asamblea big
  • |
Región Digital

Cómo lograr que tu cachorro responda a tu llamado y se quede quieto

Antes de que pueda comprender que lo estás llamando, debes elegir el nombre para tu perro, es un factor decisivo.

20 junio 2018

La llegada de un nuevo cachorro a casa es muy emocionante. Pero ahora comienza una etapa muy importante, la de entrenar al perro para las acciones básicas como responder a tu llamada y quedarse quieto cuando se lo ordenes.

Antes de que pueda comprender que lo estás llamando, debes elegir el nombre para tu perro. Sólo de esta manera podrá responder a tus órdenes. Es una etapa muy importante, ya que le enseñarás al animal a comportarse de forma correcta.

¿Cómo lograr que el perro responda a tu llamado?

Primero, elige un elemento que sirva como recompensa, que puede ser un juguete chirriante o una golosina para perros. Asegúrate de que sea algo irresistible y mucho más emocionante que cualquier otra cosa en su mundo de cachorro. Reserva ese objeto solo para los ejercicios de entrenamiento.

Encuentra un momento en que los niños no estén cerca, la casa esté tranquila y las otras mascotas, si es que las tienes, tomen una siesta o no estén presentes. Evita las distracciones para que el cachorro te preste atención. Llámalo por su nombre, capta su atención y acude a él si fuera necesario para mostrarle la golosina o el juguete.

Una vez que se haya centrado en ti y en la recompensa, di su nombre y la palabra “¡ven!”. Luego gírate y corre en la dirección opuesta. Esto activa su instinto de juego social. Los cachorros rara vez pueden resistir el impulso de perseguir. Permite que te alcance y dale la recompensa. Felicítalo por ser un perrito inteligente. Dale muchas caricias y háblale con cariño para que sepa sin lugar a dudas que te está complaciendo.

Repite el juego de persecución varias veces seguidas. Déjalo con ganas de más, así que detente antes de que se canse del juego. Practica este ejercicio una o dos veces al día durante una semana. Después de una semana, prueba el ejercicio mientras estás quieto. Asegúrate de que el cachorro no esté durmiendo, comiendo o concentrado en algo más interesante para él.

Una vez que entienda lo que significa "venir" y obedezca de manera rutinaria y sin distracciones, desafíalo. Intenta alejarlo de pasatiempos interesantes como perseguir a esa mariposa. Practica el comando "ven" en nuevas ubicaciones, no sólo en la sala de estar, sino también en el patio, en la calle o en ubicaciones que sean nuevas.

Cada vez que el cachorro acuda a tu llamada, sin importar cuánto tiempo le cueste, asegúrate de elogiarlo y recompensarlo. Sobre todo, quieres que el cachorro haga asociaciones positivas cuando lo estás llamando.

¿Cómo entrenarlo para que se quede tranquilo?

Es bueno que tu perro sea alegre y se emocione, pero también necesita aprender cuándo debe quedarse quieto. Aquí te explicaremos un ejercicio para que tu cachorro entienda que es momento de mantener la calma.

El mejor momento para enseñarle que debe estar tranquilo es, precisamente, durante situaciones en las que necesitas que el perro esté quieto. Por ejemplo, usa la palabra “tranquilo” en esos momentos cuando el cachorro esté más agitado. No tienes que gritar, pero debes ser firme en tus palabras.

Usa una golosina como premio cuando te obedezca. Hazle entender la diferencia de jugar y estar tranquilo. Por ejemplo, usa un tono de voz diferente cuando juegues con él a cuando le estés dando la orden de calmarse. En los momentos en que le pidas que se calme, adopta una postura diferente, con movimientos pausados de los brazos. El cachorro debe percibir una diferencia en tu comportamiento.

Una vez que el perro se haya calmado, felicítalo y acarícialo lentamente. También dale la recompensa. Recuerda, si estás emocionado, tu perro se alimentará de esta energía y pensará que debe tener un comportamiento alterado.

Obviamente, no siempre le darás una golosina cuando se quede tranquilo, sino solo al comienzo y después de forma esporádica. Es importante que el cachorro aprenda a obedecerte desde el primer día en casa.

Debe entender que eres la persona que lo cuida y le da amor, pero también quien impone las normas. Te debe obedecer en todo momento. Si haces un buen trabajo al inicio, el perro no se convertirá en desobediente con el paso del tiempo. Y, lo más importante, disfruta de ese hermoso cachorro que ha llegado a casa para hacerte más feliz.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.