• |
Región Digital

Empresas: control de accesos para los empleados y sus horas

Los avances y la tecnología permiten establecer métodos para este control de una manera eficaz y responsable.

23 diciembre 2017

Recientemente, el Congreso de los Diputados admitió una propuesta del PSOE que tiene como objetivo imponer a las empresas la obligación de realizar un registro diario de la jornada laboral de cada uno de sus trabajadores.

La Propuesta de Ley de reforma del Estatuto de los Trabajadores fue aprobada en el pleno del Congreso por 155 votos a favor y ninguno en contra. La misma está admitida y en proceso de trámite y, además, cuenta con varias medidas fundamentales. La primera es conseguir generalizar la obligatoriedad del registro, para que los trabajadores marquen tanto su entrada como salida del recinto laboral.

Asimismo, prevé revisar las sanciones por el incumplimiento de lo que son las obligaciones de su jornada laboral e inspeccionar el trabajo, sobre todo en horas extraordinarias.

El absentismo laboral es una de las razones por las que cada año se pierden millones en España: tan solo el año pasado costó 75.875 millones. En julio, la tasa de absentismo laboral subió hasta un 4,88%, por encima del aumento del PIB y de las cifras de empleo de la nación, siendo las horas no trabajadas por incapacidad la mayor causa, específicamente la incapacidad temporal, que creció un 6% este año.

Hay que recordar que el absentismo se mide o refiere al porcentaje de horas no trabajadas, que no incluyen vacaciones y días festivos, entre otras horas perdidas que contempla la ley. Este solo incluye las faltas dentro de la jornada pactada efectiva.

Imponer un control

Una de las formas más eficientes para las empresas de controlar todo lo relacionado con sus trabajadores y la jornada laboral es a través de la implementación de sistemas de control de presencia.

Estos tienen una metodología sencilla. Se trata de unos aparatos que se instalan en la entrada de la empresa y en los que cada trabajador deberá identificarse. Algunos funcionan mediante la lectura de huellas, otros con tarjetas con un chip integrado y, los más avanzados, incluso con reconocimiento facial. Estas máquinas registran la entrada y salida de los trabajadores de forma automática.

Su objetivo directo es medir y limitar el absentismo laboral. Tal y como reseñan los expertos de Cucorent en su web, estos sistemas se encargan de monitorizar las ausencias, controlar las rondas, así como las horas de exceso y el tiempo de descanso, entre otros elementos propios de la jornada laboral.

Con los sistemas de Cucorent, una empresa puede realizar el control de accesos de los empleados y medir las horas trabajadas con lector de huella digital y reconocimiento facial. Estas máquinas no necesitan instalación, solo se enchufan y comienzan a almacenar los marcajes.

Absentismo es igual a pérdida

Los sistemas de control de acceso no deben ser vistos por las empresas como un aparato que lleva un simple control, sino como métodos para detectar y prevenir las pérdidas económicas que produce el absentismo laboral, que curiosamente crece cada vez más con la recuperación económica del país. 482 euros por trabajador es la cifra estimada que una compañía pierde por el absentismo al año.

La nueva normativa, recogida en el artículo 35 del ET, entrará en vigencia a principios del 2018. Las empresas deberán escoger un medio eficaz para medir el tiempo trabajado de toda su fuerza laboral. Esto quiere decir que el registro de jornada no será, desde el año que viene, una opción, sino que constituirá una obligación para las empresas.

La idea es evitar el absentismo, que genera grandes pérdidas no solo a las grandes industrias, sino también a las Pymes.

Hay que destacar que dentro de esta nueva normativa se establece que no son válidos los sistemas de control mediante un código o tarjeta. La razón es sencilla: estos pueden ser suplantados. Sin embargo, los que se desbloquean con la huella dactilar o aplican el reconocimiento facial son imposibles de vulnerar.

Los mismos generan un informe, a través del cual se pueden determinar las causas y el nivel de absentismo fácilmente. Estos no solo marcan la entrada y la salida, sino que permiten monitorizar los momentos en los que un empleado toma un descanso, cuándo sale a comer o va a una visita al médico, entre otras causas de ausencia temporal en el puesto de trabajo.

Los expertos en el área plantean que la prevención es la mejor forma de evitar el absentismo. Es necesario crear planes que incluyan elementos como: la motivación a los empleados y promoción de la salud, que son las causas más habituales de las faltas laborales. Y, por supuesto, contar con elementos tecnológicos capaces de determinar qué empleado es el que falta con mayor regularidad y cuáles son sus razones, para poder tomar los correctivos necesarios.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.