ribera guadiana
  • |
Región Digital

Compra de followers: el mercado que se mueve detrás de Instagram

En un contexto tan conectado y digital como en el que vivimos, no sorprende el auge de la figura del influencer.

26 noviembre 2021

Las redes sociales son uno de los principales motores de la sociedad moderna. El detalle más pequeño, la publicación más tonta, puede convertirse en una brutal tendencia viral que se extienda por el mundo entero. Por eso, en un contexto tan conectado y digital como en el que vivimos, no sorprende el auge de la figura del influencer, esa persona que adquiere el estatus suficiente como para poder "influenciar" a otros que le siguen en redes sociales.

Personas con una gran cantidad de seguidores en una o varias redes sociales y que, de un modo u otro, llegan a convertirse en embajadores de determinadas marcas haciendo campañas, representando a ciertas compañías y moviendo a las masas de la misma forma que lo haría cualquier celebridad de los 90. Para llegar a algo así, se necesitan seguidores, y hay quienes intenta alcanzar cifras astronómicas aprovechando un mercado que siempre ha estado ahí, pero entre las sombras: la compra de seguidores.

¿Realmente se pueden comprar seguidores en Instagram?

Sí, se pueden comprar followers en Instagram, en Twitter y en otras muchas RRSS, incluso en TikTok, más moderna y más orientada al público joven todavía. Existen muchas empresas que ofrecen a los interesados la posibilidad de comprar seguidores en Instagram para impulsar sus perfiles sociales y, así, poder llevar a cabo campañas de marketing digital o, incluso, cosechar las cifras suficientes como para poder colaborar con marcas de cualquier sector.

Es un mecanismo sencillo: el usuario acude a la empresa, elige el pack que desea y paga el precio correspondiente. Al cabo de un tiempo, ve cómo los números de su perfil empiezan a crecer con más seguidores. Algo interesante, por otra parte, porque estos seguidores "preprogramados" interactúan a base de "likes" u otro tipo de reacciones a las publicaciones que haga el usuario que ha pagado por ellos. De esta forma, se logra engañar al algoritmo de la red social para que esta dé más visibilidad a la publicación y, así, se pueda atraer a más seguidores reales.

Como una especie de efecto bola de nieve, pero digital y con nombres y apellidos detrás. Esta estrategia no es de las más queridas dentro del marketing, sobre todo porque tiene ciertos riesgos en caso de que los responsables de la red social detecten un comportamiento anómalo, o lo que es lo mismo, un pico de seguidores causado por la compra. Conviene tratarlo con cuidado y sin abusar de cantidades, porque ha demostrado ser eficaz en numerosas ocasiones, e incluso en perfiles más que reconocidos a nivel internacional.

¿Cuánto puede costar un servicio así?

Los precios cambian en función del tipo de seguidor, de las cantidades y de las interacciones que estos puedan dar. Algunas empresas ofrecen paquetes de followers para Instagram con los que, por ejemplo, se pueden obtener más de 100.000 pagando algo más de 500 euros. También se puede hacer por precios más reducidos, con paquetes de 1.000 seguidores por menos de 10 euros.

Generalmente, esa es la media de precios que se puede encontrar ante este tipo de empresas. Aunque, como decíamos antes, las cifras son muy variables. Hay compañías que pueden cobrar hasta 30 euros por los 1.000 seguidores en Instagram, aunque alegan que son 100% reales y no bots, y que además hay interacciones garantizadas con comentarios para asegurar que el comportamiento sea mucho más orgánico y no haya problemas con la organización de la red social en cuestión.

Por lo general, también, estas compañías hacen que los seguidores se sumen a la cuenta que los contrata en un plazo de entre 24 y 48 horas. Algunas, en cambio, lo hacen de forma escalonada y a lo largo de varios días para que el resultado no sea tan extraño y sea más difícil de detectar. Siguen muchas estrategias distintas, y cada vez hay más que funcionan sin problemas.

¿Tiene repercusión real sobre el perfil de Instagram?

Las acciones que las redes sociales pueden tomar al detectar un perfil que ha comprado followers pueden ser muy variadas. Algunas son más laxas y no toman medidas, pero otras pueden bloquear la cuenta de usuario de por vida. Hay casos de usuarios más que conocidos en Instagram que, en cambio, no han sufrido consecuencia alguna por la compra de followers. Otros, en cambio, han tenido una especia de bloqueo temporal, reduciendo su visibilidad durante un tiempo limitado como contramedida.

Las redes sociales no promueven la compra de seguidores, de hecho afirman luchar contra ella. Al menos así es a nivel teórico. A nivel práctico, los métodos de los nuevos sistemas de compra de followers son cada vez más inteligentes y capaces de sortear las medidas de seguridad de las RRSS. Pueden darse casos, si se trata con empresas menos profesionales, en los que la red tome medidas y anule los seguidores o silencie el perfil que los ha comprado temporalmente. Sin embargo, cada vez es menos frecuente.

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.