the geco
  • |
Región Digital

Todo lo que debes saber sobre los diferentes síntomas de coronavirus

Aunque la mayoría de las personas infectadas suelen ser asintomáticas, los casos de cuidado y gravedad tienen en común algunos síntomas que explicamos.

16 septiembre 2020

Cerca de 30 millones de casos y 10 meses después, el coronavirus que causa la infección de COVID-19 todavía se encuentra en una fase de descubrimiento y estudio, y es totalmente normal que muchas personas desconozcan cuáles son los principales síntomas de coronavirus y busquen información en sitios especializados para salir de dudas.

El COVID-19 se convirtió en la situación sanitaria más grave que la humanidad ha tenido que afrontar en, al menos, un siglo de historia. Por lo que conocer su comportamiento, sus síntomas y cuidados, es la mejor manera de cuidar de ti y de los tuyos, una acción fundamental para no alargar la cadena de contagios.

La prevención lo es todo

Como en toda enfermedad infecciosa, la prevención para el COVID-19 no es otra cosa que tomar las medidas adecuadas para no infectarse. Aunque no son infalibles, producto de la novedad y el desconocimiento que muchas personas tienen sobre el virus, representan una herramienta de barrera lo suficientemente sólida que, combinadas, permiten no contagiarse.

  • Mascarilla: la puerta de entrada principal del virus que produce el COVID-19 son la boca y la nariz. Por eso desde cualquier entidad de salud y desde los principales sitios web encontrarás que este pequeño accesorio es la principal barrera contra los contagios, aunque no la única.

  • Distancia de seguridad: para que se produzca un contagio, una persona sana debe estar en contacto con partículas del virus que una persona infectada pueda transmitir. Por esa razón, la distancia de seguridad -estar a 1 o 2 metros de distancia del resto de las personas, siempre que sea posible- es una de las medidas más acertadas y más seguras, puesto que limita físicamente la posibilidad de contagios.

  • Lavar las manos: los seres humanos, por naturaleza, tienen predilección por tocar su rostro. Las manos, a su vez, suelen tocar casi todas las superficies y objetos en casa o fuera de ella, por ello, las manos representan un vehículo ideal para transportar el virus del exterior hacia tu boca, nariz u oídos. Por esa razón, tanto la Organización Mundial de la Salud como los organismos de salud de cada país, recomiendan lavarse las manos con frecuencia, utilizando agua y jabón. Cuando lo anterior no sea posible, se debería utilizar un gel desinfectante o antibacterial, que puede ser de gran ayuda para evitar que el virus se aloje en tus manos.

  • Aislamiento: aunque el virus es muy contagioso -en menos de 1 año hay 30 millones de contagiados a nivel global-, lo cierto es que sólo un 20% de los infectados manifestará síntomas graves o requerirá de la intervención de especialistas. El 80% restante lo único que debe hacer, según recomendaciones de la OMS, es aislarse preventivamente para no contagiar a los demás. Para ello, desde luego, debes tener una noción al menos leve de que puedes tener el COVID-19, y eso se hace cotejando los síntomas habituales con tu estado de salud actual.

Los síntomas más comunes del COVID-19

Los más conocidos

Desde el inicio de la emergencia sanitaria que luego derivó en pandemia global, la mayoría de los especialistas de salud del mundo, han estudiado los síntomas y establecido puntos comunes entre todos los contagiados. Por lo que actualmente es fácil reconocer los síntomas más conocidos o habituales del COVID-19.

  • Fiebre: si algo tienen en común todas las enfermedades infecciosas es la fiebre. La fiebre es una alarma natural del cuerpo en respuesta respecto a que algo no está funcionando bien. En este caso, los pulmones. Para que la fiebre sea tal, debes tener una temperatura igual o superior a los 38 grados, a menudo acompañada de escalofríos o temblores.

  • Tos seca: otro de los síntomas comunes del COVID-19 es la tos seca. Como afecta directamente a los pulmones, la dificultad para funcionar correctamente les hacen expulsar el aire con gran fuerza, produciendo ataques de tos. La tos con flema o la tos seca esporádica no están relacionadas con el COVID-19, pero los ataques de tos -esos que suelen prolongarse durante más de 30 minutos sin que parezca que vayan a cesar- sí son un síntoma claro de que puedes estar infectado.

  • Fatiga: el cansancio, la falta de ánimos y hasta el sueño excesivo suelen ser síntomas de muchas infecciones y también de padecimientos, como la anemia o las enfermedades transmitidas por mosquitos. En el caso del COVID-19, si presentas cansancio durante muchos días -algunas personas han manifestado que la sensación de desánimo es insoportable-, lo más recomendable es contactar con los servicios de salud y poner toda tu voluntad para salir de esa situación. Además de ser uno de los síntomas más comunes, es uno de los más duraderos, ya que incluso las personas que se recuperan y crean inmunidad ante el virus, pueden sentir la fatiga y el cansancio excesivo durante más de 6 meses.

Otros síntomas conocidos

En los casos graves, el COVID-19 se representa como un recrudecimiento de los síntomas ya mencionados, llegando hasta el punto de provocar dificultad total para respirar y sensación de ahogo, motivo por el que algunas personas, desafortunadamente, hayan necesitado de ventilación mecánica o respiradores artificiales para mantenerse con vida; así como también provocando presión en el pecho o incapacidad total para moverse, síntomas relacionados con la fatiga muscular ya mencionada.

Tras casi un año de evaluaciones y estudios, otros síntomas se han relacionado o producido en pacientes infectados con COVID-19 de manera que pueden representar una clara manifestación de que se tiene la enfermedad. Tal es el caso de la migraña -sobre todo cuando la persona afectada no sufre de eso-, la pérdida del sentido del olfato y del gusto, con la consecuente inapetencia; dolor de garganta, producto de la tos seca o sin razón aparente, y otros síntomas aún menos comunes pero también relacionados, como pueden ser las erupciones o la pérdida del color natural de la piel.

El COVID-19 no discrimina, ya que infecta muy fácilmente cuando las personas no toman las medidas adecuadas y produce algunos síntomas de cuidado, que por su sola presencia pueden resultar en agravantes de salud o que, como el caso del cansancio muscular, pueden perdurar durante muchos meses. La prevención y los cuidados son esenciales para evitar contagiarse y proteger a los tuyos.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.