quiron salud
  • |
Región Digital

Contrato de Exclusividad: Características y Usos

Cuando se forma parte de un negocio, es posible que haya un pequeño conflicto de intereses entre lo que busca la empresa y lo que busca el trabajador.

12 abril 2021

El mercado laboral está repleto de situaciones tan variadas como empresas y trabajadores hay. Cuando se forma parte de un negocio, es posible que haya un pequeño conflicto de intereses entre lo que busca la empresa y lo que busca el trabajador, sobre todo cuando este último tiene la posibilidad de desarrollar actividades en paralelo a su labor como empleado.

En este sentido, es habitual que haya empresas que buscan ser las únicas que puedan sacar partidos de las aptitudes de sus empleados. Precisamente por esta situación es por la que ha nacido la figura del contrato de exclusividad. Algo cada vez más presente como documento único o como cláusula en contratos de trabajo, y de lo que venimos a hablarte con todo lujo de detalle.

Todo lo que debes saber sobre el contrato de exclusividad

Contrato de exclusividad, cláusula de exclusividad o cláusula de plena exclusividad. Son nombres diferentes y conceptos ligeramente diferentes, pero comparten una misma finalidad. Generalmente se habla de estas cláusulas cuando van ligadas a un contrato de trabajo o mercantil. Según sus indicaciones, el firmante o persona contratada se compromete a no llevar a cabo ninguna labor para otro empleador, ni tampoco por cuenta propia. Es decir, resulta incompatible con un autónomo en situación de pluriempleo.

También se puede hablar de contrato de exclusividad cuando se busca que una empresa ofrezca un servicio o producto en exclusiva a otra empresa. Es una forma que tienen muchos negocios de garantizar el suministro de determinados recursos, o incluso de establecer acuerdos y alianzas con otros para obtener beneficios en ambas partes. Establece limitaciones, por supuesto, pero siempre tiene detrás ventajas para los implicados.

Características fundamentales

Ya se ha dejado claro que el contrato de exclusividad busca establecer limitaciones en torno a dos empresas o partes en un acuerdo, garantizando acciones en exclusiva para las partes implicadas. Una característica fundamental en cualquiera de estos contratos es que haya al menos una cláusula que indique que uno o los dos implicados no realicen trabajos o determinadas tareas para terceros.

Ahora bien, otro punto esencial en este tipo de contratos es que se establezca algún tipo de compensación o de ventaja para aquel o aquellos que firman estas limitaciones. Asimismo, también es posible que el contrato sea unilateral, es decir, estableciendo límites solo para la parte firmante; o también bilateral, en cuyo caso se establecen límites para las dos partes.

Asimismo, el acuerdo firmado debe establecer no solo límites en cuanto a tareas, productos o servicios. También debe delimitar claramente el área de negocio que se está tratando, la zona geográfica y el producto o servicio en cuestión. Los límites deben quedar por escrito para que no haya confusiones ni vacíos legales extraños, para que las dos partes sepan qué pueden y no pueden hacer y hasta dónde se extiende lo que dicta el documento firmado.

¿Qué ventajas e inconvenientes supone?

Obviamente, un contrato de este tipo trae consecuencias para todos los que están implicados en él. Hay que pensar, sobre todo, en las ventajas que esto supone. La primera y más clara es que se refuerza el compromiso entre ambas partes. Se genera una dependencia necesaria para alcanzar unas metas, y eso hace que haya una mayor implicación de cara a conseguirlas.

Por otro lado, también cabe destacar que hay una mayor confianza y seguridad para los dos. Quien hace la contratación se asegura de contar con los servicios de alguien que le va a dedicar tiempos y recursos al 100%, otorgando contenidos exclusivos y un valor añadido importantísimo. Asimismo, la parte contratada sabe que tiene el respaldo de una empresa que valora su labor y que se encargará de cubrirla cuanto sea necesario.

Cabe decir que todo esto genera también un mayor acercamiento a los objetivos que se hubieran establecido. Alcanzar las metas definidas resulta más sencillo con acuerdos de este tipo, sobre todo porque la empresa cuenta con un profesional o un equipo que conocen a fondo sus necesidades, debilidades y fortalezas. Así, y gracias al trabajo en exclusiva, pueden ofrecerle servicios y productos totalmente a medida.

Aun así, también hay que mencionar que hay ciertas desventajas o inconvenientes ligadas a estos contratos. Para empezar, lo más importante son las condiciones. Puede que estas sean solo beneficiosas para una de las dos partes, y esto suele mirar sobre todo a la empresa contratatante. Si las cláusulas no son adecuadas, la parte contratada puede estar en desventaja.

Precisamente por todo esto, siempre hay que estudiar un contrato de exclusividad a fondo. Se deben repasar todas sus cláusulas punto por punto y negociar todo aquello en lo que pueda haber desacuerdo. Su finalidad no es otra más que dar garantías a los dos implicados, incluso aunque la exclusividad sea unilateral. Al final, lo verdaderamente importante es que todos salgan beneficiados.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.