EUROACE
  • |
Región Digital

Cómo dormir a tu bebé de forma fácil

Te damos varios consejos para que el pequeño descanse plácidamente cada día.

21 noviembre 2018

Ser padre es algo maravilloso, pero también te obliga a aprender muchísimo. Traer una nueva vida al mundo es algo repleto de responsabilidades, algo que exige mucho sacrificio y que también requiere de grandes dosis de paciencia. Cosas tan sencillas como hacer que un bebé se duerma pueden ser sumamente complicadas si, además, eres alguien primerizo en esto.

 

Puede que notes cómo tus horas de sueño se reducen por la necesidad de estar alerta ante el llanto del niño o de la niña, pero existen métodos para hacer que eso de dormir no sea un problema ni para él ni para ti. Vamos a darte una serie de consejos que se van a convertir en tu biblia para recuperar el sueño.

 

Son pautas sencillas, opciones que puedes probar o incluso combinar si quieres conseguir que la rutina horaria de sueño se normalice en casa. Necesitarás mucha paciencia y constancia, pero al final conseguirás que dormir al bebé se convierta en algo totalmente fácil.

 

Cinco trucos para dormir a tu bebé

 

Lo primero que te recomendamos es que te hagas con un buen walkie para bebés, puedes encontrar los mejores vigilabebés en esta guía, con este aparato tendrás total control a la hora de saber si está dormido o no. Ahora, lo siguiente es seguir cualquiera de estas indicaciones.

 

Usa sonidos de ambiente

 

A veces el silencio absoluto puede ser precisamente lo más molesto para los bebés. Los pequeños de casa pueden haberse acostumbrado a la constante presencia de ruidos o incluso sonidos ambientales y, al estar estos completamente ausentes, sentirse en un entorno extraño que les impide dormir como les gustaría.

 

Ten esto muy en cuenta o, incluso, prueba a usar sonidos ambientales que sean también bastante relajantes. Una brisa marina, el canto de los pájaros o el sonido del oleaje pueden ser la combinación idónea para que poco a poco el niño o la niña vayan cerrando los ojos y comiencen a descansar.

 

El poder de la lactancia

 

La mayoría de veces que un bebé llora es porque tiene hambre y, por tanto, la mayoría de veces la solución es darle comida. Es posible que vuestro bebé se despierte en mitad de la noche por un arrebato de hambre o por el mero hecho de no ser capaz de conciliar el sueño de nuevo. De ser así, no hay nada como amamantarlo.

 

En ese momento sienten la calidez de la madre, sacian su apetito y poco a poco entran de nuevo en ese estado de relajación que tanto conduce al sueño. Créenos, es algo que muy rara vez falla.

 

Establece una rutina

 

A los bebés les ocurre como a cualquiera, son personas (aunque pequeñas) que se acostumbran rápidamente a las rutinas. Por eso, intenta que todo el proceso para dormir sea siempre el mismo, que adquiera unos horarios aunque todavía no tenga percepción del paso del tiempo. Si se establece un patrón y se repite de forma constante, su cuerpo se acostumbrará a ello.

 

Comida, baño, sueño puede ser un buen proceso a seguir. Hazlo a diario y verás como el pequeño o la pequeña poco a poco se van acostumbrando y cada vez van dando menos guerra a la hora de caer en los brazos de Morfeo.

 

Un baño amansa a las fieras

 

El elemento acuoso tiene algo que nos atrae a todos en mayor o menor medida, sobre todo cuando tiene una temperatura cálida y agradable. Si tu bebé es bastante difícil a la hora de dormir, un buen truco para hacer que acabe cayendo rendido es darle un baño un buen rato antes. Al bañarse, entra en un estado de relajación absoluto una vez se seca, y eso es un aliciente perfecto para que duerma plácidamente.

 

Puedes hacer que este baño sea parte de la rutina de la que hablábamos antes, de hecho lo citamos como uno de los pasos a seguir. De hecho, te recomendamos que lo hagas así.

 

Acompáñale en el sueño

 

A veces los pequeños solo necesitan un poco de compañía. La soledad es un sentimiento que no gusta a nadie, y menos a un bebé que está empezando a descubrir todo un mundo que se abre frente a sus ojos. Por eso, una buena forma de hacer que duerma es, precisamente, durmiendo con él.

 

No tienes siquiera que meterlo en la cama contigo, acúnalo y mécelo durante un tiempo. Así irá cerrando los ojos en poco tiempo y terminará durmiéndose. Aunque te recomendamos que aguantes y no caigas antes que él si no quieres que te despierte de un sobresalto.


Prueba cualquiera de estos métodos o incluso combínalos. Te aseguramos que así lograrás que el sueño no sea un problema en casa.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.