es "habitual".

No obstante, le han autorizado una cita presencial en el médico por la previsible necesidad de que tenga que tomar antibióticos que deben ser prescritos por un facultativo, concluyendo que "estoy bastante bien y con lo que tenemos encima no es nada preocupante".

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.