Premios @ 2
Premios @ 1
  • |
Región Digital

El galán de noche, un arbusto con un delicado aroma

04 mayo 2018

El galán de noche es un arbusto que puede alcanzar hasta unos 5 metros de altura, con hojas ovaladas y unos pecíolos muy largos. Sus inflorescencias se presentan en forma de racimos cortos de flor abundante en colores blanco, amarillo o verdoso. Su fruto es una baya de color blanca, con forma de globo que contiene en su interior las semillas necesarias para su reproducción.

El cultivo del galán de noche

El cultivo del galán de noche no es demasiado complicado, se puede plantar en la mayoría de los suelos con buena capacidad de drenaje. El riego del galán debe realizarse cada dos días en la temporada de verano y dos veces por semana en el invierno. La falta de humedad produce la caída de las hojas, mientras que el exceso de agua hace que le salgan manchas oscuras y se pongan amarillas. Entre sus cuidados no debemos olvidar nutrir las plantas con fertilizantes que contengan hierro.

El galán de noche pertenece al género de las solanáceas al igual que la patata o el tomate. Todas estas plantas son originarias del centro y de las zonas tropicales del continente americano, con lo cual no aguanta muy bien las bajas temperaturas. Se recomienda mantenerlo a cubierto en zonas donde las heladas sean habituales con temperaturas inferiores a los 2 grados bajo cero.

Un punto que hay que tener en cuenta es que si antes de la floración no recibe abundante luz natural, le costará más producir las flores, con lo que su aroma no será tan intenso. Además para el desarrollo de las flores se debe podar las ramas una vez que ha terminado la floración principal al terminar la primavera. Con la poda se evita un crecimiento excesivo y en muchos casos se consigue una segunda floración en una sola temporada.

Un arbusto de delicada fragancia

El aspecto del galán de noche no destaca especialmente, con su forma desordenada y sus hojas ovaladas. Sin embargo un detalle que destaca sobre todos los demás es la delicada fragancia que desprende por la noche, que es cuando sus flores se abren. Precisamente esta característica es la que le da el nombre al arbusto.

El aroma del galán es tan fuerte por la noche al final de la primavera y durante el verano que se sobrepone al resto de los aromas del jardín, de ahí que en muchas ocasiones es la especie elegida cuando se quiere diseñar un jardín aromático o cuando se busca conseguir una buena fragancia sin utilizar otras técnicas artificiales.

Toxicidad del galán de noche

El galán de noche, por su contenido en solanina, se considera una planta venenosa. Su toxicidad se concentra en los frutos y en su savia, aunque tradicionalmente el extracto de la planta ha sido empleado como antiespasmódico y como tratamiento de la epilepsia.

La intoxicación se manifiesta fundamentalmente por desórdenes neurológicos y gastrointestinales. Entre los síntomas se incluye diarreas, vómitos, náuseas, escozor de garganta, retortijones en el estómago y vértigos. En algunas ocasiones pueden aparecer alucinaciones, parálisis, pérdida de la sensibilidad, ictericia, fiebre e hipotermia.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.