• |
Región Digital

¿Cómo funcionan los seguros con los vehículos de renting?

01 septiembre 2021

El caso de los seguros en los coches de renting tiene varias particularidades que hay que conocer, empezando porque el titular del seguro no suele ser el conductor al conducir un vehículo que no es de su propiedad.

Si estamos mirando ofertas de renting no debemos caer en el error de pensar que no somos responsables de lo que ocurra con el coche, ya que pagamos una cuota mensual que se puede incrementar.

El seguro a todo riesgo es el más interesante

En palabras de Juan Antonio (CEO de Renting Partner): “al elegir un coche de renting el seguro que más nos interesa es el ‘a todo riesgo’ y dentro de este el que va sin franquicia, para que no tengamos que pagar nada si tenemos un siniestro sin culpable o somos nosotros los causantes del daño”.

Cuando no sea posible contratar este seguro hay que buscar uno con una franquicia muy baja con el fin de pagar muy poco si hay que pasar por el taller. Hay que tener en cuenta que en muchos seguros se cobran varias franquicias, una por cada lado del coche, por lo que hay que hacer cálculos antes de poner esa cantidad de dinero que tendremos que sufragar en caso de accidente.

Por ejemplo, si nos pasan una llave por el capó y por ambos laterales tendremos que pagar tres franquicias en lugar de una como se suele pensar.

Es mejor no pasar a menudo por el taller

Un truco que hay que conocer si tenemos un coche con este contrato de alquiler a largo plazo es no pasar a menudo por el taller. Si lo hacemos, y no hay culpable o somos nosotros, cada vez que acudamos nos subirán un poco la cuota.

De este modo, no hay que hacer caso de arañazos e incluso de pequeños golpes que no impiden circular ni afectan al funcionamiento del coche, esperando al final de año cuando las penalizaciones desaparezcan al haber un “reinicio” de cuotas.

Los arreglos se pueden dejar para el último año de contrato

Otro truco que se puede usar es dejar los arreglos de los desperfectos para el último año de contrato, para unos meses antes de devolver el vehículo.

Las empresas de renting saben que los coches pueden sufrir daños estéticos, y por eso en muchas ocasiones el último año está libre de penalizaciones por paso por el taller con el fin de que los clientes entreguen los vehículos en perfecto estado para poder venderlos después.

No pasa nada por estar meses conduciendo un coche con los clásicos arañazos de un acto vandálico, o con una puerta rascada al tener un encontronazo con la columna de un garaje. Estos daños los arreglamos a última hora, antes de entregar el vehículo, y así nos ahorramos penalizaciones innecesarias.

El renting es una opción muy interesante para las empresas, pero hay que conocer cómo funciona para evitar sobrecostes en forma de aumento de las cuotas mensuales por arreglar todos los desperfectos estéticos cuando se producen, acudiendo a chapa y pintura en esas épocas en las que las penalizaciones desaparecen

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.