• |
Región Digital

Consejos para afrontar el verano embarazada

Es aconsejable resguardarse en lo posible del sol, debido a que en verano es mucho más fuerte y las hormonas del embarazo tienden a manchar la piel.

29 julio 2019

Durante el embarazo, el cuerpo de la madre está sometido a muchos cambios, ya que el organismo tiene que adaptarse a tener a otro ser humano dentro y además debe prepararse para el parto. 

Uno de estos cambios es el calor que genera el cuerpo del bebé, a medida que el feto crece la madre va sintiendo el efecto calórico que tiene su hijo sobre ella. 

El Embarazo que transcurre en verano, sobre todo si abarca los últimos meses, le provoca una sensación térmica muy incómoda a la embarazada. Sin embargo, hay muchas acciones que pueden contribuir al confort de la futura madre, veamos:

Para combatir el calor

  • Hidratación. Es muy importante mantener la hidratación, beber agua a lo largo del día a sorbos, hasta completar 2 litros. También pueden ser bebidas saludables que le agraden, por ejemplo, jugos sin azúcar. Una opción es congelar pedazos pequeños de fruta y comerlas de merienda, hidrata al tiempo que alivia el calor.

  • Paños húmedos. Si la sensación de calor es muy fuerte, es aconsejable mojar un paño limpio y colocarlo en la frente, las orejas y las axilas. El agua no debe estar muy fría solo por debajo de la temperatura ambiental y volver a mojar el paño cada vez que se entibie.

  • Mojar los pies. A algunas personas les basta con refrescar los pies para tener la sensación de frescor en todo el cuerpo. Prueba colocar los pies en un recipiente adecuado con agua más fría que la del ambiente.

  • Piscina o bañera. Consulta al médico antes, pero si todo está normal no hay problema con tomar un baño de inmersión. Es lo ideal para bajar la temperatura del cuerpo, además en las piscinas se puede hacer ejercicio moderado con mucha comodidad ya que el cuerpo pesa menos dentro del agua.

  • Climatización. Si es posible hay que usar aire acondicionado, sobre todo para dormir. Ya que es una manera muy eficiente de conseguir el confort necesario. Si no es posible, se pueden usar ventiladores portátiles o de techo que refresquen el ambiente.

  • La ropa. Hay que cuidar que los tejidos sean naturales y las prendas sean cómodas y no aprieten. Una buena idea es usar ropa deportiva que tienen tecnología para absorber el sudor y mantener la piel fresca.

Para cuidar la piel

  • El sol. Es aconsejable resguardarse en lo posible del sol, debido a que en verano es mucho más fuerte y las hormonas del embarazo tienden a manchar la piel. Para saber más información diremos que hay que usar un protector solar de un factor de 50 o más, siempre que se salga al exterior.

  • Cremas. Consulta al médico para que te indique una crema para el rostro que prevenga las manchas de la piel. Es adecuado aplicar una crema hidratante para todo el cuerpo para evitar la resequedad de la piel. También es importante usar una crema anti estrías, ya que como se sabe hay un riesgo alto de sufrirlas como consecuencia del estiramiento de la piel.

  • Cosméticos. En general, las embarazadas pueden usar sus cosméticos y maquillaje habitual, pero es bueno revisarlos para verificar que no tengan elementos nocivos o alergénicos. A algunas embarazadas les cambia el tipo de piel debido al cambio hormonal, puede hacerse más oleosa o más seca, hay que adaptar los cosméticos a la situación actual. También es aconsejable que los cosméticos no contengan perfumes, ya que pueden ser molestos para la futura madre.

Para dormir

  • Es aconsejable dormir sobre el lado izquierdo, esto se debe a que en esta postura se libera la arteria uterina y mejoran las condiciones cardiovasculares de la embarazada. Además, los riñones trabajan mejor en esa postura.

  • Otra idea es colocar una almohada entre las piernas, este sencillo acto mejora el confort de manera importante, ya que alinea los dos lados de la cadera.

  • En el caso de pies hinchados, es recomendable elevar los pies por medio de cojines, hay que cuidar que la parte interna de las rodillas quede apoyada también en un cojín y ligeramente flexionadas.

  • Si la panza está muy arriba y afecta la posición acostada, se puede hacer un soporte con cojines para dormir semisentada, cuidando de apoyar muy bien el cuello.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.