turismoextremadura
  • |
Región Digital

La importancia de una hidratación adecuada y de la calidad del agua que ingerimos

Es muy importante saber que la calidad del líquido elemento que tomamos del grifo no permanece inalterable.

27 enero 2019

El agua es un nutriente esencial para nuestro cuerpo, así como un componente vital para la hidratación del organismo, y es que no podemos olvidar el hecho de que el 60 por ciento de nuestro peso corporal es agua. Por este motivo, el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) quiere concienciar y sensibilizar a la sociedad no solo sobre la importancia de ingerir la cantidad de agua que necesitamos cada día, sino también el conocer el origen y la calidad del agua que tomamos.

En este sentido, en el de la más estricta calidad del agua, es muy importante saber que la calidad del líquido elemento que tomamos del grifo no permanece inalterable, que hábitos tan cotidianos como dejar una botella de agua del grifo en la cocina y beberla al día siguiente, o el típico vaso de agua en la mesita de noche, puede hacer que fácilmente proliferen bacterias y agentes nocivos para nuestra salud.

Esto se soluciona si nos aseguramos de beber agua de calidad, que no tiene por qué ser necesariamente el agua embotellada que nos venden en las grandes superficies o en los establecimientos de alimentación, ya que con esta acción diaria acometida por millones de personas en todo el mundo estamos agravando considerablemente el problema del plástico que vertimos al medio ambiente, y ya estamos no solo sufriendo las consecuencias directas de este despropósito ecológico, sino llegando al peligroso e inevitable punto de no retorno.

Por poner un ejemplo de agua de calidad y respetuosa con el medio ambiente, la fuentes de agua de Canaletas suponen un medio eficaz para que como usuarios podamos tener agua siempre en perfectas condiciones, en entornos públicos y privados, como las oficinas, los colegios, los parques… y no tengamos que contribuir con los vertidos de plástico al medioambiente que supone el consumo de agua embotellada.

El Instituto de Investigación Agua y Salud en sus estudios e informes hace especial hincapié en este sentido, porque si bien es cierto que siempre se ha puesto mucho énfasis en concienciar a la población sobre la necesidad de beber agua (como podemos ver en este post), no se han hecho los suficientes esfuerzos para que se reconozca el peligro que supone para nuestro organismo beber agua contaminada.

                Peligros de beber agua del grifo en mal estado

Beber agua en mal estado hace que nuestro organismo enferme, con dolencias nimias como puede ser un simple dolor abdominal o mucho más serias, como es el caso de la hepatitis. El agua del grifo no siempre es recomendable, en dependencia de la zona donde vivas puede presentar mayor o menor dureza e incluso favorecer la aparición de cálculos renales.

Pero más allá de eso, de la calidad del agua que llega hasta nuestros hogares y para la que podemos utilizar filtros, es muy importante tomar conciencia sobre su correcta conservación, pues como ya hemos comentado anteriormente, acciones tan cotidianas como beber agua de una jarra que ha pasado un día en el salón puede ponernos en riesgo y acarrearnos un gran número de enfermedades.

Este proceso por el que se contamina el agua tiene una explicación muy sencilla. El agua del grifo contiene cloro para su correcta conservación utilizado en las proporciones recomendadas por sanidad para el consumo humano. Esto hace que el agua se conserve y no se corrompa, pero cuando la dejamos fuera del frigorífico, como en la mesita de noche, el cloro se evapora, sobre todo con las altas temperaturas del verano, y las bacterias y microorganismos empiezan a campar a sus anchas.

Por este motivo, en muchas ocasiones, sin darnos si quiera cuenta, el agua que hemos tomado de esa jarra que hemos dejado un par de días junto al ordenador es la que nos provocará una diarrea o un dolor abdominal. Si estas son las consecuencias, no serán graves y ni siquiera nos pararemos a analizar cuál ha sido el origen de este padecimiento. En ocasiones, lo achacaremos a algo que hemos comido y nos ha sentado mal o a algún tipo de virus, pero nunca pondremos nuestras sospechas sobre el agua, que nos parece tan esencial como inofensiva.

Durante muchos años nos han vendido el agua embotellada como la solución, pero esto no es para nada cierto. Por un lado, porque una vez abierta la botella de agua, los efectos contaminantes por la entrada de agentes externos son exactamente los mismos. Por otro lado, en los últimos años de lo que tenemos que concienciarnos es de que esa no solo no es la solución, sino que nos está creando un problema medio ambiental de primer orden con el aumento de los residuos de plástico en nuestro planeta, residuos que contaminan el agua de nuestros ríos y mares, agravando doblemente la situación, afectando directamente a la vida marina y llegando hasta nosotros en los alimentos que consumimos. 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.