Ayudas corresponsabilidad generico
  • |
Región Digital

Roma, donde hasta lo rutinario es historia y arte

Una ciudad que hay que visitar una vez en la vida, una urbe donde la historia se pasea se vive en cada una de sus calles.

28 junio 2018

Ciudades que deben visitar alguna vez hay muchas. Pero si existe alguna que no debe faltar esa es Roma. Una urbe donde la historia se pasea se vive en cada una de sus calles; no hay que ir a ningún sitio concreto para ver arte o un monumento. Solo hay que viajar a Roma porque toda ella es monumentalidad en cada rincón, y donde la vida diaria está impregnada de una vitalidad continua que se contagia a sus visitantes, mientras contemplan los vestigios de los milenios de historia que en ella dejaron su huella.

Como en toda capital las actividades a realizar yendo de turismo son innumerables, por no mencionar los encantadores y cada vez más en desuso, y gratis de momento al menos,  paseos por sus calles. Es la mejor manera de conectar y vivir la ciudad. Y aunque parezca una paradoja en Roma, que toda ella es un monumento al arte y la cultura, disponen de una Agenda Cultural amplísima con toda una serie de eventos gratuitos. Monumentos, si no piensan quedarse a vivir allí, tendrían que limitarlos a aquellos que no pueden perderse y al menos tratar de realizar una programación para poder centrarse en aquellos lugares de mayor interés para no perderse entre tantos sitios y opciones; porque cuando hay mucho para elegir se suele perder el tiempo sin saber dónde ir.

Pero también existe una Roma insólita, para aquellos viajeros que buscan lo secreto, algo oculto que suele pasar desapercibido para la mayoría de los turistas.

Pero en lugar así, donde la cultura y el arte se mezclan con la historia, hasta lo rutinario se sale de lo corriente y pueden disfrutar de cada momento. Los platos típicos de la comida romana  son una delicia y no es lo mismo pedir una pizza a domicilio que disfrutar de ella en el Trastévere o en una típica trattoría italiana.

Lugares para comer hay muchos y a buen seguro que cualquiera de ellos convertirá ese acto habitual de comer en una visita cultural y artística más. Y en esta época en que el calor aprieta, y comerse un helado es casi un acto de defensa propia, volverán a disfrutar del auténtico arte romano en la elaboración de este producto artesanal convirtiendo de nuevo la rutina en otro disfrute artístico.

Heladerías hay muchas, pero si quieren conocer la más famosa deben ir a Giolitti y entrarán en el templo de los helados romanos.

No dejen de visitar Roma este verano y convertir hasta lo más rutinario en otra visita más. Entren en Expedia y descubran cómo hasta combatir el calor puede ser arte e historia.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.