the geco
  • |
Región Digital

Visas electrónicas: una tecnología en crecimiento

Sin dudas, viajar es uno de los grandes placeres de la vida. El problema comienza, muchas veces, al momento de solicitar el visado para el país de destino.

26 marzo 2019

En general, es necesario dirigirse a la embajada o el consulado personalmente e invertir horas en trámites que resultan excesivamente burocráticos. Sin embargo, en los últimos años algunos países comenzaron a implementar el uso de la visa electrónica (también llamada e-visa), habiendo, hoy en día, más de 20 naciones que ya utilizan esta tecnología. La diferencia principal es que se tramita exclusivamente a través de internet. Hay una gran variedad de visas electrónicas. Pueden ser para una entrada o múltiples, para estadías de 30 o 90 días, para viajes con fines turísticos o de tránsito, etc.

Quien quiera solicitar una e-visa deberá ingresar a la página web correspondiente, cargar la documentación exigida y finalmente realizar el pago. Una vez procesada la solicitud, la respuesta será enviada por correo electrónico. Es decir que ha dejado de ser una visa física pegada en el pasaporte del viajero, y se ha convertido en una visa digital que se podrá imprimir o presentar desde el teléfono móvil.

Para el extranjero las ventajas son muy claras: se ahorrará tiempo y dinero. Es sabido que la solicitud de una visa tradicional puede requerir la inversión de tiempo no sólo al presentarse en la embajada, sino también al realizar la búsqueda y recolección de los documentos para ser entregados. Las solicitudes en línea no llevarán más de unos minutos y, en general, la documentación a presentar suele ser menor. Por otro lado, muchas veces no existen representaciones consulares en el país de origen del viajero, quien debe invertir grandes sumas de dinero para trasladarse a la embajada más cercana. Con la e-visa esto no será necesario ya que sólo precisará una conexión a internet.

Muchos creen que la parte más compleja es la obtención de una fotografía digital que se ajuste a los requerimientos exigidos. No obstante, hoy en día se pueden encontrar páginas de internet cuyo principal servicio es el de procesar las fotografías para que cumplan con los requisitos necesarios. Debido a que el trámite no se realiza de manera personal, otra gran ventaja es que existen algunos sitios encargados de realizar la solicitud en lugar del viajante, lo que le ahorrará aún más tiempo. Un ejemplo es la página web iVisa que posee formularios muy sencillos de completar.

Por otro lado, la e-visa también se traduce en beneficios para los países que implementan esta tecnología. De esta manera, se ahorran horas de trabajo administrativo, dinero para la impresión y el envío de las visas físicas, y también, recaudan mayor dinero derivado de tarifas consulares más altas. Sin embargo, hay algunos países que aún no utilizan esta tecnología por miedo al robo de identidad y la falsificación de documentos, y la imposibilidad de obtener los datos biométricos de aquellos que traspasan sus fronteras.

Afortunadamente, son cada vez más los países que día a día deciden implementar el uso de la e-visa ya que no sólo beneficia el flujo de personas en todo el mundo, sino que también ayuda a los países a desarrollar y mejorar sus industrias turísticas nacionales.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.