• |
Región Digital

Algunos consejos para ahorrar en el seguro de vida

Internet es una buena herramienta para compara las opciones que podemos encontrarnos a la hora de contratar un seguro de vida.

03 mayo 2018

El seguro de vida sirve para garantizar el sustento económico de la familia o los beneficiarios del mismo cuando el asegurado ya no esté, para proteger el patrimonio de este. Es también un documento a presentar en otras gestiones, como la contratación de una hipoteca.

Cada compañía ofrece sus pólizas, pero las garantías básicas incluyen el pago de una renta en caso de fallecimiento, además de cubrir los gastos de sepelio y del testamento. En las cláusulas complementarias, por otra parte, puede incluirse el pago de rentas por invalidez absoluta permanente.

Lo que supone tener un seguro de vida convence a esa mitad de los españoles que cuenta con uno. Existen más de 21 millones con un seguro de vida riesgo contratado, según datos recogidos en Expansión.

Pese a lo que significa tener uno, muchas veces se argumentan motivos económicos para no hacerlo, no se quiere estar pagando un seguro periódicamente durante lo que le resta de vida. Sin embargo, hay posibilidades de ahorrar.

Comparar, comparar y comparar

Los comparadores de seguro, en cada una de las parcelas, han supuesto toda una revolución, una potente herramienta para uso del consumidor. Eso, claro, siempre que trabajen con absoluta honestidad e independencia, y no medien comisiones por recomendación y contratación con las compañías aseguradoras.

El comparador muestra de una manera muy visual una lista con las compañías, los precios y las principales coberturas que incluyen, todo en una sola página. Su uso permite ahorrar tiempo al consumidor, así como tomar una decisión más acertada, porque tiene los datos a la mano, maneja la información más relevante.

Seguro-vida.ofertas10.com es una de las páginas que recoge seguros de vida baratos, que permiten al consumidor ahorrar. De hecho, los seguros de vida que destacan van desde los 42,49 euros al año por fallecimiento con Antares, a los 68,94 euros año por fallecimiento e invalidez por Allianz.

Adaptar la cobertura a las necesidades

No todo, sin embargo, es la prima. A veces el seguro más barato no cubre todas las necesidades, no cumple con las expectativas de quien lo va a contratar. Y en ese caso, a la larga, saldrá caro. Un trabajador cuyo sueldo suponga el principal sustento de la familia y cuyo trabajo tenga un algo componente de riesgo, debería contratar una póliza que le ofrezca garantías en caso de invalidez permanente o absoluta, y no solo el precio más bajo.

Los tipos de seguro de vida, de hecho, son variados. El vida riesgo, el más contratado en España, contempla una cantidad fija para los beneficiarios en caso de muerte. Es, precisamente, el que contratan las personas de las que depende el sustento de su familia, más aún si tienen deudas contraídas, como la hipoteca.

El vida ahorro, por otra parte, va en beneficio del mismo tomador del seguro, que quiere rentabilizar sus ahorros, tener algo con lo que complementar su jubilación. Entre ambas opciones está el seguro de vida mixto, que recoge una cobertura en caso de muerte además de un complemento económico en vida.

Las promociones engañan

Es habitual que las compañías aseguradoras, deseosas de captar clientes, lancen promociones con las que acaparar su interés. Sin embargo, hay que verlas con la debida suspicacia, porque normalmente incluyen cláusulas muy básicas, sin coberturas prácticamente. Eso sin contar con que, al querer contratar alguna adicional, su precio subirá de manera drástica, por lo el deseo de ahorrar, al final, saldrá caro.

Por esto y por lo anterior, merece la pena sentarse a estudiar qué es realmente lo que se necesita, y comparar prima por coberturas y no solo por importe.

Ayuda de un profesional

Es fácil perderse entre tanta información. Quienes son legos en esto de los seguros se sienten incapaces de decantarse por una opción sin que aborden las dudas sobre si realmente es realmente la mejor.

En ese caso, lo mejor es contactar con un profesional que sea mediador, alguien con experiencia y plenos conocimientos del mercado que ayude a buscar una opción lo más adaptada posible a las necesidades. Y, entre lo que haya disponible, lo que resulte más barato.

Son los mediadores, y también acompañan en el proceso de suscripción del seguro, por si existiera algún problema con la compañía. Lo ideal es contactar con ellos, si existe la necesidad, después de buscar información por cuenta propia, por ejemplo, a través de los comparadores en Internet.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.regiondigital.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.regiondigital.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.