EUROACE
  • |
Región Digital

Visita siete interesantes museos de Oporto

31 julio 2018 | Publicado : 18:32 (31/07/2018) | Actualizado: 09:53 (02/08/2018)

La librería Lello, la torre de los Clérigos o la estación de Sao Bento son algunos de los lugares más emblemáticos de la segunda ciudad de Portugal. A ella llegan miles de turistas cada año, con el objetivo de visitar estos populares enclaves, pero también con la intención de catar vinos a orillas del Duero o degustar una sabrosa fracesinha. Eso sí, si el lector planea pasar unos días en Oporto, haría bien en incluir en su itinerario, al menos, un par de museos. A continuación, proponemos siete de los más interesantes.

Ahora bien, antes de iniciar nuestro recorrido por la urbe, lo más recomendable es disponer de un vehículo propio. Este nos otorgará flexibilidad de movimientos y horarios, así como la comodidad de no depender del transporte público. De esta manera, una buena solución es el alquiler de motos en Oporto con Cooltra. Esta empresa de arrendamiento ofrece reservas tanto en tienda como online, además de una larga lista de servicios adicionales.

Del romanticismo a las vanguardias

Con nuestra moto conduciremos poco más de cuatro kilómetros hacia el oeste, hasta las inmediaciones de los Jardines del Palacio de Cristal. Allí se halla nuestro primer destino: el Museo Romántico de Oporto, una antigua casa señorial que recrea el mobiliario y la vida cotidiana de los burgueses del siglo XIX. Del mismo modo, si prolongamos nuestro trayecto hacia el oeste durante otros cuatro kilómetros, nos toparemos con el Museo Serralves de arte contemporáneo. Se trata de una pinacoteca de referencia en Europa y una de las colecciones vanguardistas de mayor calidad.

De tranvías y automóviles

De regreso al casco histórico del municipio, poco antes de pasar el Museo Romántico, detendremos nuestra moto frente al Museo del Carro Eléctrico. Nos referimos a un edificio art-decó dedicado a la historia del tranvía y que alberga maquinaria de finales del siglo XIX. Por otro lado, apenas a un kilómetro hacia el este, siguiendo la Riviera, localizamos otro museo dedicado a los medios de locomoción: el de los Transportes, en el cual se desarrolla la historia del automóvil, desde sus orígenes hasta los diseños más innovadores.

Una cárcel, una vinoteca y un oceanográfico

Nos quedaremos unas horas por el centro para aproximarnos a los alrededores de la Iglesia de los Clérigos, donde se ubica nuestra siguiente parada: el Museo de Fotografía. La particularidad de este radica en el edificio que lo alberga: la antigua cárcel de Oporto. Más tarde, nos subiremos a nuestra scooter para volvernos a alejar hacia el oeste. Así, en apenas ocho minutos llegaremos al Museo del Vino, una de las visitas más esperadas. Y es que esta construcción del siglo XVII reúne exposiciones interactivas y maquinaria antigua empleada para fabricar el que sigue siendo el producto más representativo de la ciudad. Para terminar, rodearemos la costa a lo largo de siete kilómetros… Flanqueado por los Jardines de Montevideo y el parque Ciudad de Oporto, descubrimos el Sea Life Porto, un acuario que cuenta, entre otras muchas especies, con espectaculares tiburones.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.