Premios @ 1
Premios @ 2
  • |
Región Digital

En qué consiste la otoplastia

Entre las más comunes destacan el levantamiento de párpados y la reducción de grasa abdominal.

08 mayo 2018

Cada día es más común que la gente recurra a la Cirugía Estética en Madrid. Según lo indica la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética, España es el doceavo país con más intervenciones de cirugía per cápita al año. Así, España ha logrado posicionarse como uno de los países de mayor referencia en este campo.

Entre las más comunes destacan el levantamiento de párpados y la reducción de grasa abdominal. En décimo lugar encontramos la cirugía de otoplastia, la cual consiste en la reducción y/o levantamiento de las orejas.

 

Así, la otoplastia es capaz de modificar la línea, la forma y las proporciones de la oreja. Esto con la intención de conseguir una mayor armonía con el rostro. Generalmente se busca mejorar el tamaño, forma y disposición de las orejas.

 

Es practicada principalmente en niños con 7 años de edad o más. La otoplastia es una de las pocas cirugías que pueden realizarse en menores. Así, del cuarto año de vida en adelante, se considera que la oreja ya se ha formado en su totalidad. Aunque en todo caso todo dependerá de la opinión médica y con el respectivo consentimiento de los padres.

 

Mayormente recurren a este tipo de intervención personas con desigualdad o separación de las orejas respecto de la cabeza. La otoplastia también suele practicarse cuando se requiere separar el pabellón auricular, ya sea por deformidad o por un accidente.

 

Esta intervención no mejora de forma alguna la audición del paciente, pero sí su aspecto físico. Por lo que su ejecución apunta a tratar aspectos de la salud emocional y mental vinculados al  autoestima. Pues, recuperar la armonía y simetría de los rasgos faciales tiene un impacto profundo en la autoimagen de los pacientes.

Riesgos de una cirugía de orejas

 

La otoplastia es un procedimiento seguro, las estadísticas revelan un alto porcentaje de casos exitosos. Su ejecución no supera los 90 minutos, aunque puede extenderse según la complejidad de la deformación a tratar.

 

La técnica a emplear para este tipo de procedimientos depende del nivel de deformidad que presente la oreja. Generalmente se realiza una pequeña herida en la parte posterior de la oreja para llegar al cartílago auricular. No hay que preocuparse por que se note la cicatriz resultante, ya que esta queda oculta detrás de la oreja

 

A través de la abertura realizada, el cirujano esculpe el cartílago y le dobla hacia atrás. Finalmente, para conservar la nueva forma, se utilizan puntos internos. Algunas veces se necesita eliminar parte del cartílago para lograr una oreja más natural. Para una mayor simetría se intervienen ambas orejas aunque solo una padezca de forma irregular.

 

Es una intervención ambulatoria, por lo que no se requiere anestesia general ni hospitalización. Salvo cuando se trata de niños muy pequeños. Se trata de una cirugía poco invasiva por lo que el paciente tarda muy poco en reponerse.

 

Los primeros días posteriores a la operación pueden presentarse algunas molestias. Estas pueden tratarse y aliviarse con medicación. También debe utilizarse un vendaje alrededor de la cabeza para proteger las orejas y evitar lesiones y complicaciones. Siendo la principal función de las vendas evitar que las orejas se puedan doblar.

 

La otoplastia no implica grandes riesgos, sin embargo, es importante seguir todas las instrucciones del médico para evitar cualquier contratiempo durante la recuperación.

 

Se recomienda guardar un reposo prudencial de aproximadamente una semana para asegurar una buena recuperación. Los niños pueden volver a sus actividades escolares en un lapso de siete días. Mientras que los adultos pueden regresar a trabajar después de transcurrir cinco días de la Cirugía Estética en Madrid.

Diferentes tipos de otoplastia

 

Los motivos más comunes para acudir al cirujano por una otoplastias, guardan relación con el tamaño de esta parte del cuerpo. Este puede variar según la edad, sexo y altura de cada persona. En segundo lugar se ubican los problemas de forma y simetría.

 

Para cada uno de estos casos existe un procedimiento diferente.

 

Orejas de tamaño excesivo

 

En estos casos, la reducción se logra por medio de un corte de piel y cartílago.  Por lo general este incisión se realiza en forma de cuña.

 

Orejas asimétricas

 

Para mejorar la apariencia de las orejas y lograr mayor simetría visual, se realizan moderados cortes. Con este tipo de cirugía se busca conservar la mayor cantidad de tejido original. Esto con la intención de conseguir un resultado natural y parejo.

 

Orejas sobresalientes

 

Esta condición implica una pequeña incisión detrás de la oreja para alterar la forma del cartílago. También es práctica común el uso de suturas permanentes  bajo la piel en la parte trasera de la oreja. Ambos procesos pretenden dar nueva forma la oreja, plegando las orejas en dirección a la cabeza.

 

Falta de antihélix

 

El  antihélix  es el nombre que se da al pliegue anterior de la oreja. Su ausencia ocasiona que el pabellón auricular se muestre plano, dando una forma inusual a la oreja. Para su corrección se sujeta el cartílago entre sí dando la curvatura deseada.

 

Sin embargo, también pueden presentarse otros problemas como la oreja contraída y la oreja en copa, los lóbulos alargados o rasgados. La ausencia parcial o total de oreja o Microtia o Anotia es otra condición recurrente. Todas estas condiciones pueden remediarse por medio de una otoplastia adecuada.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.