EUROACE
  • |
Región Digital

Los embutidos también son denominación de origen

Hoy día, cuando la buena mesa española es tendencia global por los cuantiosos premios recibidos, los embutidos de excelente calidad.

04 diciembre 2018

España tiene una de las mejores culturas gastronómicas del mundo. Embutidos, mariscos, vinos, frutas y hortalizas con denominación de origen dan cuenta de tal reputación, y son el resultado del tesón de un pueblo por resaltar el patrimonio cultural donde no queda exento el paladar. Hoy día, cuando la buena mesa española es tendencia global por los cuantiosos premios recibidos, los embutidos de excelente calidad, por su sabor y tradición, quieren integrar la lista de lo más exquisito de la mesa celtíbera.

Tipos de embutidos y jamones

Existe una amplia variedad de embutidos y jamones que no solo puede clasificarse a partir de la materia prima, sino por su proceso de fabricación. Al referirse a la fabricación, se encuentran los cocidos, curados y ahumados. Estos tres constituyen los principales, de los que se desprende una gran gama de productos que todos los buenos fabricantes y productores de jamones deben tener entre su lista por la escala de sabores que ofrece.

  • Embutidos por materia prima: el conocimiento que cualquier ciudadano común posee sobre embutidos hace dar por sentado que todos están confeccionados a partir de la carne de cerdo. Sin embargo, últimamente existen otras ofertas gastronómicas en el mercado que van desde aquellos hechos con carne de cordero o pollo, hasta algunos completamente veganos.

  • Embutidos por su proceso de fabricación: independientemente del tipo de carne que se emplee, en algunas ocasiones, se inicia con la cocción de la carne para luego dar lugar al ahumado y curado. Se cuece la carne bien sea de cerdo, pollo o cordero, la cual ha sido picada finamente y se adereza con una variedad de especias, hierbas y condimentos que son los encargados de resaltar el sabor propio del alimento cárnico.

  • Embutidos con vísceras y sangre: aquellos preparados a base de sangre y vísceras son otro apartado peculiar. Su materia prima dota de mayor protagonismo al embutido con matices de sabores que, en algunos casos, no es de la preferencia de todos, pero que sin lugar a dudas hay que atreverse a probar.

Variedad de embutidos

Por lo general, los jamones y chorizos son los principales productos en cuanto a embutidos se refiere, pero las butifarras, fuet, paletas, morcillas y fiambres son otras de las singulares variaciones de productos y preparaciones que forman parte de esta categoría alimentaria. Como ya se dijo, jamones, chorizos y fiambres son bastante conocidos. Por tanto, puede iniciarse con los menos comunes:

  • Fuet: el curado y fermentado es el medio para fabricar este producto que algunos consideran, una especie de longaniza de uno o dos centímetros de grosor hecho a base de carne. Es muy popular en las mesas y cocinas de Cataluña por ofrecer total redondez en cuanto a sabor, textura, olor y apariencia. No solo se puede comer por separado, sino que se pueden preparar variedad de platos porque se incorpora muy bien con otros ingredientes.

  • Morcón ibérico: puede emparentarse con el chorizo, ya que su preparación es muy similar. La diferencia radica en que el morcón se prepara con el intestino grueso, de allí su forma y tamaño. Asimismo, el producto está listo para el consumo después de aproximadamente 90 días de curación. La carne de esta variedad de embutido es la del cerdo ibérico criado con los mejores cuidados. Cualidad que hace posible la carne más magra y suculenta.

  • Morcilla ibérica bellota: no se dejan cabos sueltos en la escala de sabores si se parte de alimentar al producto con lo más exquisito y de mejor calidad. El resultado es un embutido con gran intensidad en su sabor gracias a la bellota localizada en el valle de Los Pedroches. Esta variedad se prepara con la tocineta y una mezcla de finas hierbas y especias.

  • Salchichón cular ibérico: se refiere a la variedad de salchichón hecha con la tripa, específicamente aquella que proviene del último tramo del intestino grueso. Se prepara la carne de cerdo picada condimentada con pimentón, sal y variedad de especias. Similar a la morcilla ibérica, su suculento sabor viene dado por la alimentación del cerdo a base de bellotas.

  • Jamón ibérico: en esta lista no puede quedar fuera el jamón ibérico. Dependiendo de la pureza del cerdo puede clasificarse como 100% o 50% puro de raza. Es fácil determinar que tendrá mayor calidad el cerdo con una pureza de 100%. Estos jamones tienen un tiempo de curación que va entre los 24 a 48 meses.

Fabricantes y productores de jamones

Los fabricantes de jamón ibérico están comprometidos con la alta cocina española, ya que crían a sus cerdos en espacios completamente naturales y rodeados de libertad, con el fin de garantizar la calidad del producto y, en efecto, el cumplimiento con los mayores estándares internacionales. Asimismo, otro valor añadido para estos productos es que no tienen gluten ni lactosa. Importes que le adjudican mucha más valía. Por eso es que estos productos resaltan su sabor, inigualable, rasgo que lo hace apetecible hasta para el paladar más exigente y dilecto.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.