• |
Región Digital

Los mejores métodos para proteger los cultivos durante el invierno

Por fortuna, hoy en día es un poco más fácil proteger los cultivos en invierno, y más cuando contamos con proveedores como Macoglass.

23 diciembre 2021

Proteger los cultivos siempre es importante, pero en invierno cobra especial relevancia porque son mucho más vulnerables, lo que puede hacer que se resientan considerablemente. Evitar que los cultivos sufran daños a causa de las bajas temperaturas es el principal objetivo de esta temporada, pero para ello es indispensable contar con los complementos necesarios. 

Por fortuna, hoy en día es un poco más fácil proteger los cultivos en invierno, y más cuando contamos con proveedores como Macoglass, una empresa especializada en productos de agricultura y jardín, donde encontrarás todo lo que necesites y mucho más sobre este tema. ¿Lo mejor? No importa el lugar en el que te encuentres, porque ofrecen envíos a toda España, a través de su tienda online. 

Formas más efectivas para proteger los cultivos

Es posible encontrar una gran cantidad de productos y herramientas para proteger nuestros cultivos en cualquier temporada del año, y también los hay específicos para el invierno, por lo que utilizar este tipo de herramienta de forma correcta puede marcar una gran diferencia en perder o no un cultivo. 

A continuación compartimos contigo algunas de las formas más efectivas para proteger los cultivos durante el invierno

  • Plásticos de invernadero

Los plásticos de invernadero son, sin duda alguna, el producto que más se utiliza para proteger los cultivos, porque es la opción más segura para crear un microclima ideal para que los cultivos se mantengan en perfectas condiciones. Una ventaja de los invernaderos es que alcanzan una temperatura más alta que en el exterior, y si se complementa con los plásticos, es aún más sencillo lograr ese equilibrio tan importante. Además, el plástico protege no solo contra las bajas temperaturas, sino también contra el viento, las nevadas y mucho más

  • Mantas térmicas

Las mantas térmicas también se posicionan como una de las alternativas más utilizadas para proteger a los cultivos. No en vano es un producto con alta demanda entre los agricultores, porque ofrece excelentes beneficios que van más allá de proteger a las plantas de las bajas temperaturas, y es que también son muy efectivas para controlar los niveles de humedad. Además, es un producto que se puede reutilizar, por lo que también es una buena inversión. 

  • Mallas antiheladas

Este método también es muy efectivo para los cultivos un poco más pequeños. Este tipo de cultivo, además, son los que suelen ayudar en las épocas de más frío justamente por su tamaño reducido, de ahí la recomendación de utilizar mallas antiheladas que permitan aumentar la temperatura de las plantas y reducir el efecto de las bajas temperaturas, e incluso del viento. Además, también es un elemento de gran ayuda para reducir los brotes afectados por las heladas. 

  • Fundas de hibernación

Esta opción también es sumamente recomendable para proteger las plantas y los árboles pequeños, arbustos y demás. Son efectivas contra el viento y las heladas en general, y como ventaja adicional, son permeables tanto al agua como al aire, sin contar con que dejan pasar la luz natural, un aspecto clave para que las plantas se mantengan en perfectas condiciones. Otra ventaja de las fundas de hibernación es que son muy fáciles de colocar, gracias a que tienen forma de saco.  

Otros métodos para proteger los cultivos durante el invierno 

Los elementos anteriores son indispensables para proteger a los cultivos durante el invierno, y es que aunque las temperaturas no bajen tanto en comparación con años anteriores, esos cambios que en muchas ocasiones son imperceptibles, pueden afectar profundamente a las plantas. 

Además de los métodos anteriores, también puedes considerar los siguientes consejos para proteger un poco más los cultivos durante el invierno:

  • Especies adecuadas

Es importante hacer una selección adecuada de las plantas a cultivar, así como también la temporada del año. Si bien este consejo puede parecer obvio, en realidad es un aspecto sumamente importante, porque hay especies más resistentes que otras.

Lo ideal es que las menos resistentes sean cultivadas en otras temporadas del año, cuestión que cuando llega el invierno, ya se haya recogido la cosecha o esté a punto de hacerse. Es fundamental fijarse en los grados de tolerancia de las plantas, porque no será lo mismo resistir temperaturas muy bajas e incluso bajo cero durante unos pocos minutos que tener que hacerlo durante horas y días en el invierno. Tanto la especie a cultivar como el momento en cuestión, son también dos aspectos de vital importancia para asegurarnos de que el cultivo se mantenga perfecto pese a las condiciones adversas.

  • Técnicas de cultivo

Otro aspecto que también se debe considerar es la operación de cultivo. En este sentido, es importante recordar que hay diferentes técnicas u operaciones de cultivo, las cuales han sido desarrolladas por los agricultores a lo largo de los años. 

Es de suma importancia utilizar una técnica de cultivo adecuada para mitigar los efectos de las bajas temperaturas. Por ejemplo, la ubicación u orientación de los cultivos, en este sentido, será determinante; así como también el marco de plantación, la formación de los surcos e incluso influirá la profundidad a la cual haya sido sembrada la semilla. Hasta el más mínimo detalle cuenta para proteger los cultivos en la temporada del año en la que son más vulnerables.

Por supuesto, aunque se seleccione la especie adecuada y también se utilicen técnicas de cultivo adecuadas, será fundamental también hacer uso de alguno de los aspectos anteriormente descritos. La combinación de estos tres factores será la verdadera clave para que el cultivo permanezca perfecto pese a las condiciones o bajas temperaturas. 

Seleccionar uno u otro método para proteger los cultivos dependerá de las necesidades de cada agricultor, aunque sin duda alguna, se deben considerar aspectos como el tipo de cultivo y el tamaño, además de las características específicas de cada uno de los métodos, en función de la facilidad de colocación, reutilización, coste de inversión y aspectos adicionales que sean necesarios para funcionar adecuadamente.

Como comentamos anteriormente, proteger los cultivos es importante en cualquier temporada del año, pero cobra mayor relevancia en los fríos días de invierno, porque las plantas no suelen reaccionar muy bien a las heladas y al viento. Lo más positivo es que hay varios métodos de protección, que de forma combinada, pueden proporcionar excelentes resultados. 

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.