Premios @ 2
Premios @ 1
  • |
Región Digital

Pasos a tener en cuenta antes de elegir una freidora industrial

Contar con una freidora industrial dentro de un negocio aumentará la calidad de los platos.

03 mayo 2018

Las freidoras industriales se caracterizan por ser electrodomésticos que se utilizan  en la cocina para freír alimentos; al igual que existen las variantes domésticas, también están las versiones industriales. Las freidoras industriales modernas cuentan con un cestillo que sirve para poder sacar los alimentos del aceite, de esta manera el acto de freír se vuelve más eficiente y seguro. Se pueden encontrar en una gran variedad de tamaños con diferentes prestaciones: pueden ser desde tecnológicas hasta  manuales, e incluso existen aquellas que sacan el cestillo de manera automática gracias a una programación previa.

En un negocio de hostelería que se precie, es importante contar con la maquinaria adecuada a sus necesidades. De entre todos los electrodomésticos imprescindibles en este tipo de  negocio , está la freidora, ya sea eléctrica o de gas. Es un aparato muy necesario para preparar alimentos fritos de  manera eficiente y otorgándole siempre al cliente la máxima calidad en la fritura.

A diferencia de la freidora convencional que se usa en la mayoría de las casas, una freidora industrial cuenta con una serie de ventajas entre las que destacan la potencia y la capacidad.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de comprar freidoras industriales, es que hay que elegir una de alta calidad que sea de uso sencillo y rápido para que todos los trabajadores del local puedan aprender  a utilizarla.

Ventajas de usar freidoras industriales

La comida frita siempre es considerada un manjar,  más aún cuando se hace de manera correcta gracias al uso de freidoras de alta potencia como las industriales. A continuación, se enumeran algunas de las ventajas de contar con este tipo de aparato en los restaurantes:

  • El modo de cocción de los alimentos es sencillo y no requiere de excesivas atenciones.

  • El aceite salta menos, pues al ser grandes y llevar tapaderas, freír en ellas es más fácil y seguro.

  • Aunque cuesta limpiarlas más que una simple sartén, las nuevas freidoras industriales se pueden meter en el lavavajillas.

  • Gracias a su tamaño, son más grandes las comandas de comida que se pueden freír, lo cual aumentará el ritmo de los pedidos y se podrá vender más producto.

  • Cocción homogénea y rápida de los alimentos. Al introducir la comida de manera instantánea en aceite que se encuentra a una temperatura elevada, se conseguirá que estos se cocinen de manera uniforme.

  • Rapidez: se ahorra mucho tiempo, pues las freidoras siempre están listas para introducir en ellas los alimentos y gracias a las altas temperaturas la cocción es  rápida.

Consideraciones a tener en cuenta antes de elegir una freidora industrial

Comprar maquinaria de hostelería no es una tarea sencilla, pues se debe tener en cuenta una serie de requisitos para poder elegir el instrumento adecuado a las características del negocio:

Tipo de freidora

Existen dos modelos de freidoras para restaurantes comunes:

  1. Freidoras de mesa: son  aparatos más compactos y de tamaño reducido. Como su nombre lo indica, están ideadas para ir sobre  una mesa o encimera.

  2. Freidoras de pie: a diferencia de las anteriores, estas ocupan más espacio, son más grandes y se colocan como otro mueble dentro de la cocina. Son ideales para restaurantes que tienen una oferta amplia de alimentos fritos.

Es común que en restaurantes grandes donde la mayoría de su carta es de comida frita, se compren varias freidoras de pie.

Capacidad y necesidad de producción

Es necesario estudiar el volumen de comida que se desea efectuar. En el mercado se ofrecen alternativas de freidoras que soportan más de trece litros de aceite. El tamaño y la capacidad que se elijan dependerá de la cantidad que se quiera hacer por cada tanda.

Tipo de energía

Al igual que sucede con la mayoría de los electrodomésticos y aparatos de cocina, las freidoras para restaurantes pueden funcionar tanto por combustión a gas o mediante circuitos eléctricos. La diferencia principal entre ambos métodos consiste en que el primero (gas) utiliza quemadores y llamas que calientan el aceite, pero sin llegar a hacer contacto directo con él. En cambio, las eléctricas lo hierven por medio del calentamiento de paneles o resistencias que cubren el interior.

Se considera que aunque las eléctricas son más económicas, a la larga consumen y abarcan menos.

Tiempo de recuperación del aceite

Lo normal es que la temperatura del aceite baje una vez que se ha introducido la comida en él. Por eso es bueno tener presente cuánto tiempo tarda el aceite en volver a su temperatura original con el alimento dentro. Mientras antes se recupere, mejor, pues a la larga se ahorrará energía y también la comida se freirá sin cocerse..

Qué tipo de negocio se tiene

Es una cuestión obvia, pero las necesidades dependerán de qué modelo de negocio se gestione. Si es un restaurante o un bar que suele realizar muchos platos con productos fritos, tener una freidora aumentará la calidad de los mismos.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.